Las rebajas

La tradición comercial en España ha incluido al menos dos grandes períodos del año en los que, aprovechando festividades y cambios de estación, los comercios hacen importantes esfuerzos promocionales para renovar sus lineales de producto. Las rebajas de invierno (a principios de enero) y las de verano (en julio) han sido tradicionalmente dos buenos momentos para animar la venta y conseguir mejores resultados de ventas para el comercio aunque para los consumidores conviene controlar ciertos temas legales.

Las rebajas son un tipo de promoción de ventas (o ventas promocionales) consistentes en la venta de productos que estaban en la oferta habitual del comerciante con anterioridad mínima a un mes, a precios inferiores a su precio anterior. Se consideran ventas en promoción o en oferta aquellas que se realicen por precio inferior o en condiciones más favorables que las habituales, con el fin de potenciar la venta de ciertos productos o el desarrollo de uno o varios comercios o establecimientos.

Definición legal de rebajas

La normativa estatal que regula las rebajas es la Ley de Comercio (ver más abajo), que hace alusión a ellas en varios artículos de dos Capítulos de su Título II (Actividades de promoción de ventas), el Capítulo I (Generalidades) y el Capítulo II (Venta en rebajas).

El Artículo 18 engloba a las rebajas en la categoría de “promociones de ventas” y dice así:

1. Tendrán la consideración de actividades de promoción de ventas, las ventas en rebajas, las ventas en oferta o promoción, las ventas de
saldos, las ventas en liquidación, las ventas con obsequio y las ofertas de venta directa.

2. Las denominaciones antes señaladas únicamente podrán emplearse para anunciar las ventas que se ajusten a la regulación respectivamente
establecida en la presente Ley, quedando expresamente prohibida la utilización de las citadas denominaciones u otras similares para anunciar
ventas que no respondan al correspondiente concepto legal.

Por su parte, el Artículo 21 (Determinación de los artículos ofertados) obliga a separar claramente los artículos rebajados de los que no lo están. Dice así:

En el caso de que se oferten artículos a precio normal y a precio reducido, unos y otros deberán estar suficientemente separados, de forma que no pueda, razonablemente, existir error entre los que son objeto de una u otra oferta, distinguiendo, en su caso, la existencia de rebajas, saldos, liquidaciones, promociones u obsequios.

Finalmente, el Artículo 24 (Concepto) define las rebajas así:

1. Se entiende que existe venta en rebajas cuando los artículos objeto de la misma se ofertan, en el mismo establecimiento en el que se ejerce habitualmente la actividad comercial, a un precio inferior al fijado antes de dicha venta.

2. No cabe calificar como venta en rebajas la de aquellos productos no puestos a la venta en condiciones de precio ordinario con anterioridad, así como la de los productos deteriorados o adquiridos con objeto de ser vendidos a precio inferior al ordinario.

Períodos de rebajas y duración

Los períodos de venta en rebajas están fijados por las Comunidades Autónomas y oscilan de una a otra, aunque hasta 2012 que se liberalizaron, se solían concentrar, por Ley*, en dos temporadas anuales, una al comienzo del año y la otra durante el periodo estival. Tras varias modificaciones en 2012, el Artículo 25 de la Ley de Comercio zanja el debate y da carta blanca a los comercios para decidir cuándo hacen rebajas y no obliga a que los productos llevaran un mes antes en su stock para poder rebajarlos. Dice así respecto a la “Temporada de rebajas”:

1. Las ventas en rebajas podrán tener lugar en los periodos estacionales de mayor interés comercial según el criterio de cada comerciante.

2. La duración de cada periodo de rebajas será decidida libremente por cada comerciante.

En Comunidades más proteccionistas del pequeño comercio, como Cataluña o Galicia, la normativa sí marca límites. En Cataluña:

“La venta en rebajas se puede llevar a cabo, a criterio de cada comerciante y durante el plazo que éste considere conveniente, en los periodos estacionales siguientes:

a) Período estacional de invierno: del 7 de enero al 6 de marzo, ambos incluidos.
b) Período estacional de verano: del 1 de julio al 31 de agosto, ambos incluidos.”.

En Galicia, a su vez dice así:

Artículo 1º
Los establecimientos comerciales ubicados en la Comunidad Autónoma de Galicia fijarán sus períodos de rebajas dentro de las siguientes temporadas:

-Del 7 de enero al 7 de abril (ambos inclusive) para la temporada de invierno.

-Del 1 de julio al 30 de septiembre (ambos inclusive) para la temporada de verano.

Artículo 2º
Dentro de dichas temporadas, la duración de cada período continuo de rebajas será como mínimo de una semana y como máximo de dos meses, de acuerdo con la decisión de cada comerciante. En todo caso, las fechas de rebajas elegidas deberán exhibirse en los establecimientos comerciales en sitio visible al público, incluso cuando permanezcan cerrados

La duración de la venta en rebajas en general (salvo Comunidades como Cataluña o Galicia como hemos visto) es libre, pero deberá ser anunciada en el establecimiento, no será inferior a una semana ni superior a dos meses y los objetos defectuosos o deteriorados no pueden ser objeto de rebajas.

La normativa valenciana dice así a este respecto:

Tanto en la publicidad anterior como durante las rebajas, así como en la presentación de los productos en el interior de los locales comerciales, la reducción de los precios deberá manifestarse exhibiendo el nuevo precio junto al precio habitual aplicado por el establecimiento comercial. No obstante, cuando se trate de una reducción porcentual de un conjunto de artículos que figuran en el interior del establecimiento, bastará con el anuncio genérico de dicha reducción sobre el precio habitual, sin necesidad de que conste individualmente en cada artículo. 

Se anunciará al público, de forma visible e inequívoca en el establecimiento, la duración del periodo de rebajas mediante la indicación desde el inicio de cada temporada, de las fechas de comienzo y final del periodo de las mismas.

Calidad de los productos rebajados

El Artículo 26 (Calidad de los productos rebajados) de la Ley de Comercio, dice así:

1. Los artículos objeto de la venta en rebajas deberán haber estado incluidos con anterioridad en la oferta habitual de ventas.

2. Especialmente, queda prohibido ofertar, como rebajados, artículos deteriorados.

Normativa de rebajas

La normativa estatal vigente que regula las rebajas es la Ley de Comercio:

 Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista.

Las Comunidades Autónomas tienen sus propias normas sobre rebajas partiendo de lo que estable la Ley de Comercio, en forma de leyes de comercio autonómicas. Destacamos algunas de ellas:

 Andalucía: Decreto Legislativo 1/2012, de 20 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Comercio Interior de Andalucía. (BOJA de 30 de marzo de 2012).

 Cataluña: Decreto legislativo 1/1993, de 9 de marzo, sobre comercio interior, por el que se aprueba la refundición en un texto único de los preceptos de la Ley 1/1983, de 18 de febrero, y la Ley 23/1991, de 29 de noviembre.

 Comunidad Valenciana: Ley 3/2011, de 23 de marzo, de la Generalitat, de Comercio de la Comunitat Valenciana.

 Galicia: Orden de 29 de noviembre de 1996 por la que se establecen las temporadas en las que podrán tener lugar las rebajas en los establecimientos comerciales en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Galicia.

  País Vasco: Ley 7/1994, de 27 de mayo, de la Actividad Comercial.

* Decreto Legislativo 1/2012, de 20 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Comercio Interior de Andalucía. (BOJA de 30 de marzo de 2012).

loading...