¿Quién nos protege de los productos inseguros?

¿Quién nos protege de los productos inseguros?

Productos inseguros

Por ley, los bienes o servicios puestos en el mercado deben ser seguros. Un producto inseguro es aquel cuyo uso en circunstancias normales puede generar un riesgo para la salud o integridad de su usuario o personas, animales y cosas cercanas.

La ley* define a los productos inseguros de forma negativa. Es decir, son inseguros los artículos que no son seguros. Y, por exclusión, producto seguro es aquel producto que

en condiciones de utilización normales o razonablemente previsibles, incluidas las condiciones de duración y, si procede, de puesta en servicio, instalación y de mantenimiento, no presente riesgo alguno o únicamente riesgos mínimos compatibles con el uso del producto y considerados admisibles dentro del respeto de un nivel elevado de protección de la salud y de la seguridad de las personas….

La norma continúa dictando los elementos de seguridad de cualquier producto y otros aspectos colaterales. Son estos:

1. Las características del producto, entre ellas su composición y envase.
2. El efecto sobre otros productos, cuando razonablemente se pueda prever la utilización del primero junto con los segundos.
3. La información que acompaña al producto. En particular, el etiquetado; los posibles avisos e instrucciones de uso y eliminación; las instrucciones de montaje y, si procede, instalación y mantenimiento, así como cualquier otra indicación o información relativa al producto.
4. La presentación y publicidad del producto.
5. Las categorías de consumidores que estén en condiciones de riesgo en la utilización del producto, en particular, los niños y las personas mayores.

Y destaca varios deberes, siendo el más obvio, el de “poner en el mercado únicamente productos seguros”. Pero también están los deberes de:

  • retirar del mercado los productos inseguros
  • informar de los riesgos,
  • deber de los productores de mantenerse informados de los riesgos que sus productos puedan presentar, y de retirarlos en caso de que sean inseguros.

El sistema de alerta rápida europeo

En España (internamente entre las Comunidades autónomas) y a su vez en Europa existe una red de alerta rápida de notificación de productos no alimentarios inseguros (para los alimentarios existe el RASFF), conocida por las siglas RAPEX o en inglés por Safety Gate (puerta segura).

El sistema de alerta rápida está dispuesto en forma de red de instituciones y organismos, siendo el representante español de la red el Ministerio de Consumo, a través de su Dirección General de Consumo (Príncipe de Vergara, 54, Madrid).

Alertas de seguridad semanales

Si quieres estar al tanto de qué productos se retiran del mercado europeo y las causas, puedes suscribirte a las alertas semanales, Aquí te dejo el enlace.

Sistema de alerta rápida Safety Gate
Sistema de alerta rápida Safety Gate

Y aquí tienes ejemplos de los casos más habituales de alertas de seguridad por categoría de productos, extraídos de la última notificación semanal (marzo 2020).

Bisutería

Muchos de los productos de bisutería retirados del mercado europeo lo son por su composición, de alta toxicidad.

Por ejemplo, por exceso de níquel (valor medido hasta: 21 µg / cm2 / semana). El níquel es un sensibilizador fuerte y causa reacciones alérgicas en contacto directo y prolongado con la piel (el producto no cumple con el Reglamento REACH).

Iluminación

Las luces importadas de Asia suelen ser bastante inseguras. Los cables pueden no estar anclados correctamente y son demasiado delgados. Los cables accesibles tienen un aislamiento inadecuado. El cable podría sobrecalentarse y provocar quemaduras o incendios. El usuario puede tocar partes activas accesibles, lo que puede provocar una descarga eléctrica.

En definitiva, se trata de productos que no cumplen con los requisitos de la Directiva de baja tensión y la norma europea EN 60598.

Otro producto típico inseguro son las lámparas led con aislamiento insuficiente o distancias de fuga entre las partes vivas insuficientes. El usuario podría tocar partes vivas y recibir una descarga eléctrica. Son productos que no cumplen los requisitos de la Directiva de baja tensión y la norma europea pertinente 62560.

Enchufe con luz fantasma
Enchufe con luz fantasma

Y también puede haber inseguridad en los enchufes con luz para niños como el de aquí encima. Las soldaduras de algunos de ellos contienen una cantidad excesiva de plomo (valor medido hasta 84%), representando un riesgo para el medio ambiente. Estos productos incumplen la Directiva de la Comisión sobre la restricción del uso de ciertas sustancias peligrosas en equipos eléctricos y electrónicos (Directiva RoHS 2).

Hamacas de niño

Esta hamaca importada de China en Suecia acaba de ser retirada del mercado. El material del marco no es lo suficientemente fuerte. Además, el marco carece de un mecanismo de bloqueo. Podría romperse y/o soltarse con el balanceo del bebé, pudiendo provocar su caída al suelo. El producto no cumple la norma europea EN 12790.

Hamaca bebé
Hamaca bebé

Trajes de neopreno inseguros

Este traje ne neopreno importado de Chino ha sido notificado por Alemania por la toxicidad de su composición.

Traje de neopreno tóxico
Traje de neopreno tóxico

El tejido negro del neopreno contiene una cantidad excesiva de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP). En particular contiene criseno, benzo (e) pireno y benzo (e) antracen (valores medidos: hasta 62 mg / kg, 23 mg / kg y 28 mg / kg en peso respectivamente). Estos HAP pueden causar cáncer y también son mutagénicos y tóxicos para la reproducción. El producto no cumple con el Reglamento REACH.

Material de protección

Otro ejemplo son guantes de protección para trabajos en obras con nitrobenceno. El nitrobenceno se absorbe fácilmente a través de la piel, es hematotóxico, puede dañar los testículos y causar espermatogénesis. También puede causar cáncer cuando se inhala o en contacto con la piel.

Normativa sobre seguridad de los productos

-Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.

Su artículo 8 dice que:

Son derechos básicos de los consumidores y usuarios:

a) La protección contra los riesgos que puedan afectar su salud o seguridad.

Y el artículo 11 (Deber general de seguridad) y siguientes, dice así:

1. Los bienes o servicios puestos en el mercado deben ser seguros.

2. Se consideran seguros los bienes o servicios que, en condiciones de uso normales o razonablemente previsibles, incluida su duración, no presenten riesgo alguno para la salud o seguridad de las personas, o únicamente los riesgos mínimos compatibles con el uso del bien o servicio y considerados admisibles dentro de un nivel elevado de protección de la salud y seguridad de las personas.

-Real Decreto 1801/2003, de 26 de diciembre, sobre seguridad general de los productos.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 4300 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close