Qué tener en cuenta al elegir un suelo para un negocio

Qué tener en cuenta al elegir un suelo para un negocio
Suelo con baldosas de PVC ultraresistente

Si eres el responsable de un negocio o actividad industrial sabes lo exigente que es la normativa que lo regula en todos los sentidos: horarios de apertura al público, higiene de las instalaciones, seguridad de los empleados y de los clientes, resistencia, capacidad anti-deslizante, etc.

Si te estás planteando cambiar el suelo de tu negocio por una solución definitiva que cumpla su normativa sectorial, una buena solución son las baldosas ecológicas de empresas como EcoSuelosPVC. Se trata de baldosas resistentes fabricadas con material reciclado que cuentan con un diseño sin juntas ni fisuras para evitar la acumulación de suciedad. El suelo se instala de forma flotante, mediante un simple “clic” y proporciona aislamiento térmico e insonorización para los usuarios y vecinos. Además se trata de suelos con un alto coeficiente de resistencia a todo tipo de tensiones a que sean sometidos. Estas baldosas tienen varios acabados (liso o granulado) y se ofrecen en colores negro o antracita.

Tipos de negocios

Ejemplos de negocios que requieren de un solado especial son las:

-Las industrias alimentarias y cocinas industriales: el suelo de cualquier negocio industrial alimentario, con venta al por menor al público o no (una pastelería, un horno de pan, una fábrica de alimentos envasados), debe ser estanco a los líquidos. También debe cumplir las normas HACCP / APPCC (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control), que incluyen objetivos de higiene y limpieza, ser antideslizante (incluso mojado), ser resistente a la presión y el fuego y ser insonorizado para evitar ruidos a los vecinos.

-los talleres de reparación de vehículos y garajes: el suelo de cualquier instalación de vehículos debe tener la combinación de elasticidad e insonorización para evitar la contaminación sonora y generar un ambiente agradable para los empleados y vecindario. También es importante que el suelo aguante una gran capacidad de carga en movimiento (tracción) y resistir la caída de herramientas y líquidos de todo tipo (aceites, lubricantes, grasa, abrasivos, etc.).

-Los gimnasios e instalaciones deportivas: estos suelos deben ser resistentes, antideslizantes, fáciles de limpiar y cómodos al paso de los usuarios. Las baldosas de los gimnasios deben soportar la carga de las máquinas de pesas sin romperse ni dañar el pavimento. Además son baldosas resistentes al “punzonamiento” y que ayudan a reducir el riesgo de lesión a los usuarios por un menor impacto sobre las articulaciones.

-Suelos para guarderías y colegios: este suelo, además de reducir el riesgo de golpes de los pequeños, es interesante que se limpien muy bien, que no acumulen polvo y suciedad en sus juntas y que las baldosas no contengan ftalatos para evitar la toxicidad de los niños.

-Las cámaras frigoríficas: el suelo de una cámara frigorífica debe admitir el trabajo con maquinaria pesada y el transporte de palets, resistir agentes químicos y ser aislante para conservar el frío y preservar alimentos, químicos y otras sustancias. Esta capacidad aislante la asegura el hecho de que son suelos sin juntas ni solapes ni cualquier otro elemento que perjudique la maquinaria que transporta los productos.

-Suelos PVC para oficinas: el suelo PVC para oficinas es resistente al agua y al fuego, y tiene la rigidez suficiente ante la abrasión y el desgaste.

Factores a tener en cuenta

Los principales factores que tienes que tener en cuenta antes de elegir el tipo de suelo de tus instalaciones, precio aparte, son estos:

  • Estética de las losas que compongan el suelo.
  • Capacidad de instalación rápida y fácil sin necesidad de interrumpir la actividad principal. Elige un sistema de baldosas de instalación rápida mediante “clic” para trabajar sobre continuo, sin parar tu proceso productivo.
  • Capacidad antideslizante del material, incluso estando el suelo recién fregado o húmedo.
  • Resistencia a la abrasión, los impactos por caída de herramientas de trabajo o la tracción. Imagina un taller de reparación con coches entrando y saliendo en todo momento del local.
  • La resistencia estructural y a la fatiga de los materiales por desgaste.
  • Impermeabilidad al agua, aceites, grasas minerales y cualquier otro tipo de agente químico y facilidad de limpieza.
  • Que no se produzca polvo ni suciedad, gracias a sus juntas continuas.
  • Tener propiedades higiénicas y sanitarias.
  • Aislamiento eléctrico o buena conductividad eléctrica y resistencia al fuego (suelo ignífugo).

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 4300 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close