Mercedes CLA Shooting brake

Mercedes CLA Shooting brake
Mercedes CLA Shooting brake

En Consumoteca tenemos una sección dedicada a casos reales. Aquí te contamos el caso de José Javier de Sevilla quien nos relata los problemas que está teniendo con el encargo al concesionario de un Mercedes CLA Shooting brake, una vez que se ha enterado de que su familia, contra todo pronóstico, va a crecer más de lo esperado, y el coche encargado ahora se le antoja pequeño para tanta prole.

El caso de José Javier

José Javier nos escribe para contarnos esto:

Buenos días,

El caso es que tengo pedido desde agosto un Mercedes CLA Shooting brake. Hace dos semanas que puedo empezar a seguir la fabricación, aún no ha entrado en producción.

El tema es que mi mujer esta embarazada de nuevo, nos ha llegado por sorpresa, y ya tenemos dos niños pequeños de 6 años y de 8 meses. Como comprenderéis el shooting brake me va a ir muy muy justo para tres niños pequeños. He visto el Modelo GLB de 7 plazas y nos encajaría perfectamente.

Ahí viene mi duda, ¿creéis que el concesionario puede parar la producción del shooting brake si les compro un GLB? Cuando lo pedí di 4.000 € de paga y señal y no quiero perderla.

La verdad no esperábamos que se quedase embarazada y ahora tenemos un disgusto con el coche pedido pues ya no se amolda a nuestra necesidades. Llamé al vendedor pero están de vacaciones esta semana, ¿pensáis que en el concesionario pueden parar la producción del vehículo si aún no ha entrado en producción?

Por cierto, el concesionario no es de mi ciudad y todo el papeleo ha sido por emails y whatsaps, tengo numero de pedido pero en ningún sitio me pone la fecha de entrega que se ha demorado muchísimo, ya que me dijeron que 3/4 meses y ya vamos por los 5 meses, ¿puedo hacer algo al respecto?

Muchas gracias por la respuesta, se agradece mucho ya que el asunto me tiene en un sin vivir.

Respuesta de Consumoteca

La verdad es que José Javier tiene un problema: ha encargado a fábrica un modelo de coche ya de por sí caro y personalizado a su gusto, para lo cual ha comprometido la entrega de un señal (bastante elevada) de 4.000 euros. La señal se comporta como unas arras y su principal efecto es el de comprometer al comprador a continuar la compraventa a riesgo de perder la cantidad entregada si desiste de la finalización del contrato.

Una vez formalizado el contrato, sus circunstancias personales han cambiado y el modelo de coche ha dejado de ser acorde para sus nuevas necesidades familiares. Y otro modelo de coche de ese mismo concesionario Mercedes podría ser su solución. Pero el coche original ya está encargado.

En esta situación, lo más importante es que José Javier se siente con el director comercial del concesionario o su gerente y le explique la verdad de lo sucedido, que es muy comprensible. Hay dos hechos que podrían “ablandar” la posición del concesionario. La primera es que el coche no haya entrado a fabricarse y pudiera detenerse su preparación. La segunda que el coche ya esté en fabricación o incluso de camino al concesionario pero no esté matriculado aún. La tercera es la capacidad de dar salida al modelo concreto de coche que José Javier encargó, que siendo un CLA Shooting Brake, puede que no sea mucha ni muy fácil (o puede que sí).

En estos casos, sobre todo si el coche aún no está matriculado, aún queda margen para negociar. Probablemente en el concesionario le puedan dar salida al coche encargado a través de otro concesionario o dejándolo en exposición. Y posiblemente puedan ofrecer a José Javier otro modelo más acorde a su nueva situación particular, siempre que el PVP y el margen del modelo sustitutivo les pueda encajar a ellos.

Por último, en la negociación siempre se podría argumentar que el concesionario ha incumplido la formalidad de indicar una fecha de entrega (como es habitual) y que no ha respetado ningún plazo y hay bastante retraso en la entrega sobre la fecha prevista. Pero estos dos argumentos son poco contundentes ya que el problema de fondo es que el comprador ha hecho un encargo a medida y ahora se quiere retraer de su compromiso o hacer un cambio sustancial en las condiciones de compraventa inicialmente pactadas en agosto.

Consejos para navegantes

Cuando te vas a comprar un coche (nuevo encargado a la fábrica), lo más importante, ya que no tienes nada es dar la señal más baja posible o pactar su devolución bajo determinadas situaciones como retrasos importantes o durante un plazo preacordado con el concesionario y firmado por ambas partes. En ninguna parte ni ninguna ley se dice o se obliga a desembolsar un determinado importe de señal así que lo primero que has de saber es que es una cantidad negociable. Y cuanto menor mejor, ya que si te tuvieras que echar para atrás al menos perderías una pequeña cantidad.

En cuanto al tipo de señal, es bueno que sepas que hay en Derecho tres tipos de arras o señales (arras confirmatorias, arras penales y arras penitenciales) y que en el contrato que celebres con el concesionario deberías intentar aclarar de cual de las tres se trata.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú