¿Por qué debes consumir jamón ibérico?

En este momento estás viendo ¿Por qué debes consumir jamón ibérico?
Jamón ibérico y lomo

De todas las razas porcinas, la raza de cerdo ibérico es la fuente original del jamón ibérico. El cerdo ibérico se cría en completa libertad en las dehesas cordobesas donde pacen dando lugar a un producto de alta calidad. Otros factores que contribuyen a que su jamón sea un producto único y exquisito son la alimentación y el proceso de curación de este jamón que se extiende entre 8 y 36 meses.

El jamón ibérico de los Pedroches se distingue de su competencia por su textura, olor y sabor característicos e identificables. Su sabor tiene ligeros matices a las bellotas del Valle de los Pedroches que han alimentado al cerdo durante su crecimiento y a su actividad física en plena libertad en campo abierto.

La raza de cerdo ibérico es la fuente del jamón ibérico. Ninguna otra. Se suele clasificar en función de la cantidad de bellotas que haya comido el animal, antes de ser sacrificados.

Las diferencias entre el jamón ibérico y el serrano se centran en la raza del cerdo. El jamón serrano se obtiene a partit de cerdos blancos mientras que el ibérico se produce exclusivamente a partir de cerdos de la raza ibérica.

El jamón es uno de los productos más destacados de la gastronomía mundial y se prepara artesanalmente con los cuartos traseros del animal.

No obstante, a diferencia del jamón serrano, el jamón ibérico solo se produce en España y Portugal.  Esto es así por varios motivos: se trata de una raza autóctona de estos dos países, hay grandes extensiones de dehesas y un clima ideal para el desarrollo de las piaras.

El cerdo ibérico, un animal de la raza porcina, es único en la Península Ibérica y solo puede darse aquí. Además, solo estos países cuentan con las condiciones climáticas y las bellotas adecuadas para producir jamón ibérico.

Incluye el jamón ibérico en una dieta saludable

Los jamones ibéricos son sinónimo de calidad en la alimentación. Están elaborados de manera artesanal e incluirlos en la dieta es una muy buena idea porque su composición química ayuda a las funciones básicas del organismo.

El jamón ibérico es rico en proteínas y contiene las vitaminas E y del grupo B (B1, B6 y B12). Estas contribuyen a la formación de los glóbulos rojos y de nuevas células de los tejidos. Al ser también rico en hierro y ácido fólico previene la anemia y ofrece un gran aporte energético al organismo.

También tiene cobre, hierro, calcio, magnesio, zinc, selenio, fósforo y aminoácidos esenciales. Todo esto lo convierte en un alimento antioxidante y cardio saludable siempre y cuando se ingiera en porciones adecuadas.

Fuente de jamón ibérico
Fuente de jamón ibérico

Estos son los 10 principales beneficios de comer jamón ibérico

  1.  Alto valor biológico: como es rico en proteínas proporciona toda la energía para alimentar el organismo.

  2. Aliado del corazón: porque contiene ácidos grasos saludables como el oleico. Mejora el HDL o colesterol bueno y mantiene a raya el LDL o colesterol malo. Además, su cantidad de grasa no es tan alta como se cree. Solo tiene 40% y se trata de grasas equivalente al aceite de oliva, aguacate, nueces y otros frutos secos.

  3. Combate la depresión, el estrés y la ansiedad: al tener mucha vitamina B1 y triptófano, el jamón ibérico (y también el serrano) ayuda a personas con ansiedad, estrés o depresión. Estas sustancias ayudan a producir las hormonas que controlan el estado de ánimo.

  4. Es de fácil digestión porque no tiene preservantes ni químicos tóxicos.

  5. Es bueno para el estómago y facilita la absorción de proteínas, ya que contribuye con las peptidasas en la digestión de los alimentos proteínicos.

  6. Vitaminas del grupo B: sin las vitaminas B1, B3 y B6 es imposible el crecimiento y formación de todas las células del cuerpo y de la producción de la sangre.

  7. Rico en polifenoles: estas sustancias son potentes antioxidantes y antiinflamatorios naturales que previenen todo tipo de enfermedades, sobre todo las cardiovasculares.

  8. Aporta minerales: su alto contenido de fósforo, zinc, potasio, selenio, magnesio y fósforo contribuye con innumerables funciones orgánicas que necesitan de estos compuestos para realizarse con éxito.

  9. Ayuda a prevenir la osteoporosis: gracias a sus niveles de calcio, hierro y proteínas en una ración de 30 gramos ayuda a que los huesos no se debiliten. También previene la fatiga y la anemia.

  10. Bajo en carbohidratos que se metabolizan como la glucemia y causa problemas de salud metabólicos.
5/5 - (1 voto)

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3800 contenidos y 8900 comentarios a pie de post, te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.