Infracciones más comunes en relación con animales potencialmente peligrosos

La posesión de animales salvajes en cautividad, en domicilios o recintos privados, constituye un potencial peligro para la seguridad de personas, bienes y otros animales.

Por ello, y ante la alarma por ataques de perros a finales de los años noventa, en 1999 se aprobó la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

Te recomendamos leer la entrada: Tenencia de animales potencialmente peligrosos: lo que debes saber. Y te resumimos a continuación las infracciones más comunes previstas por esta normativa y sus sanciones correspondientes:

Infracciones administrativas muy graves
Llevan asociadas multas de entre 400.001 pesetas y 2.500.000 pesetas (cuantías de 1999 que pueden haber sido revisadas posteriormente). Son infracciones administrativas muy graves:

-Abandonar un animal potencialmente peligroso, de cualquier especie y cualquier perro, tanto si va identificado o no,

-Tener perros o animales potencialmente peligrosos sin licencia,

-Vender o transmitir por cualquier título un perro o animal potencialmente peligroso a quien carezca de licencia,

-Adiestrar animales para activar su agresividad o para finalidades prohibidas, o por quien carezca del certificado de capacitación,

-Organizar concursos, ejercicios, exhibiciones o espectáculos de animales potencialmente peligrosos, o su participación en ellos, destinados a demostrar la agresividad de los animales.

Infracciones administrativas graves
Llevan asociadas multas de entre 50.001 pesetas y 400.000 pesetas (cuantías de 1999 que pueden haber sido revisadas posteriormente). Son infracciones administrativas graves:

-Dejar suelto un animal potencialmente peligroso o no haber adoptado las medidas necesarias para evitar su escapada o extravío,

-Incumplir la obligación de identificar el animal o de inscripción en el Registro,

-Hallarse el perro potencialmente peligroso en lugares públicos sin bozal o no sujeto con cadena,

RELACIONADO  Residencia canina

-Transportar animales potencialmente peligrosos sin asegurar su bienestar ni la seguridad de las personas,

-Negarse o resistirse a suministrar datos o facilitar la información requerida por las autoridades competentes o sus agentes, en orden al cumplimiento de funciones establecidas en esta Ley, así como el suministro de información inexacta o de documentación falsa,

Las infracciones muy graves o graves podrán ser sancionadas con la confiscación, decomiso, esterilización o sacrificio de los animales potencialmente peligrosos, la clausura del establecimiento y la suspensión temporal o definitiva de la licencia para tenencia de animales potencialmente peligrosos o del certificado de capacitación de adiestrador.

Infracciones administrativas leves
Serán leves cualesquiera otras obligaciones de la ley que no sean graves o muy graves y llevarán asociadas multas de hasta 50.000 pesetas (cuantía de 1999 que puede haber sido revisada posteriormente).

Se considerarán responsables de las infracciones a quienes por acción u omisión hubieren participado en la comisión de las mismas, al propietario o tenedor de los animales o, en su caso, al titular del establecimiento, local o medio de transporte en que se produzcan los hechos, y en este último supuesto, además, al encargado del transporte.

Esta responsabilidad de naturaleza administrativa se entiende sin perjuicio de la exigible en las vías penal y civil.

En los supuestos en que las infracciones pudieran ser constitutivas de delito o falta, la autoridad competente podrá acordar la incautación del animal hasta tanto la autoridad judicial provea acerca del mismo, debiendo dar traslado inmediato de los hechos al órgano jurisdiccional competente.

Te recomendamos leer la entrada: Tenencia de animales potencialmente peligrosos: lo que debes saber.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 4200 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Esta entrada tiene un comentario

  1. esto no es justo

    lo de hacerle un seguro a tu perro no me parece mal, ya que por muy bien educado que lo puedas tener es un animal y nunca se sabe la reaccion que pueda tener. Pero alguien me puede explicar por qué hay que pagar una licencia a tu ayuntamiento de 90€??. Que diferencia puede haber en tener esa licencia ante los daños que pueda ocasionar tu perro. Yo creo que esa tasa es absurda e injusta, solo un robo más de los ayuntamientos de cada municipio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close