Consejos infalibles para ahorrar en suministros energéticos

En este momento estás viendo Consejos infalibles para ahorrar en suministros energéticos
Consejos para ahorrar

Cada fin de año afrontamos desembolsos importantes que merman nuestra economía familiar. A las compras de finales de noviembre con motivo del Black Friday, se le unen los regalos y compras con motivo de la Navidad y el Año Nuevo. Y por si no fuera poco, llega enero con subidas en todo tipo de productos y servicios. Por eso no es de extrañar que ya sea tradición referirse al primer mes del año con el identificativo de la «cuesta de enero». Si te preocupa tu cartera, toma nota de estos consejos para ahorrar dinero en algunos ámbitos de tu consumo. Son consejos que no fallan nunca y te ayudan a encarar el nuevo año sin pestañear.

Los suministros, ese gasto imprescindible

Una de las partidas de gasto más importantes de las familias aparte de la vivienda son los suministros. El agua, la luz, el gas o el teléfono nos hacen la vida más fácil y llevadera. De todos ellos, la energía es un recurso básico que necesitamos para poder vivir decentemente. La electricidad necesaria para hacer funcionar cualquier electrodoméstico (calefacción eléctrica, televisión, lavadora, frigorífico, etc.) está viendo sus precios subir los últimos meses. Por eso es uno de los aspectos en los que centrarnos si queremos reducir nuestro recibo de la luz.

  • Escoge las bombillas y lámparas led, que son más eficientes, aunque sean un poquito más caras. Esto nos ayudará a ahorrar en las facturas de luz.
  • Apuesta por electrodomésticos con la mayor eficiencia energética: la etiqueta energética nos informa de los electrodomésticos con un consumo más económico. Comprar aparatos con calificación A+++ en su etiqueta energética es bueno para tu bolsillo y bueno para el medio ambiente.
  • Los termos eléctricos son uno de los electrodomésticos que más consumen energía, por eso es muy buena idea apostar por los programables. De esta forma solo consumirán la energía en las horas que tú prefieres, que pueden ser franjas horarias donde te resulte más barato el consumo de electricidad.
  • Los hornos también son electrodomésticos que tienden a consumir bastante energía por lo que es interesante fijarse en la etiqueta de eficiencia energética antes de comprarlos. También, usarlos durante las franjas en las que menos nos cueste la energía.
  • Usa el agua caliente con prudencia, en combinación con la programación de tu termo. Verás rápido los resultados.
  • Estudia las distintas propuestas energéticas de las comercializadoras de luz para tu hogar con el fin de encontrar la que mejor se adapte a tus preferencias.
  • También puedes optar por bajar la potencia base de tu suministro de energía que viene marcada por defecto por un parámetro de tu factura de la luz: el término de potencia contratada. En algunas ocasiones este parámetro se puede bajar sin que afecte a la capacidad de respuesta de nuestro hogar. Una vez bajada la potencia contratada, tendremos que usar los aparatos eléctricos con inteligencia para no usarlos todos a la vez. Si lo hacemos, ahorraremos algo en la parte fija de la factura eléctrica.

En cuanto al ahorro de agua, se suele aconsejar usar la lavadora más llena de ropa en vez de a media carga. Y por supuesto, hacerlo con programas de lavado más cortos y a una temperatura intermedia. Esto disminuirá la factura del agua.

Si vienes comprando agua embotellada porque el agua de grifo no tiene la mejor calidad, prueba con una jarra de agua con filtros tipo Brita y compañía. Al pasar el agua por un filtro queda depurada y ahorras la generación de envases de plástico del agua embotellada. Una alternativa a estas jarras filtradoras sería un sistema de filtración adherido a tu instalación de agua

Optimizar el gasto en alimentación

El aspecto en el que el ahorro se hace más notable es en las acciones que tomamos para ser más eficientes energéticamente.

Otro de los consejos para ahorrar que no fallan es comprar en mercados y supermercados de proximidad en vez de tomar el coche para ir a llenar la despensa. Comprar a diario solo lo que se necesita nos ayuda también a disminuir el consumo y a reducir la merma y despilfarro de alimentos caducados en nuestra despensa.

Sencillas, pero eficaces, todas estas ideas van a suponer un ahorro bastante importante en tu cartera.

Además, nuestra sociedad ve como gesto aceptable llevarse la comida sobrante en un restaurante a casa para evitar que acabe en el cubo de la basura. O acudir al mercado con sus propios envases para que nos los llenen in situ, evitando el recurso a envases y embalajes.

Si aún no has comprado los regalos de Navidad ten en cuenta este consejo para ahorrar

Si aún no has comprado todos tus regalos, es un buen momento para pararse a reflexionar antes de seguir gastando y buscar formas de ahorrar.

Una buena forma de regalar ahorrando es enfocar los regalos a lo práctico. Es decir, unas zapatillas nuevas pueden ser tan útiles como bien recibidas. De esta forma, compramos para cubrir necesidades básicas.

¿Alguien en casa lleva aparatos? Un irrigador bucal es perfecto para toda la familia, por poner un ejemplo más claro de regalo práctico que todos pueden usar. Esta filosofía es muy interesante porque cambia totalmente la perspectiva de las compras navideñas: de comprar para agradar, hemos pasado a comprar para proteger.

Comprar para cubrir necesidades cumple la doble función de agradar a la persona que recibe el regalo a la vez que se encuentra una solución funcional.

Otros consejos sencillos para ahorrar

Con unos sencillos trucos para ahorrar en gastos, lograrás hacer mucho.

Se podría escribir un libro con todos los recursos que existen para ahorrar en la actualidad con gestos sencillos, de hecho, los hay. Uno de los consejos para ahorrar en nuestra economía personal más simple y efectivo es tener una libreta de gastos donde apuntemos todo aquello que compremos.

Prueba el primer mes, que será de tanteo. Al finalizar, podrás apreciar claramente todos los gastos invisibles que tienes, es decir, los que no son urgentes ni importantes. Incluso innecesarios. Con esta información puedes controlar minuciosamente tu economía de forma muy sencilla y ahorrar.

Con lo que ahorres, puedes invertir en plataformas especializadas o hablar con tu banco para ver de qué manera puedes rentabilizar tus esfuerzos.

Danos tu opinión

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.