Intermediario financiero

Inversiones | 9 de Noviembre de 2009 | Deja un comentario

En el mundo de los servicios, y en el de las finanzas en particular, los intermediarios financieros son aquellas instituciones que intermedian entre nosotros (inversores particulares con capacidad de ahorro) y las instituciones que desean captar nuestro dinero.

En Economía, los intermediarios financieros son instituciones que median entre los agentes con superávit (por ejemplo un particular con algo de dinero que invertir) y aquellos agentes que posean déficit, con el fin de abaratar los costes en la obtención de financiación, y de facilitar la transformación de unos activos en otros, haciéndolos más atractivos para ambos.

Por tanto, los intermediarios financieros son el conjunto de instituciones especializadas en la mediación entre los prestamistas y los prestatarios últimos de la economía, siendo este su fin último.

Los intermediarios financieros compran activos financieros como forma de inversión y en base a ellos crean activos nuevos que colocan entre los ahorradores, de los que obtienen los fondos para invertir.

Son intermediarios financieros los bancos, las cajas de ahorro, las cooperativas de crédito, etc.

Funciones de los intermediarios financieros
Los intermediarios financieros prestan dos tipos de servicios:

-Permiten reducir el riesgo de los diferentes activos mediante la diversificación de la cartera y mueven tantos fondos que pueden comprar activos de cualquier valor nominal que los particulares no podrían individualmente;

-Casan las necesidades de prestamistas y prestatarios, captando los recursos de los ahorradores a corto plazo, y cediéndolos a un mayor plazo.

Fuente:
Elaboración propia y
Manual de Sistema Financiero Español
(Rodríguez Sáiz, Parejo Gámir y Cuervo García)

Compartenos!

Juan del Real Martín

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en un montón de sitios y me gusta leer y montar en moto. Tras trabajar ocho años en la más grande de las asociaciones de consumidores de nuestro país, decidí montar y financiar de mi bolsillo Consumoteca.com en 2009 para ayudar a conseguir gente más informada a la que no timen las empresas. Consumoteca, con cuatro mil contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad y quiero contribuir con mis conocimientos tanto en derecho del consumo como en Internet, diseño y usabilidad web a una sociedad más informada y a que las empresas nos respeten más como consumidores y usuarios. Lo que me gusta de este proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com