Obligaciones de las gasolineras

Las gasolineras están obligadas a proporcionar a los usuarios un combinado de información y servicios que conviene conocer. Las distintas normativas autonómicas que las regulan, como la reciente de las Islas Baleares* regulan las distintas obligaciones genéricas que tienen sus propietarios, arrendatarios o responsables en relación al suministro como mantener en correcto estado de funcionamiento y conservación los aparatos surtidores de gasolina y gasóleo, los aparatos o dispositivos de suministro de aire y, en su caso, de agua de la estación de servicio o unidad de suministro.

a) Mantener en correcto estado de funcionamiento y conservación, conforme a las normas reguladoras de la materia, los aparatos surtidores de gasolina y gasóleo, los aparatos o dispositivos de suministro de aire y, en su caso, de agua de la estación de servicio o unidad de suministro.

b) Vigilar la medición correcta del carburante suministrado, y cuando algún surtidor efectúe mediciones fuera de la tolerancia permitida o esté averiado se suspenderá el suministro de combustible mediante el mismo.

c) Garantizar el permanente abastecimiento y atender todas las peticiones de suministro que se formulen dentro del horario de apertura.

d) Garantizar la seguridad de las instalaciones y su mantenimiento en correcta disponibilidad y funcionamiento, según las disposiciones específicas que regulen los equipos de extinción de incendios, y velando en todo momento por el cumplimiento de las condiciones básicas de seguridad dentro de las mismas, tanto por parte del personal trabajador como por parte de los usuarios de las instalaciones, no permitiendo que se fume o se enciendan cerillas o mecheros en la zona donde se suministre el combustible, no permitiendo el abastecimiento a vehículos con el motor en funcionamiento ni con las luces encendidas, así como no permitiendo el uso de terminales de telefonía móvil mientras se produzca el suministro en las zonas acotadas a dichos efectos.

e) La corrección de la calidad y cantidad correctas, ante el consumidor, de las gasolinas y gasóleos suministrados en las instalaciones de venta, tomando las medidas precisas para que los productos servidos al usuario cumplan las especificaciones de calidad reglamentarias. En cualquier caso no será responsable de la cantidad del suministro si éste se realiza en régimen de autoservicio y el error es debido a causa exclusivamente imputable al consumidor.

Obligaciones de información

 Fuera de la instalación: las gasolineras deben exhibir información práctica en un pilar informativo próximo a la instalación que sea legible sin tener que acceder a la misma, desde el interior del auto. Estos pilares deben estar en los accesos a las gasolineras y tener una altura y un tamaño de letra mínimos regulados por ley. Su información debería ser legible desde el exterior sin necesidad de tener que entrar por parte de los consumidores:

Precios por litro de cada tipo de gasolina o gasóleo, horario de apertura, medios de pago aceptados y si funciona en régimen de autoservicio.

Si ocasionalmente no está disponible un tipo de suministro concreto se debe indicar con caracteres también legibles.

-Normativas como la andaluza* exigen además, informar de los horarios de apertura y cierre, del PVP por litro para cada tipo de carburante, de la expresión “autoservicio” si lo son siempre o en determinados horarios (habrá que indicar cuales), las formas de pago posibles y el nombre y domicilio de la empresa responsable de la instalación.

 Dentro de la instalación:

Información del suministrador (Repsol, Galp, etc.), del propietario de la instalación (por ejemplo: “Hermanos Suministrez, S.L.”), y de los medios de pago aceptados en caracteres legibles desde el vehículo;

Avisos de seguridad sobre: prohibición de fumar o encender fuego, y de repostar con las luces encendidas o con el motor en marcha en caracteres legibles desde el vehículo;

-Advertir de la existencia de equipos o útiles de medida reglamentaria para la comprobación del suministro a disposición del consumidor en caracteres legibles desde el vehículo;

-La ubicación y distancia de la gasolinera más cercana;

-Informar de ello debidamente en caso de que haya que pagar previamente el suministro en caja por razones de seguridad.

En Andalucía**, la citada norma obliga a tener un cartel informativo, con unas medidas mínimas de 130 por 100 centímetros, a una altura no inferior a un metro y medio, en el que se indique:

a) Nombre o razón social del titular de la instalación y el número de inscripción asignado en el Registro Especial de Instalaciones Petrolíferas de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

b) Medios y modalidades de pago admitidos. Si las instalaciones prestadoras del servicio establecieran, como medida de seguridad, el suministro de combustibles por un importe exacto para evitar el manejo de dinero en metálico para cambios o exigiesen el pago previo, se advertirá de tales medidas al consumidor.

La modalidad de prepago conllevará la colocación de una leyenda junto al lugar donde deba realizarse el pago, avisando sobre la conveniencia de ajustarse en la cantidad de combustible que se solicita en evitación de posibles devoluciones de dinero en caso de que lo abonado excediera de la capacidad del depósito del vehículo.

c) Horario de apertura y cierre de las instalaciones.

d) Modalidad del suministro: Atendido por el personal del establecimiento o en régimen de autoservicio.

e) Precio de los combustibles.

Obligaciones de suministro y servicio

Las gasolineras deben:

 Atender, dentro del horario de funcionamiento de las instalaciones, todas las peticiones de suministro que se formulen por los usuarios. Esto es especialmente importante en las gasolineras en autoservicio, al menos en el horario diurno, ya que algunas normativas como la andaluza “si se estableciera el sistema de autoservicio en el horario diurno, deberá haber en el establecimiento, al menos, una persona para atender la solicitud de suministro de combustible que pudiera formular algún cliente cuyas circunstancias personales le impidan o dificulten su realización“.

A este respecto, la normativa de Baleares dice que: “Todas las instalaciones de venta al público de gasolinas y gasóleo de automoción contarán en la propia instalación mientras permanezcan abiertas y en servicio, al menos, con una persona responsable de los servicios que se presten en la misma, con el fin de garantizar el ejercicio de los derechos reconocidos en el presente decreto.”.

 Mantener el nivel adecuado de existencias que garantice el permanente abastecimiento y suministro, viniendo obligados a efectuar los pedidos con la antelación necesaria. La falta de previsión continuada podría ser motivo de sanción.

 Disponer de medidores de presión de los neumáticos y mantenerlos en correcto estado de conservación y funcionamiento, dentro de los límites legales de tolerancia que marque la normativa de metrología;

 Disponer de dispositivos de suministro de agua y mantenerlos en correcto estado de conservación y funcionamiento;

 En las gasolineras en régimen de autoservicio, se debe disponer de guantes y papel en las inmediaciones de los surtidores que impidan el contacto directo de las manos de los usuarios con los surtidores;

Medidas de comprobación

En la norma más reciente de las Islas Baleares se dedica todo el artículo 6 a los instrumentos de control de las medidas de suministro a disposición del consumidor.

1. Con el fin de verificar la correcta medición y las cantidades de combustible suministradas, todas las instalaciones de suministro al por menor de gasolinas y gasóleos de automoción dispondrán, como utensilio de comprobación, de una botella recipiente de medida de diez litros de capacidad, sin perjuicio de los utensilios que en número, tipo y composición se establezcan en las normas metrológicas como necesarias para la verificación de los aparatos surtidores.

2. El recipiente de medida de diez litros anteriormente citado estará oficialmente certificado y calibrado, con la periodicidad que se establezca, para garantizar la fiabilidad de la medida.

3. Su composición tendrá que ser de material con resistencia mecánica y al ataque químico, totalmente transparente y graduado en mililitros, a efectos de poder determinar el cumplimiento de las normas metrológicas aplicables en cuanto a errores máximos tolerados en los aparatos surtidores.

4. El recipiente de medida estará a disposición de los usuarios y servicios de inspección de la Administración en todo momento.

Obligación de entregar factura

En las Baleares, el suministrador estará obligado a extender factura o justificante acreditativo de los suministros efectuados a favor de aquellos usuarios que lo soliciten expresamente. La expedición y los datos de la factura o justificante acreditativo se ajustarán a lo dispuesto en el Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre , por el que se aprueba el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación, o disposición que lo sustituya.

En el caso de emisión de factura, el usuario podrá exigir que en la misma se haga constar la matrícula del coche al que se realiza el suministro. Asimismo, estará obligado a entregar un documento acreditativo de las cantidades entregadas a cuenta en el régimen de prepago.

Obligaciones de comportamiento y seguridad

Los empleados de la gasolinera no podrán fumar ni encender mecheros en sus proximidades y tienen el deber de evitar que los usuarios lo hagan, o que repuesten con el motor encendido o las luces puestas.

 Deberán además, mantener los equipos de extinción de incendios ajustados a la normativa vigente en cuanto a homologación, instalación y periodicidad de las revisiones, y a lo previsto en las disposiciones sobre condiciones de protección contra incendios en los edificios e instalaciones.

** Decreto 537/2004, de 23 de noviembre, por el que se regulan los derechos de los consumidores y usuarios en las actividades de distribución al por menor y suministro a vehículos de combustibles y carburantes en instalaciones de venta directa al público y las obligaciones de sus titulares (Andalucía).

* Decreto 31/2015, de 8 de mayo, por el que se regulan los derechos de las personas consumidoras y usuarias ante la actividad de venta al público al por menor de gasolinas y gasóleos de automoción en el territorio de las Illes Balears (BOCAIB de 9 de mayo de 2015).

GD Star Rating
a WordPress rating system
Comparte!