Las soft skills que más demandan las empresas

Las soft skills que más demandan las empresas
Equipo oficina trabajo

El paro juvenil, el de los jóvenes de 15 a 24 años, roza el 41% en España, casi tres veces la media de los países de la OCDE, que está en el 14%. Formación no nos falta porque una salida al paro es prolongar los años de estudio con más especialización aún. Entonces, ¿qué falla si estamos bien preparados?Tal vez la respuesta esté en que lo que buscan las empresas no es lo que ofrecen los jóvenes. En este post analizamos qué son las soft skills y cómo hay cursos online gratis certificados que te ayudan a conseguir estas habilidades que te facilitarán la entrada al mercado laboral. 

Revolución en el mercado de trabajo

El mercado de trabajo está evolucionando a pasos agigantados. Si echáramos la vista atrás 20 años nos daríamos cuenta de que, entonces, había dos claras líneas formativas de especialización: hacer una FP (Formación Profesional) y montarse por su cuenta gracias a haber aprendido un oficio vocacional. O estudiar una carrera tras aprobar la Selectividad. Y de ahí ponerse a trabajar o, algunos afortunados, cursar un MBA que les permitía acceder a un trabajo mejor pagado.

Sin embargo, hoy en día, la oferta de grados universitarios y de ciclos formativos de grado básico, medio y superior de la Formación Profesional, es literalmente enorme.

Tanto es así que dudo que haya un joven que, terminado su nivel de estudios, no tenga una salida formativa que encaje con lo que a él o ella le gustaría ser en la vida. Es decir, que hay tantas salidas formativas como vocaciones podamos imaginar.

Entonces, y volviendo al tema de entrada a este post, ¿qué es lo que está fallando en España?

Pues, a mi juicio, este tema es complejo, pero, en definitiva:

  • hay una sobre preparación de los alumnos, que no encontrando trabajo, prueban con otro grado, más que por vocación, por pasar el tiempo y rellenar el expediente con títulos.
  • que casi todos somos iguales cuando terminamos los estudios y nos ponemos a buscar trabajo. Es decir, que los responsables de recursos humanos tienen donde elegir, razón por la cual eligen a gente con muchos títulos pero pagando sueldos bajos.

  • que las empresas echan por viejos a sus ejecutivos bien pagados a partir de los 45 años, esperando sustituirlos por recién titulados mal pagados, pero que esperan que hagan lo mismo, sin experiencia, pero con más empeño.
  • que hay mucho miedo a emprender por su cuenta y aprender de sus propios errores. Todos hemos visto el miedo al fracaso que hay en los jóvenes. Se nos educa a conseguir un puesto fijo como funcionarios y olvidarnos de problemas en el resto de nuestros días, en vez de emprender y aprender andando.
  • que quizás sobre-protejamos a nuestros hijos en vez de dejarles que vuelen solos y tomen sus propias decisiones, acertadas o erradas, por ellos mismos.

Las cosas así, ¿qué puedes hacer si tienes veintipocos años y quieres encontrar un trabajo pronto y no quedar por debajo de ese temido listón del 41%?

Pues básicamente, ser diferente que los demás, y ofrecer algo distinto al entrevistador cuando te enfrentes a la búsqueda de una oportunidad laboral por primera vez.

Lo distinto está de moda

En los últimos 20 años, gracias a la Unión Europea y la libre movilidad de personas que propicia, muchos extranjeros han venido a vivir y trabajar a España. Maravilla ver la soltura con la que se manejan en nuestro idioma.

Por nuestra parte, Erasmus aparte, parece que nos cuesta un poco más salir afuera, vaciar el nido y buscarnos la vida. Y eso, luchar por tu supervivencia, en un país tercero, y ganar desenvoltura fuera de tu ciudad y país, en otro idioma, es lo que hace diferentes a las personas.

Mucho más si además, emprenden cualquier actividad distinta, desde un voluntariado hasta montar un negocio local o una start-up de Internet. Curiosamente, esa desenvoltura, ese buscarse la vida, no tener miedo a nada (como corresponde cuando tienes 20 años) y muchas ganas de aprender son parte de lo que se conoce como habilidades blandas, o en inglés, soft skills. 

Soft skills

Las soft skills son una serie de habilidades sociales y de comunicación que tienen las personas que se mueven muy bien en situaciones de miedo a lo desconocido, bajo presión, entornos cambiantes, etc.

Estas personas suelen ser maduras y tienen personalidades y actitudes que las hacen abiertas, reflexivas, dinámicas y emocionalmente inteligentes. Es decir, que dándose cuenta de una situación nueva son capaces de proponer al grupo a que pertenecen cambios, de desempeñar su cometido con habilidad, de no dejar a nadie detrás y no mirar para otro lado.

Creo que esta imagen resumen bien la idea de liderazgo, estés donde estés en la organización:​

change, who wants change
Change, who wants change

Consejos tengo

Las empresas, como los mercados, son organizaciones cada vez más plurales y abiertas a influencias de todo tipo y de todo el mundo. Por ello, cada vez buscan perfiles más abiertos y plurales, compuestos por personas de todo rango de razas, edades (en España es un decir) y con formaciones diametralmente opuestas.

A la hora de cribar curricula, fijan una serie de criterios excluyentes y con los perfiles remanentes tratan de dedicar unos segundos a ver qué de especial puede contar el/la candidato/a. Si este puede demostrar algo diferente como ser campeón de karate, pilotar drones o haberse ido un año a la India de voluntariado, probablemente den esa oportunidad que todo joven necesite.

En la entrevista de trabajo, por medio de preguntas de aproximación, y profundizando en lo que más les llame la atención es donde buscarán esas habilidades blandas. Verán si eres persona desenvuelta, si tienes mundo recorrido, si te has equivocado, si has emprendido, si tienes don de gentes, ambición y ganas de trabajar, etc.

En definitiva, valorarán no solo tu aptitud para el puesto, sino tu actitud ante el reto que te plantean.

Para los padres

Hay todo un debate sobre hasta dónde debe llegar el manto protector de los padres para con sus hijos. Frente a los que defienden que ellos deben volar de casa cuanto antes, están los que quieren que a sus hijos no les falten todo tipo de atenciones, cuidados, actividades extraescolares, etc.

Personalmente soy más de la primera corriente, aunque como buen latino, me gusta saber que mis hijos están cerca y que pueden contar conmigo cuando me necesitan. 

Así que si puedes dejarles que tomen decisiones, aunque estés detrás de soporte, mejor.

Para los jóvenes

Si eres una persona inquieta sal fuera, vuela a otro país, establece un círculo de contactos diversos en edades, formación, industrias donde trabajan o emprenden, etc.

Fomenta la creación de ideas y con personas de confianza, proponte llevarlas a cabo. Las soft skills se pueden tener de nacimiento (el don de gentes frente a la timidez), pero también se aprenden con formación y con experiencia. Aunque ni siquiera te des cuenta de que las has adquirido.

Y sabe venderte. Tú que estás todo el día posteando en redes sociales, encuentra la forma original de resaltar sobre los demás, apoyándote en las redes sociales.

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en muchos lugares y me gusta leer y montar en moto. Después de trabajar durante ocho años en la asociación de consumidores más grande de España, decidí crear y financiar Consumoteca.com de mi bolsillo en 2009 para ayudar a las personas a no ser engañadas por las empresas. Consumoteca, con 3.500 contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad. Quiero contribuir con mis conocimientos en derecho del consumo, así como en Internet y comercio electrónico a una sociedad más informada. Lo que me gusta de mi proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.