Qué es un seguro de vida

Qué es un seguro de vida

Dentro de las distintas modalidades de seguros, el seguro de vida es aquel en el que el tomador paga una prima periódicamente (generalmente de forma anual) y en caso de fallecer (o sobrevivir) la aseguradora se obliga a pagar al beneficiario del seguro (el propio tomador si sobrevive, el cónyuge o los hijos si el tomador fallece o cae inválido) la cantidad estipulada en el contrato durante el período cubierto. Por tanto, la característica fundamental de los seguros de vida es que el pago de la cantidad pactada en el contrato depende del fallecimiento o supervivencia del asegurado.

El seguro de vida es interesante para aquellas situaciones personales y económicas en las que el riesgo de desaparecer la persona asegurada en caso de fallecimiento, invalidez o accidente pueda poner en serias dificultades al resto de familiares próximos (cónyuge y/o hijos). También para aquellos padres de edad avanzada que tengan un hijo dependiente de ellos y quieran asegurarle una compensación futura en caso de desaparecer.

Es decir, el seguro de vida es ideal cuando se tienen personas dependientes (por su edad, ingresos o capacidad legal) que lo tengan difícil en caso de desaparecer el motor económico familiar, pero no lo es, por ejemplo, para una persona muy joven y soltera que se gana la vida y no tiene obligaciones patrimoniales o personales de ningún tipo (lee esto si buscas consejos antes de contratar un seguro de vida).

RELACIONADO  Opiniones sobre el empeño de vehículos: Flexicar

Seguros de vida por la cobertura

Atendiendo a su cobertura, los seguros de vida se clasifican en:

 Seguros de fallecimiento (seguros de riesgo): si el tomador del seguro fallece durante la vigencia del seguro los beneficiarios designados en la póliza recibirán el pago del capital o renta contratada. Si el asegurado llega con vida al vencimiento del contrato, éste se da por finalizado sin ninguna contraprestación por parte de la entidad de seguros.

Este seguro cubre principalmente el fallecimiento por cualquier causa (cobertura principal) y después te ofrecen coberturas complementarias (pej el fallecimiento por accidente o por accidente de circulación, por suicidio, la invalidez).

 Seguros de supervivencia o de ahorro: en esta modalidad del seguro de vida, si el asegurado vive al finalizar el contrato, se garantiza a los beneficiarios el pago del capital o de una renta contratada. Entre las figuras más conocidas de estos seguros de ahorro están los Unit Link, los Planes de Previsión Asegurados (PPA) y los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS).

 Seguros mixtos: esta modalidad es un híbrido de los seguros de fallecimiento y de ahorro. La aseguradora garantiza el pago de un capital a los beneficiarios al fallecimiento del asegurado, o bien al vencimiento del seguro si en esa fecha vive el asegurado.

Seguros de vida por el tipo de beneficiario

En la actualidad suele haber dos tipos de beneficiarios de los seguros de vida con modalidad por “fallecimiento”: la familia y los bancos que conceden préstamos de gran importe y duración, como forma de asegurarse la entidad del cobro de la deuda hipotecaria en caso de fallecimiento del prestatario. Ojo, porque no es válido afirmar que disponemos de un seguro de vida con el contrato de préstamo hipotecario y estamos cubiertos de cualquier desgracia. Será el banco el beneficiario en caso de muerte del asegurado, no los familiares herederos (de los derechos y obligaciones del fallecido).

RELACIONADO  Qué requisitos hay que cumplir para que te indemnice el Consorcio de Compensación de Seguros

¿Es necesario un reconocimiento médico?

En general, a partir de los 40 años y si la cantidad asegurada es suficientemente alta (por encima de los 100.000 euros), las aseguradoras querrán evaluar la situación del tomador asegurado antes de conceder el seguro. Esto se suele realizar mediante un cuestionario de salud con una autoevaluación sobre el tomador, su estado de salud y antecedentes o bien mediante un reconocimiento médico exhaustivo que suele financiar la compañía aseguradora.

En el primer caso, si mentimos o no decimos toda la verdad respecto a nuestro estilo de vida, hábitos, salud o antecedentes, en caso de siniestro (invalidez o fallecimiento), la aseguradora podría demostrar el engaño y no indemnizar a los beneficiarios.

¿Tienes coche? Lee esto

Consumoteca te presenta la guía definitiva para la compra o reparación de tu coche con garantías

Este libro repasa y soluciona 53 situaciones problemáticas cuando compras un coche nuevo, un coche de ocasión a un particular o un compraventa y cuando lo llevas a reparar a un taller. 225 páginas para que puedas decir ¡Jo, qué coche! Disponible en Amazon pastas blandas o Kindle.

  • 225 páginas
  • 53 casos reales de tribunales
  • Pastas blandas / Kindle

Martin Ruiz Felipe

Especialidad en Seguros. Experto en Prevención de Blanqueo de Capitales. Soy Licenciado en Derecho por el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.Actualmente trabajo como Letrado en el Departamento de Compliance de una entidad de seguros lider en su sector.Ofrezco asesoramiento jurídico en la aplicación/interpretación del contrato de seguro en sus diferentes modalidades.Colaboro porque presté mis servicios profesionales durante seis años en la asesoría jurídica de la Organización de Consumidores y Usuarios, y tengo una clara sensibilidad en los asuntos de protección al consumidor y la defensa de sus legítimos intereses.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close