Cómo vender un coche

Cómo vender un coche
Coches BMW

Cómo vender un coche

Una de las cosas que nos va a traer la crisis del coronavirus será la necesidad de deshacernos de cosas que a lo mejor no vemos tan útiles, para hacer caja y tirar para delante unos meses más. Si tu mente no descansa estos días (¡vender coche, vender coche, vender coche!) lee estos consejos que te damos sobre cómo vender un coche.

Dónde tasar el coche

Uno de los problemas que tiene deshacernos de cosas queridas es el valor que les damos, a veces, por encima de lo que el mercado ofrece. Esto se debe al “efecto dotación” (endowment effect), por el cual tendemos a sobrevalorar lo que nos pertenece por un sentimiento de pérdida desproprocionado.

Así que el primer consejo que te damos será conocer el valor de tu coche en el mercado de segunda mano. Una buena opción puede ser recurrir a webs de tasación de coches como Flexicar.

Tasacion de coches Flexicar

Tasacion de coches Flexicar

 

La tasación es gratuita para el usuario y basta con introducir la marca, modelo, año de compra nuevo y kilómetros recorridos para obtener una valoración media de mercado de tu coche.

Encontrar comprador o dejar a un compraventa

Ese será el siguiente dilema. Veamos cada opción más en detalle.

Vender un coche a un particular

Si te decides tú a buscar comprador asumes que dispones de tiempo y ganas para hacer gestiones. Además asumes la garantía sobre el coche que vendes, que como mínimo, será de 6 meses. Y, tu comprador, en caso de vicios ocultos sobrevenidos, no podrá recurrir al derecho del Consumo. Tendrá que leerse el Código Civil y demandarte por vicios ocultos si no respondes de ellos.

Lo primero de todo, tendrás que publicar un anuncio en algún portal de coches de ocasión. Luego tendrás que ocuparte de gestionar las llamadas que recibas, muchas de ellas para marear la perdiz. Si has vendido algún vehículo a particular antes, sabrás por experiencia lo horrible que es que te mareen con visitas intempestivas para enseñar el coche, darse una vuelta. Y todo para nada. 

Un consejo, cuando vendes un coche a un particular, no se te ocurra ir al “mercado” del comprador. Debe venir él a ti. Si no, perderás tu tiempo. Es decir, fija tú el día y la hora. Y no dejes entrever que estás desesperado por vender o te regatearán hasta la extenuación el precio de venta.

Finalmente deberás atender las visitas para enseñar el coche, regateo y papeleo (contrato de compraventa, cambio de titularidad en Tráfico, etc.).

Dejar el coche en un compraventa

Si te decides por un compraventa, te podrás despreocupar en cierto modo de la tarea, fijando un precio de antemano.

Y en ese precio debería ir ya incluida la transmisión de titularidad del coche al nuevo comprador en Tráfico y cualquier otro impuesto. Por tanto, no hay regateo sino tasación inicial de tu coche, todo incluido.

Pero claro, el precio que obtendrás por el coche podrá ser menor que el que obtendrías si lo vendieras por tu cuenta asumiendo que lo has tasado bien y que eres bueno negociando la venta.

Consejos de venta a través de un compraventa

En esta modalidad, te damos algunos consejos más si vas a dejar el coche en depósito en las instalaciones del vendedor.

  • Infórmate de si el coche permanecerá a tu nombre en depósito o si el compraventa te lo comprará y pondrá a su nombre. Para luego venderlo él al comprador. Es importante tener esto claro desde el principio de la operación.
  • Si dejas el coche en exposición y sigue estando a tu nombre, pide un resguardo de depósito del coche para que quede constancia de que el compraventa se hará cargo de él desde ese momento.
  • Si estás en otoño o cerca de un cambio de año, pacta quién asumirá el Impuesto Municipal de Vehículos de Tracción Mecánica del nuevo año. Este impuesto se devenga el 1 de enero de cada año. Y si tu coche sigue en las instalaciones del compraventa en esa fecha y a tu nombre, tendrás que pagar la anualidad, incluso aunque el 2 de enero aparezca un comprador interesado. Si no pagas, no habrá transferencia en Tráfico.
  • Asegúrate de que nadie usará el coche para demostraciones o pruebas dinámicas mientas esté a tu nombre en depósito en el compraventa. Si ocurriera un siniestro estando en poder del concesionario, serías tú (y tu seguro) responsable subsidiario.
  • Pide el “contrato de mandato de venta” y no lo firmes con tus datos hasta que tengas claros tus derechos y obligaciones, exclusiones de responsabilidad, etc.
  • Habla con tu aseguradora una vez dejes el coche para su venta por profesionales. Pídele que te devuelva la parte de la póliza no consumida (extorno). O al menos que te la reserve en forma de descuento sobre un seguro futuro (en caso de comprar un nuevo coche más adelante).
  • Asegúrate de que el coche se venderá y de que la empresa se ocupará de finalizar el cambio de titularidad en la DGT. Una empresa seria te confirmará cuando el cambio se haya hecho.
  • Recurre siempre a empresas de compraventa de coches de ocasión fiables y con un buenas referencias. Es la mejor garantía de una venta satisfactoria para ti.

Resumiendo

Saber cómo vender un coche no es una tarea complicada como ves. Hace falta tener claro cuánto podemos pedir por él, cómo queremos venderlo y conocer los trámites en Tráfico.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.