Tratamiento de bolsas en los ojos: Así es la blefaroplastia

En este momento estás viendo Tratamiento de bolsas en los ojos: Así es la blefaroplastia
Mujer pensativa (Engin Akyurt Unsplash)

La cirugía plástica ocular, también conocida como oculoplastia, es una subespecialidad oftalmológica dedicada a corregir todas las patologías estéticas y funcionales relacionadas con las estructuras faciales perioculares (los párpados, la órbita y las vías lagrimales, así como de la parte media y superior del rostro).

El interés por la cirugía plástica ocular, que desempeña un papel importante tanto en el ámbito de la belleza como en el de la salud ocular, ha aumentado considerablemente en los últimos años. No es de extrañar teniendo en cuenta que los primeros signos de envejecimiento suelen evidenciarse en la zona que rodea los ojos. Y se manifiestan principalmente en forma de bolsas.

Las bolsas en los ojos son un problema común que experimentan muchas personas, especialmente a medida que envejecen. Con el paso del tiempo, los tejidos y los músculos alrededor de los ojos tienden a debilitarse, lo que provoca que la grasa se mueva desde la órbita hacia adelante, acumulándose alrededor de los ojos y formando las bolsas en el párpado inferior y superior. El exceso de grasa y piel hace que la mirada pierda vitalidad y, al mismo tiempo, otorga un aspecto cansado y envejecido.

Esto hace que muchas personas no se sientan a gusto con el aspecto de sus ojos. Cuando aparecen las bolsas en los ojos, la única manera de eliminarlas es de forma quirúrgica. La blefaroplastia es la técnica quirúrgica encargada de corregir las bolsas debajo de los ojos.

¿Qué es la blefaroplastia?

Hoy en día, la blefaroplastia es la técnica quirúrgica más demandada dentro de la especialidad de cirugía plástica ocular. Esta cirugía de carácter no invasivo corrige las bolsas en los párpados, así como el exceso de piel de esta zona de la mirada.

Dependiendo de cada caso, la blefaroplastia se puede realizar tanto en los párpados superiores como inferiores, e incluso en ambos párpados. El procedimiento consiste en reducir el volumen de la bolsa del ojo a través de una pequeña incisión en el pliegue natural del párpado superior o dentro del párpado inferior.

Tras extraer la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados, el cirujano plástico rellena la ojera moviendo y colocando la grasa extraída del párpado en el lugar deseado. De esta forma, la blefaroplastia aporta volumen a la zona y proporciona al rostro un aspecto descansado sin dejar ningún tipo de marca visible.

La blefaroplastia es una cirugía compleja, por lo que debe llevarse a cabo en una clínica oftalmológica con experiencia en este tipo de cirugías para minimizar los riesgos asociados y obtener buenos resultados posoperativos.

La mayoría de las personas que acuden a las clínicas oftalmológicas lo hacen por una cuestión estética, principalmente para corregir el aspecto de la mirada. Sin embargo, además de corregir las bolsas debajo de los ojos, la blefaroplastia también puede llevarse a cabo para que la posición de los párpados no afecte a la visión periférica o lateral.

En cualquiera de los dos casos, este procedimiento suele asociarse a otras técnicas de cirugía estética para maximizar sus efectos, como el peeling químico o el resurfacing con láser.

Danos tu opinión

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3800 contenidos y 8500 comentarios a pie de post, te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.