Las sardinillas: un alimento imprescindible en tu dieta

En este momento estás viendo Las sardinillas: un alimento imprescindible en tu dieta
Lata de sardinillas en aceite de oliva (Fuente: Real Conservera)

Durante siglos las sardinillas han sido un alimento básico en las cocinas de casi cualquier parte del mundo. Ya se sirvan frescas o en lata, no hay duda de que estos pescados son bien apreciados por su buen sabor, excelente precio y su gran aporte nutricional. No en vano, las sardinillas tienen un alto contenido de Omega 3, lo cual te ayudará a reducir el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares.

Asimismo las sardinillas también contienen otros nutrientes esenciales para tu cuerpo como vitaminas, proteínas y minerales. Sin duda, las sardinillas y sus hermanas de mayor tamaño, las sardinas, son uno de los alimentos más completos que deber incorporar a tu dieta desde hoy.

Conozcamos mucho más sobre los valores nutricionales de este pescado y por qué es tan importante consumirlo regularmente.

Las sardinillas

Las sardinillas son pequeños peces de color plateado del orden de los Clupeiformes, que, junto con sardinas, arenques y alosas forman parte de los pescados azules que viven en el mar.

Las sardinas y sardinillas pertenecen a la misma especie, diferenciándose únicamente por su tamaño y calibre. Obviamente, para la industria conservera y los consumidores, las sardinillas son mucho más fáciles de comprar y consumir por su tamaño pequeño que cabe mejor en una lata para su consumo inmediato por una o dos personas.

Como hemos dicho, el hábitat de estos peces es la mar abierta donde suelen nadar en grandes bancos de peces, sincronizando su nado en forma de cardumen (todo un espectáculo de la naturaleza).

En concreto, las sardinillas abundan principalmente en el océano Pacífico o en el Atlántico. Y también, por fortuna, en España, donde puedes disfrutar de ellas, ya que se encuentran también en el Mar Mediterráneo.

Como alimento, las sardinillas son una fuente de nutrientes muy popular debido a sus importantes propiedades nutricionales. Además, a diferencia de otros peces, los niveles de mercurio presentes en su organismo son significativamente bajos ¡gracias a que se alimentan únicamente de plancton!

Como vemos a continuación, se trata de un alimento ideal que, sin duda, debes considerar incluir en tu menú.

Ventajas nutricionales

Es un hecho comprobado: las sardinillas son unos de los alimentos que más nutrientes esenciales aporta a tu organismo. De hecho, gracias a sus propiedades, con frecuencia es recomendada para ser incluida en la dieta diaria.

Particularmente, este pequeño pez, puede aportar grandes beneficios a tu salud, a través de sus nutrientes. Ahora sí, veamos sus ventajas nutricionales más importantes:

Ricas en Omega 3

El Omega-3 es un tipo de ácido graso poliinsaturado de cadena larga y muy larga que fortalece nuestras neuronas al tiempo que previene el accidente vascular del corazón. Además, este nutriente ayuda con la reducción de grasa en la sangre en forma de triglicéridos. Como resultado, reduce el riesgo de acumular grasa en las paredes arteriales.

Estas grasas se encuentran en alta proporción en algunos mariscos, algunos vegetales y, por supuesto, en los tejidos del pescado azul como el de las sardinillas.

Como el organismo por sí sólo no es capaz de producir este tipo de nutriente es bueno obtenerlo de fuentes alternativas, y en este caso, la sardinilla es una excelente opción para obtener Omega 3.

Vitaminas

Las vitaminas B12 y vitamina D provenientes de las sardinillas son ideales para proteger a tu corazón y para proporcionar energía necesaria para tu cuerpo.

Minerales

Las sardinillas son una fuente natural de calcio. Por lo que es ideal para tener una dieta balanceada y para la salud de tus huesos. Aunque, también, contienen otros minerales como: Potasio, magnesio, Zinc, hierro, fósforo, entre otros.

Proteínas

Otra de los aportes de las sardinillas a tu cuerpo son las proteínas. Se trata de un nutriente esencial, para transporte, oxígeno, producción de anticuerpos y el desarrollo muscular.

Tipos de sardinillas por variedad

Este pequeño pescado azul proviene de una gran familia distribuida por los mares de casi todo el mundo. Pero dentro de la misma, podemos encontrar distintas sardinillas. Veamos la variedad de sardinillas que existen atendiendo a su género:

  • Dussumieria: Corresponde a la familia de las sardinillas arcoíris.
  • Escualosa: engloba a las sardinillas blancas.
  • Sardinella: incluyen los siguientes tipos, aceite de la India, Rayada Dorada, Marquesana, agua dulce y redonda.
  • Sardinops: que corresponde a la sardinilla sudamericana, japonesa, del sur de Africa y californiana.

Tipos de sardinillas por presentación

En cuanto a su presentación para su consumo, la gran clasificación de este pescado las divide en frescas y en conserva.

Frescas

  • Arenque, es una versión más grande de las sardinillas. No son comunes en España, pero sí abundan en países como Dinamarca, Islandia, Finlandia, Noruega, entre otros.
  • Alosa, es una de las variantes de mayor calibre de este tipo de pez. De hecho, existen algunos ejemplares que han llegado a pesar hasta 3 kg.
  • Espadín, popular en países como Noruega y Suecia.
  • Alacha, es una versión más pequeña, en comparación con las anteriores, y es frecuente encontrarlas en las costas de Andalucía.

En conserva

Debido a que las sardinillas frescas se descomponen rápidamente, es usual que se mantengan en conservas. Ya sea en aceite de oliva, salsa de tomate, vinagre, sal o ahumada, estas se dividen en varios tipos:

  • Mariquita, es de tamaño mediano, se envasa al frío.
  • En escabeche, se conserva con agua, vinagre y otros ingredientes.
  • Guardia civil, conservada en salmuera.
  • De la costa, se le añade sal para secarla y así conservarla.

Cómo preparar tus sardinillas

Las sardinillas son uno de los alimentos que, además de deliciosos, son fáciles y versátiles de preparar. Dicho esto, si lo prefieres, las puedes comer crudas- en ensaladas-, cocidas en salsa, horneadas o fritas. 

Atrévete a probar distintas y exquisitas recetas que puedes preparar, usando la sardinilla como ingrediente principal:

Ensalada griega de sardinas

Nuestra primera elección es esta deliciosa y ligera ensalada, ideal para cenar. Antes de empezar debes tener en cuenta, que es necesario – en caso de consumirla fresca- extraer las vísceras y lavar las sardinillas antes de comerlas.

Esta resulta ser una receta perfecta, ideal para esos días en los que no tengas mucho tiempo disponible para cocinar.

Curri de sardinilla

Otra opción para comer las sardinillas es preparar un curri utilizando la sardinilla como ingrediente destacado.

Probablemente, nunca lo hayas escuchado, y quizás pienses que sea algo poco apetitoso, pero, al contrario de lo que imaginas, el curri de sardinillas es una receta deliciosa y muy fácil de preparar.

Fideos con sardinilla

Es una combinación poco convencional, sin embargo, estos dos ingredientes juntos tienen un sabor excepcional. Para esta receta puedes utilizar sin problemas cualquier tipo de presentación de sardinillas.

Sin embargo, una opción que va muy bien con cualquier tipo de pasta es la presentación en lata de sardinillas en salsa de tomate. Sirve con la pasta cocida, queso parmesano ¡y listo!

Guiso mediterráneo con sardinillas

Una forma deliciosa de preparar la sardinilla es a través de esta presentación. Su preparación es relativamente sencilla, para ello, puedes optar por sardinilla fresca o enlatadas en salsa, pimentón, patatas y si lo prefieres puedes complementar con vino blanco.

Solo tienes que poner en una cacerola todos los ingredientes como si de un guiso tradicional se tratase.

Danos tu opinión

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3800 contenidos y 8900 comentarios a pie de post, te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.