Qué revisar en tu moto antes de salir de ruta

En este momento estás viendo Qué revisar en tu moto antes de salir de ruta

Solo los que amamos el mundo de la motocicleta sabemos lo fuerte que es el deseo de subirte a una. Esta pulsión es tan intensa que te tienta a dejarlo todo solo para dar una vuelta por tu ciudad a la puesta del sol en los días de calorcito. Y precisamente eso es lo que muchos hacemos. Bajamos al garaje, pasamos la pierna sobre el asiento, nos colocamos el casco bmw y la chaqueta, una lista de canciones preferidas y arrancamos! A la hora de coger la moto, los motociclistas experimentados saben lo que necesitan para poder disfrutar de una ruta motera con seguridad.

De hecho, para viajar seguro es crucial dedicar unos minutos a inspeccionar tu motocicleta antes de tirar millas. Estos pocos minutos pueden ahorrarte mucho tiempo y problemas en el camino, y este proceso es vital. No importa qué tipo de motocicleta uses o si eres un motero experimentado o no. Tomar estas precauciones te asegurará que tu motocicleta esté lista. A continuación te presentamos la guía definitiva de inspección de su moto pensada para todo tipo de motorista:

Revisa el exterior y el chasis

Antes que nada, da una o dos vueltas alrededor de tu montura para identificar problemas. Inspecciona el exterior de la motocicleta. Mientras giras alrededor de ella busca manchas de aceite bajo el motor, fugas de agua o aceite del radiador, o aceite en la horquilla. Y en general cosas que no estaban allí antes o que no están como debieran.

Estáte pendiente de roturas o grietas en el chasis, particularmente en las uniones de soldaduras y áreas donde se encuentran los accesorios. Asegúrate de que los reposapiés y los soportes se encuentran asegurados.

Los frenos

Otro aspecto importante a chequear son los frenos de la moto.

Puedes empezar el proceso examinando las pastillas de los frenos y el estado de los discos para identificar signos de desgaste (estrías, chirridos al frenar, etc.).

La mayoría de las veces, las pastillas de freno presentan surcos de desgaste – lo cual es muy común. Sin embargo cuando éstos desaparecen, es un identificativo de que tus pastillas necesitan un reemplazo.

Además de esas pequeñas ranuras, asegúrate de que las pastillas tengan un nivel de desgaste relativamente parejo. Puedes terminar la inspección de frenado de tu moto probando ambos frenos (delanteros y traseros). Deben sentirse firmes, sólidos y un poco apretados, hundiendo la horquilla delantera al frenar con la maneta derecha.

Las ruedas y llantas

Inspeccionar tus ruedas es fácil. Echa un vistazo al dibujo de cada neumático y chequea que tengan el nivel de presión idóneo (psi recomendado por el fabricante). Esta información normalmente la presenta el fabricante en una pegatina en el bastidor además de en el libro de mantenimiento de la moto.

Si las llantas de tu moto presentan signos de desgaste que aparecen cuando la huella desaparece, es necesario un reemplazo, así que chequea este aspecto y toma una decisión adecuada. También debes chequear el desgaste irregular de las llantas. Ese tipo de desgaste será señal de un mal alineamiento de las ruedas.

Por último, asegúrate de que los ejes y tuercas de las ruedas están bien ajustados.

El manillar y los espejos

Siéntate en la moto y comprueba que el manillar tiene un giro completo sin impedimentos. A veces una bolsa sobredepósito mal situada puede comprometer el ángulo de giro del manillar con gran peligro para la conducción.

Una vez en esa posición enciende el contacto y chequea el funcionamiento de las piñas del manillar (intermitentes, claxon, luces warning, calienta puños, etc.).

Sitúate en posición de conducción y comprueba que los espejos están en su lugar habitual y te permiten una buena visibilidad. 

Niveles de los líquidos

Haz también un chequeo rápido de los niveles de los líquidos de tu motocicleta. Esto es esencial antes de salir.

En particular presta atención al nivel del aceite del motor, al líquido de frenos, el aceite de la horquilla, así como también el aceite de transmisión – solo si tu moto lo requiere.

En la mayoría de los casos, chequear estos fluidos cuando tu motocicleta está fría es la manera óptima de hacerlo. Si no eres muy ducho en estos temas, lee las recomendaciones del fabricante de tu motocicleta.

Embrague y caja de cambios

Finalmente pero no menos importante, el embrague y palanca de cambio de marchas deberían funcionar correctamente.

Esta es una lista rápida de las cosas que tienes que revisar de tu moto antes de salir de ruta. Si tomas la costumbre de hacer estos chequeos prácticos, viajarás con la tranquilidad y seguridad de volver a casa tras una buena escapada motera.

5/5 - (2 votos)

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.