La importancia del curriculum vitae al buscar trabajo

La importancia del curriculum vitae al buscar trabajo
Curriculum Vitae y entrevista de trabajo (Van Tay Media Unsplash)

Alguien ha dejado dicha una de esas frases que dejan poso, relacionada con el mercado laboral, y muy acertada: buscar trabajo es un trabajo de por sí. Buena parte de esta tarea es redactar un curriculum vitae y para eso hay plantillas muy útiles (puedes encontrar plantillas de curriculum aquí). En este post te cuento cómo se organiza un curriculum vitae tras más de 25 años en el mercado laboral, esperando que te ayude.

Qué es un curriculum vitae

Curriculum vitae (currículo o CV en versión abreviada) es una expresión proveniente del latín que podría traducirse como «carrera de la vida».

Se trata de un documento escrito en el que se enumeran datos personales y un resumen de la trayectoria profesional de alguien en su condición de persona trabajadora. Todo ello con el fin de posicionarse en el mercado de trabajo por sus habilidades, experiencia o trayectoria profesional (o la suma de dos o tres de las anteriores).

El CV es una herramienta utilizada sobre todo en el ámbito de los recursos humanos con la finalidad de poder buscar perfiles determinados, cribarlos y dar con una serie de perfiles a los que contactar para una entrevista de trabajo.

Como curiosidad te cuento que en el mundo anglo-sajón al CV se le conoce como «resume», vocablo tomado prestado del francés «résumé» que quiere decir, resumen o extracto. Y se le atribuye a Leonardo da Vinci la elaboración del primer «résumé» conocido, cuando escribió una carta contando todas sus capacidades a quien sería su mecenas, Ludovico Sforza,  allá por el año 1481.

El secreto de un buen curriculum

¿Eres una persona capaz de sintetizar un mundo de ideas en algo breve y contundente? ¿Se te da bien resumir una idea o tiendes a irte por las ramas sin concretar? El CV es un «resumen» de una vida profesional o, si no se ha trabajado antes, de tu potencial y capacidades.

Para mí y tras muchos años de experiencia laboral, el secreto de un buen CV estriba en dos capacidades. La primera es la de sintetizar y resumir lo que eres, has sido y aspiras a ser profesionalmente hablando. Y ello incluyendo en el documento una serie de palabras clave que definan tu actividad.

Y la segunda capacidad, por muy importante que te veas o muchos trabajos y habilidades tengas, ser capaz de resumir todo tu historial profesional en una sola hoja de papel. Máximo 2, tamaño A4. Pero con una nos debería bastar. Esto nos obligará a priorizar entre habilidades y experiencias, sintetizando al máximo y yendo al grano. 

Partes de un curriculum

Las secciones que, sí o sí, deberían formar parte de un curriculum vitae son estas que vemos a continuación pero ten en cuenta que el CV debería ser un documento modular. Y que en cada proceso de selección deberíamos optar por modificar algunas partes del mismo, añadiendo o suprimiendo elementos del CV que no interese mostrar o resaltar a primera vista para esa posición.

Datos personales y de contacto

Los datos personales deberían incluir el nombre completo y la dirección postal donde estés localizable. Si tu dirección puede ser un problema (por requerirse en la oferta una residencia concreta que no tienes), simplemente no la pongas. Y confía en sortear este inconveniente en el día de tu entrevista de trabajo. 

Los datos de contacto deberían ser, como mínimo el teléfono móvil y un correo electrónico. Si tienes un email demasiado informal a lo mejor sería buena idea usar uno más formal. Aunque solo sea para tus procesos de selección.

Se puede añadir algún dato autobiográfico como tu estado civil o tus hijos o tu nacionalidad si aportan valor. También una página web, si tenemos una que sea relevante, presentable y actualizada que aporte valor a tu candidatura. 

Algunas personas añaden una fotografía. Esto no es obligatorio pero obviamente puede ayudar si en la foto se ve una persona que reúne el perfil que la empresa esté buscando. Lo importante es que la misma sea actual y que presente un aspecto nada impostado e idóneo para el lugar de trabajo.

Resumen ejecutivo en una línea

¿Eres capaz de resumir en una línea a qué te dedicas con maestría y tu principal experiencia o habilidad? Por ejemplo:

«Experto cortador de jamón Premio International Jamón Awards 2021 con idiomas y don de gentes«

Este podría ser un resumen exitoso ya que muestra una actividad (cortador de jamón), un premio actual de 2021 en un contexto internacional que se ve reforzado por los idiomas. Y por el don de gentes que se espera a un cortador de jamón que exhibe ante el público su técnica con el cuchillo jamonero.

Resumen profesional

En este apartado se podría describir en un máximo de 2 ó 3 líneas nuestra trayectoria profesional sin citar nombres de empresas. Más bien lo que mejor sabemos hacer.

Aquí se podría hablar de qué actividad profesional tenemos (cortador de jamón, médico, programador de páginas web, administrativo, etc.), de nuestro nivel (junior, senior, alto directivo, etc.), del número de años de experiencia y del tipo de empresa en el que hemos trabajado (pequeña, mediana, multinacional, start-up). O si somos autónomos.

Y podemos cerrar estas dos o tres líneas con lo que estamos buscando. O lo que esperamos de un empleador:

en busca de nuevos retos profesionales…. en busca de mi primera oportunidad profesional……..en busca de nuevo proyecto que dirigir, etc.

Experiencia profesional

A continuación deberían resumirse en dos o tres líneas cada uno de los trabajos anteriores realizados, de más reciente a menos. Hay que cuidar que no haya grandes huecos de tiempo entre una ocupación y la anterior ya que puede dar lugar a preguntas por parte del entrevistador.

Para cada ocupación deberíamos decir el nombre del puesto que ocupamos («Jefe de XX»), la empresa para la que trabajamos y el período de tiempo dedicado.

Si el período dedicado a una empresa no es significativo, mejor no citarlo. Si tuvimos una época con muchos cambios de compañías es mejor agruparlas todas en una sola actividad resumiendo lo que se realizó en ellas.

Formación

Después de la experiencia profesional debería venir un apartado breve con nuestra titulación o especialización (si se dispone de ella). No merece la pena detallar dónde cursamos la ESO y el Bachillerato salvo que se haya hecho en algún lugar realmente diferente por su emplazamiento o método. O salgo que sea nuestra primera búsqueda de trabajo.

Idiomas

Los idiomas hoy son tal vez el filtro básico para el primer cribado de currículum en las empresas. Hoy en día cualquier posición mediana o superior lleva aparejado tener que comunicarse con otros colegas en otros idiomas. Por eso, si se tiene un nivel aceptable o bueno de al menos un idioma hay que indicarlo.

Y no indicarlo en caso contrario. Mi punto de vista es que si no se tiene un buen nivel de idiomas es mejor no indicarlo en el CV ya que, para Personal, es muy frustrante encontrar personas que dicen hablar inglés y luego nada de nada.

Otras habilidades y méritos

En el último párrafo se puede aprovechar para introducir méritos, premios, actividades no profesionales en las que hemos sido reconocidos. También lo que nos gusta hacer en nuestro tiempo libre.

Y por supuesto, cualquier actividad, voluntariado o mérito que resalte nuestro perfil sobre el de otros candidatos. Algo que nos haga únicos.

Necesidad de ir más allá del formato papel

Vivimos en una época digital en la que hay medios interactivos para darse a conocer. El curriculum vitae tradicional en papel es la carta de presentación a un trabajo. Por eso debe llamar la atención. Y por eso cada vez es más importante diferenciarse de la masa.

Y qué duda cabe que cualquier otra forma original de presentarnos en sociedad y de ser buscados, encontrados y vistos nos dará muchos puntos. Así es interesante figurar en redes profesionales como LinkedIn en las que muchos caza-talentos hacen búsquedas de profesionales con experiencia.

También puede ser interesante, como parte de un posterior curriculum diferenciado, disponer de una web personal donde hablemos de lo que sabemos hacer, de nuestros méritos, de investigaciones, etc. O un blog donde escribir de forma frecuente y profesional sobre nuestra especialidad.

Y por supuesto, ser activos en redes sociales con contenido que nos pueda significar y ayudar a resaltar en lo relacionado con nuestro trabajo ideal. 

Pero no olvides que cuando te llamen desde Recursos Humanos de una empresa, te pedirán un curriculum actualizado de toda la vida, en papel, a ser posible en una sola hoja de Word. Y para eso las plantillas de curriculum te podrán ayudar.

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en muchos lugares y me gusta leer y montar en moto. Después de trabajar durante ocho años en la asociación de consumidores más grande de España, decidí crear y financiar Consumoteca.com de mi bolsillo en 2009 para ayudar a las personas a no ser engañadas por las empresas. Consumoteca, con 3.500 contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad. Quiero contribuir con mis conocimientos en derecho del consumo, así como en Internet y comercio electrónico a una sociedad más informada. Lo que me gusta de mi proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.