5 consejos para escoger correctamente una grúa de bipedestación

5 consejos para escoger correctamente una grúa de bipedestación
Silla de ruedas PMR aparcamiento adaptado

Grúa de bipedestación

La vida está llena de altibajos. Nos ofrece grandes momentos de alegría y bienestar al tiempo que a veces también nos sorprende con lo peor. Un accidente o, simplemente la senectud, nos pueden dejar en una silla de ruedas, necesitados de asistencia en adelante. En este post vemos las opciones de grúas domiciliarias (grúas de bipedestación) disponibles en ortopedia para hacer la vida del paciente y su entorno más llevadera.

Grúa de bipedestacion Elektra 160 Ortopedia Mimas
Grúa de bipedestacion Elektra 160 Ortopedia Mimas

Vivir con limitaciones de movilidad

El envejecimiento, una enfermedad o lesión nos pueden dejar secuelas. Una de ellas es quedarnos postrados en una silla de ruedas con una movilidad seriamente comprometida.

El usuario postrado en una silla de ruedas, sobre todo si es consciente de su padecimiento, tiene que asumir que su vida normal va a ser muy diferente. Sobre todo si discapacidad es altamente impeditiva y no le permite realizar con normalidad su vida diaria.

Actividades de la vida diaria

Las actividades de la vida diaria (AVD) son todas aquellas tareas que realizamos a diario y que nos permiten vivir de forma autónoma e integrada en nuestro entorno familiar y social.

Levantarse de la cama, ducharse, prepararse un desayuno o hacer una llamada telefónica son actividades instrumentales de la vida diaria, como también se conoce a las AVD.

Para el entorno familiar y asistencial del paciente que es quien deberá facilitar al usuario estas actividades surgen nuevos retos. La higiene personal, la movilidad o los cuidados de una persona que no puede colaborar en su movilidad por estar impedida son difíciles. Es el momento de recurrir a las ayudas técnicas de la ortopedia. En concreto a las grúas domiciliarias.

La grúa de bipedestación

Una grúa de bipedestación es una grúa domiciliaria ideada para levantar personas sin esfuerzo y poder trasladarlas a cualquier parte de la casa o incluso a un automóvil.

En geriatría y accidentes graves se trata de una solución que facilita el cambio de pañales del anciano o paciente. De hecho, una de las funcionalidades más apreciadas de las grúas por los cuidadores es cómo facilitan el cambio de un pañal sin esfuerzo.

Las grúas suelen ser plegables y más ligeras de lo que aparentan al estar fabricadas en metales ligeros como acero o aluminio. Sus ruedas dobles distribuidas por varios puntos, le dan mucha movilidad y hacen liviana cualquier carga.

Grúa de bipedestación Elev-Up e150 Ortopedia Mimas
Grúa de bipedestación Elev-Up e150 Ortopedia Mimas

Cómo funciona

Su funcionamiento es sencillo. Se sitúa la grúa frente al usuario, bien cerca gracias a sus dos patas a modo horquillas, con el ancho y altura suficientes como para evitar un váter o los bajos de un coche al que se quiere acceder.

Una vez situada en su lugar la grúa, se fijan sus ruedas para que no se pueda mover y se sitúan los pies del usuario en la plataforma. Se acciona el mando a distancia, y la grúa, que dispone de una batería alimentada por energía eléctrica, suavemente bascula para ponerse a la altura del usuario gracias a su pistón eléctrico.

Se pasa un arnés de seguridad por la espalda del usuario y se fija tanto a este como a la grúa. El usuario sitúa sus manos en las empuñaduras de la parte móvil de la grúa, y comienza la maniobra de izamiento (llamada “ciclo” por los más técnicos).

En apenas unos segundos, el arnés tira del usuario a una posición más o menos erguida, se liberan las ruedas de la grúa y se puede desplazar el conjunto por la casa o hacia un vehículo, con total ligereza.

Necesidad de tono muscular

Ahora bien, el usuario debe ser capaz de tener el tono muscular necesario en sus piernas para fijar los pies y rodillas en la base de la grúa y mantenerse en pie, aunque sea con la ayuda del arnés. Es decir, que tiene que ser capaz de aguantar su peso con sus piernas.

Consejos para escoger una grúa de bipedestación

Si tienes que elegir una grúa de bipedestación te damos cinco consejos importantes.

Capacidad de izado

Estas grúas están ideadas para levantar personas dentro de franjas normales de peso. Las más sofisticadas pueden levantar hasta 180 kilogramos con tan solo 20 kilos de peso (las grúas más económicas pesarán entre 40 y 50 kilogramos y levantarán unos 140 kilogramos).

Pero si el usuario excediera este peso máximo sería necesario comunicarlo en la ortopedia, de manera que nos informen sobre grúas reforzadas.

Dimensiones del conjunto, movilidad y estabilidad

Infórmate sobre las dimensiones (ancho, alto y fondo) de la grúa desplegada y plegada. Comprueba que no haya en tu domicilio partes de la casa por las que la grúa no pueda pasar, incluidos desniveles, escalones, rampas pronunciadas, etc.

Infórmate sobre si es plegable y comprueba tú mismo/a que una vez plegada para su transporte te cabe en el maletero del coche.

En cuanto a la movilidad y estabilidad, lo mejor es hacer una prueba dinámica con un usuario en la tienda. Cuanto mejor estén distribuidas las masas de la grúa menor el esfuerzo para desplazarla de forma segura por una superficie.

Seguridad y comodidad

La mejor grúa de bipedestación es la que ofrece total seguridad y comodidad al usuario y a la persona cuidadora. También ofrecerá una velocidad de elevación aceptable y dispondrá de un botón de parada de seguridad en caso de emergencia. Y su batería durará un gran número de ciclos de elevación sin necesidad de ser recargada.

Fíjate a cámara lenta en una operación de izado dónde apoyan los pies y las piernas del usuario. Y dónde y cómo apoya sus manos para colaborar en la tarea. Pregúntale si está cómodo y sus sensaciones “a bordo”.

Fíjate también en las dimensiones del arnés y en la calidad de los enganches a la grúa. El arnés, ¿es cómodo y envuelve debidamente al usuario para la fortaleza de sus piernas? ¿Permite cambiar un pañal? ¿Se puede lavar en caso de mancharse? Los enganches a la grúa cuando se transporta al usuario, ¿son fuertes? ¿aguantarán cientos de ciclos sin deteriorarse?

Calidad de los materiales, mantenimiento y piezas de repuesto

Infórmate sobre la estructura de la grúa. Es mejor una grúa formada por partes individuales independientes plegables o fijadas al conjunto con tornillería, que una estructura a base de soldadura. Pregunta sobre los materiales: ¿acero, aluminio? ¿Son ligeros? ¿Se oxidan con el tiempo? ¿Aguantan bien el agua y las salpicaduras?

En cuanto a las piezas de repuesto y mantenimiento, infórmate sobre su disponibilidad a medio plazo. Mejor una solución de un fabricante nacional o europeo que un equipo sofisticado traído de lejos si necesitamos disponer de piezas de repuesto en el futuro.

Precio

El precio de las grúas de bipedestación puede variar entre los 1.000 y los 4.000 euros en función de la calidad de los materiales con que esté hecha y de su funcionalidad (seguridad, comodidad, velocidad de accionamiento, etc.).

Como puedes ver, elegir una grúa de bipedestación no es tarea fácil. La mejor recomendación es ponerse en manos expertas. Las ortopedias son establecimientos con profesionales a tu disposición para buscarte la mejor solución a tus necesidades.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.