¿Dónde puedo realizar un cambio de divisas?

¿Dónde puedo realizar un cambio de divisas?
Cambio de divisas cambio de moneda (Ethan McArthur Unsplash)

Uno de los aspectos más importantes a la hora de irnos de viaje es la parte económica, como el coste de los billetes, del hotel… Desde que entrara en vigor el Euro, para viajar por la mayoría de Europa no hay que cambiar divisas. Sin embargo, esto sí debe realizarse cuando vas a un país con una moneda diferente, y puede que no tengas ni idea de dónde hacerlo. Aquí te contamos las opciones para un cambio de divisas.

Oficinas de cambio

Si vas a viajar a un país cuya moneda no es el euro vas a necesitar efectivo en divisa para tus primeros gastos, compras de recuerdos, propinas, etc. Pero hacerlo en el lugar correcto te puede suponer mucha más divisa para tus gastos si eliges bien. Las casas de cambio son la mejor opción que hay en España. Pero hay casas de cambio baratas y otras muy caras dependiendo de por qué oficinas optes para hacer tu cambio. Y del precio que dan, ya que algunas son realmente caras y se aprovechan de nuestros escasos conocimientos financieros.

Un error que se suele cometer es dejar el cambio para el día de antes del viaje y cambiar todo el dinero que llevamos en la primera oficina que vemos en el aeropuerto. Estas son las que peores condiciones ofrecen. Si necesitas dinero nada más llegar a tu destino y no te queda más remedio, cambia algo de dinero en el aeropuerto (mejor en el de destino), pero no mucho.

Una buena opción es consultar el cambio real del euro con el de la divisa que necesitas para poder comparar condiciones y elegir la mejor. Pero ten en cuenta que los precios que ves desde tu móvil en conversores de divisas (XE, Oanda, Cuex, etc.) es mayorista y de divisas, no de billetes, que es un mercado con peores condiciones, al tener que mover “papel” de un lado a otro.

Por ello lo mejor es consultar un comparador de cambio de divisas como Cambiator.es ya que compara casas de cambio con precios muy competitivos que te pueden servir de referencia.

Hay dos cosas muy importantes a la hora de cambiar en una casa de cambio:

  • No cambies en una oficina que te cobre comisión. Alguna casa de cambio te cobra hasta un 20% de comisión fija. Una cantidad leonina.
  • Si anuncian “no commission”, pregunta por el tipo de cambio del día para tu divisa. Y haz un sencillo cálculo: multiplica por mil la cifra que te den para saber cuánta divisa tendrías por 1000 euros. 

    Por ejemplo, si el cambio euro dolar del día fuera de 1,152000 significa que por un euro obtienes 1,15 dólares. Pero se entiende mejor si haces el cálculo con mayores cantidades: por 1000 euros te darían 1.152 dólares, al entrar en juego más decimales.

Una vez que te decidas observa cómo cuenta el dinero delante tuya el agente de cambio de la oficina antes de dejar el mostrador.

Y si vas con tiempo, existen oficinas de cambio online que te llevan la divisa a casa como si de cualquier otro producto se tratara. Esta compra es mucho más cómoda que el cambio en las oficinas físicas, que además solo están en ciudades muy turísticas (Madrid, Barcelona, Alicante, Valencia, Málaga, Sevilla, Palma, etc.).

Cambio de divisas en un banco

Suele ser la primera opción de cualquier persona que vaya a realizar un cambio de divisas. La principal ventaja de hacer la gestión en un banco es la comodidad y la fiabilidad. Como tenemos una cuenta bancaria, podremos hacer la gestión sin dinero en efectivo, solo a través de nuestra cuenta. Además, si la moneda que queremos suele ser una divisa corriente como el dólar o divisas de Europa (libra, coronas, francos suizos), es posible que no tengamos ni que esperar.

Por otro lado, si vamos a un país con una moneda exótica (divisa no común y poco convertible), es complicado encontrar un banco que las tenga en su parrilla de divisas. O es posible que teniéndola, no disponga de stock y tenga que pedirla a su central. En este caso debemos ir con tiempo bastante a nuestro banco y solicitar este tipo de moneda.

Además, el tipo de cambio que suelen aplicar los bancos no suele ser muy bueno. Y la gran mayoría te cobran una comisión porcentual que rondará el 2,5 al 3% de la cantidad cambiada. Es bueno enterarse bien del tipo de cambio real y de las condiciones de tu banco.

Pagar en el extranjero con tarjeta de crédito

En la actualidad, la mayoría de gente tiene una tarjeta de crédito. Puede ser una de las mejores opciones para pagar en otra divisa que no es la de emisión de la tarjeta (euros en España). La tarjeta es segura al requerir un PIN y la emiten Visa o MasterCard que son aceptadas en los comercios de medio mundo.

Cuando pagas con tarjeta en el extranjero, en una divisa distinta del euro en un comercio o medio de transporte, te pueden cobrar dos tipos de cargos:

  • Comisión por cambio de divisas: tu banco te aplicará un tipo de cambio que rondará el 3 al 5% del volumen pagado en tus compras.
  • Surcharge fee: recargo de VISA o MasterCard sobre el comercio que este repercute al usuario por usar la tarjeta en una divisa distinta a la del país donde está el comercio.

    En los países de la zona euro, esta comisión está regulada y limitada al 0,2% de la compra si pagas a débito y al 0,3% si pagas a crédito

En total, el importe de la comisión a pagar cuando usas la tarjeta en el extranjero, zona no euro rondará entre el 3,5 al 5,5%. Este coste es superior al de las casas de cambio más baratas, similar al que te aplicaría tu banco al cambiar moneda y bastante inferior al de las casas de cambio en el aeropuerto. 

Pero la tarjeta de crédito, medio de pago preferido en el extranjero para muchos viajeros, y único medio de pago para muchos jóvenes, tiene algunos inconvenientes. Ten en cuenta estos consejos si eres un entusiasta del pago con tarjeta:

  • Mejor dos tarjetas de diferentes cuentas corrientes que una. Si se te pierde, inutiliza, se queda sin fondos o rechazan el pago con una tarjeta, al menos tendrás recurso a la otra.
  • Siempre con saldo suficiente. Ten en cuenta que algunos servicios como el alquiler de coche, requieren que dejes una señal de unos 1000 a 1500 euros como garantía en caso de no asegurar el coche a todo riesgo. Este dinero no desaparece de tu cuenta, pero está retenido y no podrás disponer de él mientras tengas el coche de alquiler.
  • Teléfonos de seguridad y App del banco siempre a mano. Si te roban la cartera o las tarjetas, ten a mano el móvil para desactivar el uso de las mismas y llamar a los teléfonos de notificación de robos o extravíos de tarjetas.
  • Ojo con llevar la tarjeta solo en el móvil. Los más modernos que pagan con Apple Pay, Samsung Pay y demás medios móviles con tarjeta asociada deben llevar también los plásticos consigo. Si te roban el móvil, se te queda sin batería o entras en una zona sin cobertura, no podrás utilizar la tarjeta asociada.

Sacar dinero de los cajeros automáticos

La mayoría de cajeros del mundo aceptan reintegros con cualquier tipo de tarjeta Visa o MasterCard, los dos grandes emisores del mundo. Gracias a los ATMs, que es como se anuncian los cajeros en el extranjero, podremos sacar dinero en cualquier país tirando del saldo en euros de nuestra cuenta corriente en España.

Cajero automático ATM (Hello I´m Nik Unsplash)
Cajero automático ATM (Hello I´m Nik Unsplash)

 

Pero usar la tarjeta en un cajero en el extranjero también tiene coste. En concreto tres tipos de costes a tener en cuenta:

  • Comisiones por cambio de divisa: tu banco te aplicará una comisión sobre el importe extraído y cambiado que rondará el 4% (5% si sacas con una tarjeta de crédito).
  • Surcharge fee de la red de la tarjeta VISA o MasterCard sobre el usuario por usar la tarjeta en ese cajero automático. Rondará los 0,3%.
  • Comisión del propietario del cajero: en una extracción o disposición de un cajero interviene un tercer agente, el propietario del cajero. Este puede ser una pequeña empresa o una red internacional de cajeros, con o sin acuerdo con el banco emisor de tu tarjeta. Generalmente, el uso de tarjetas fuera de la zona euro no está subvencionado por tu banco, por lo que la comisión del cajero la deberás afrontar tú.

En definitiva, el importe de la comisión por sacar divisas desde un cajero en el extranjero ascenderá a un 4,3% con un mínimo de 3€ si sacas con tarjeta de débito (del 5,3% con un mínimo de 4€ si extraes con una tarjeta de crédito).

Y hasta que no se encuentre una vacuna para combatir la COVID-19, algunos cajeros están cerrados o desaconsejados si no se mantiene la distancia social y la higiene de manos tras su uso.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.