Autoconsumo fotovoltaico en las industrias

Autoconsumo fotovoltaico en las industrias
Autoconsumo fotovoltaico en la industria

Seguro que en los últimos años has visto muchos paneles solares cuando viajas por la carretera. Pueden verse en el campo, en el tejado de casas o, incluso, en edificios. Cada vez son más frecuentes por la gran cantidad de ventajas que ofrecen. Si tienes una empresa del sector industrial que gasta una gran cantidad de energía al día, la instalación de paneles solares en la cubierta de tu nave industrial puede cambiar la vida de tu negocio.

Presta mucha atención, porque a lo largo de este artículo te vamos a contar en qué consiste exactamente el autoconsumo fotovoltaico en las industrias, todas las ventajas que tiene y las subvenciones a las que te puedes acoger.

¿Qué es el autoconsumo fotovoltaico?

Antes de nada, debes saber que en Solarfam son especialistas en asesoría energética e instalación de paneles solares para el autoconsumo fotovoltaico. Después de 20 años de experiencia realizando proyectos llave en mano, consiguen unos resultados realmente buenos.

Las empresas que tienen un gran consumo energético diario pueden instalar estos paneles en sus naves industriales. Es un método por el cual la luz solar se trasforma en energía, con todo lo que ello supone.

Y es que el ahorro en la factura de la luz puede ser muy alto, en algunos casos de hasta el 50 %. Algunas empresas tienen un gasto en luz de varios miles de euros al mes, por lo que es un ahorro muy considerable. Teniendo en cuenta que las placas solares suelen durar unos 30 años, es una inversión más que inteligente.

Además, esta solución es ideal para empresas españolas, ya que en nuestro país disfrutamos de unos 300 días de sol al año, así que se le puede sacar mucho provecho. En cuanto a los elementos de un sistema de autoconsumo fotovoltaico, se pueden destacar las placas solares, el inversor, la batería, el contador bidireccional y el sistema de monitorización.

Antes de lanzarte a instalar paneles solares, también es importante destacar que existen dos tipos de autoconsumo. Por un lado, el autoconsumo sin excedentes es aquel en el que tu empresa aprovecha la totalidad de la energía que produce. Por otro lado, en el autoconsumo con excedentes se puede verter la energía que te sobre a la red eléctrica y te lo compensarán económicamente.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que la compensación de excedente solo es posible en sistemas conectados a la red eléctrica y que la instalación debe ser igual o menor a 100kW. Además, no se puede convertir en un negocio, ya que el vertido de la energía sobrante supone un ahorro en la factura, pero cuando llegue a 0 seguirá vertiéndose a la red de manera gratuita. Eso sí, aumentar aún más el ahorro es una idea muy atractiva.

Ventajas de este tipo de energía

El autoconsumo fotovoltaico se ha convertido en una forma de producción de energía tan popular en España por las numerosas ventajas que presenta.

En primer lugar, el beneficio más obvio es el que ya hemos comentado: el gran ahorro económico. Ya no dependerás de las eléctricas ni de sus subidas y bajadas del precio. Tu empresa tendrá su propia energía y, además, si te sobra la puedes vender, con lo que consigues unas condiciones económicas mucho más favorables que con el método tradicional.

Asimismo, es una energía renovable, por lo que estás contribuyendo al cuidado del medioambiente y tu empresa genera un menor impacto en el planeta. Sin embargo, con el método tradicional, al quemarse el combustible fósil, se produce un incremento de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, lo que refuerza el calentamiento global de la Tierra. Como veremos más abajo, por usar una energía sostenible tienes acceso a una serie de subvenciones y ayudas económicas.

Subvenciones para el autoconsumo fotovoltaico

En el caso de que estés planteándote instalar paneles solares en la cubierta de tu nave industrial, debes saber que en España existen una serie de subvenciones por el uso de energías renovables.

Por ejemplo, hay bonificaciones de hasta el 95 % en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO). Es el ayuntamiento de cada localidad el que establece esta bonificación, así que debes acudir al tuyo para informarte de las condiciones. Además, el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) también se puede bonificar hasta en un 50 % durante varios años.

Hablando del IRPF, dependiendo de la comunidad autónoma, se puede deducir en mayor o mejor medida a la hora de realizar la declaración de la renta. Por último, las comunidades autónomas también dan ayudas directas, así que debes estar atento a las convocatorias.

En definitiva, el autoconsumo fotovoltaico en las industrias es un aspecto que seguirá creciendo en los próximos años y todas las empresas deberían darse cuenta de las numerosas ventajas que ofrece. Sin duda, estamos ante la revolución de la energía renovable.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.