Comprar un equipo de música para coche

Comprar un equipo de música para coche

Equipo de música para coche

Uno de los placeres más grandes cuando tienes un coche es conducir acompañados de música. Antes de comprar un equipo de música para coche ten en cuenta los siguientes consejos que te damos desde Consumoteca, tanto de las cosas a ver como de tus derechos como consumidor.

La fuente de sonido

Nos referimos al sintonizador de radio, al lector o reproductor (de casetes, CD, MiniDisc, MP3, etc.), y, opcionalmente, al circuito integrado amplificador.

-Hasta hace una década los coches venían con radio o como mucho con radiocasete.

-Después llegaron los reproductores de CD y apareció la radio-CD, con mayor calidad de sonido, pero con el inconveniente de que la reproducción saltaba con los baches del camino.

-En la era digital multimedia actual tenemos el reproductor de radio-CD y de MP3, pero siguen añadiéndose multitud de funciones por lo que es buena idea optar por equipos con entradas auxiliares (puertos de entrada line in, puertos USB, lectores de tarjetas de memoria, etc.) para conectar dispositivos adicionales como lectores portátiles de CD y DVD, reproductores de MP3, lectores de MiniDisc, sintonizadores de radio por satélite (GPS), sintonizadores de TV, consolas de videojuegos, etc.

Los amplificadores

A la hora de comprar amplificadores, es mejor optar por amplificadores cuya potencia nominal exceda a la del altavoz que al revés, pero fijándonos en la potencia media eficaz (potencia raíz cuadrada, RMS), no en la máxima (pico de potencia). Se recomienda instalar cuatro amplificadores en los vehículos.

Los amplificadores son imprescindibles para reducir la distorsión del sonido y permitir una escucha limpia. Son aparatos que reciben una señal de entrada y la devuelven ampliada. Deben tener un ajuste de “sensibilidad” para la señal de entrada para llegar al voltaje máximo para el que están diseñados.

-Si a un amplificador le pedimos más potencia de la que tiene, llegará un momento en que no será capaz de dar el voltaje de salida exigido y se produce el fenómeno del recorte o “clipping”.

-Por ello es mejor tener un amplificador cuya potencia nominal exceda a la del altavoz que al revés. Pero ojo, hay que fijarse más bien en el valor medio eficaz que en la potencia máxima, aunque en definitiva siempre es mejor que sobre a que falte. La “ganancia” sirve para ajustar los voltajes de la salida del amplificador.

-No se debe poner la ganancia al máximo sino investigar qué voltaje de salida tiene nuestro equipo para el máximo volumen y probar con ese ajuste. Los amplificadores suelen llevar otros componentes, como filtros y  control de realce de bajos (“bass boost”) que conviene dejar al mínimo. A la hora de elegir amplificadores hay que plantearse también cuántos altavoces se quieren amplificar para saber si necesitamos 2, 4 o más canales (se recomiendan 4).

Los altavoces

Los altavoces traducen las señales eléctricas que reciben del amplificador en señales acústicas “comprensibles” para nuestros oídos. De ellos depende que el sonido reproducido sea fiel al sonido real que se ha grabado, en definitiva, de ellos depende la calidad del sonido.

Para lograr esa alta fidelidad, los altavoces deben recrear todos los componentes originales sin alterarlos, y eso lo logran interaccionando con el entorno en el que están instalados. A la hora de escoger altavoces hay que tener en cuenta el tipo de música que vamos a escuchar (graves secos, agudos chillones, etc.), las características de nuestra fuente y de los amplificadores, la ubicación, etc. Conviene escoger marcas de calidad reconocida.

-Como las ondas viajan y llegan a nuestros oídos en momentos diferentes debido a que se colocan a distinta distancia, no conviene sonorizar la parte trasera del coche porque “ensucia” el sonido final.

-Los agudos se propagan en línea recta mientras que los graves son omnidireccionales, por lo que los distintos altavoces deben tener una ubicación especial dentro del automóvil según sean para graves o agudos. La “sensibilidad” del altavoz se mide en dB/W/m.  Los valores de hasta 91 indican un altavoz “duro” (apto para usar con amplificadores externos). Valores por encima de 91 dB/W/m nos muestran un altavoz “blando”.

Dependiendo del rango de frecuencias que reproduzcan, tenemos los siguientes tipos de altavoces:

-Sugraves (Subwoofer): Para frecuencias ultrabajas (<80Hz). Requieren amplificadores externos.

-Medios-graves (Woofer): Para frecuencias de 80 a 1000Hz.  Suelen ir ubicados en las puertas o bandejas y utilizan como caja de resonancia la puerta o el maletero.

-Medios (Mid-woofer): Para frecuencias entre 1000Hz y 4000HZ. Se ubican en el salpicadero.

-Agudos (Tweeter): Son altavoces pequeños para altas frecuencias (3000Hz a 20000Hz).  Deben estar colocados apuntando al oído del oyente y sin obstáculos.

Otras cosas a tener en cuenta

Tu presupuesto

Para encontrar un buen equipo de audio es recomendable hacer una búsqueda previa en Internet. Es bueno saber qué alternativas de car audio hay y buscar un equipo con una buena relación calidad/precio. Si no necesitas una calidad de sonido extraordinaria, en el mercado hay aparatos de gama media-baja con radio-CD con MP3 que producen un sonido más que satisfactorio.

Un justo equilibrio

Si quieres potenciar al máximo la calidad del equipo, debes prestar atención a las características de sus tres componentes: fuente de sonido, amplificador y altavoces. Y debes ser coherente, ya que no tiene sentido realizar una gran inversión inicial en la fuente del sonido y luego escatimar en los amplificadores o en los altavoces, que son en definitiva los que determinan la calidad del sonido.

Estética y funcionalidad

Salvo excepciones que tu coche venga ya preparado de serie con un paquete de sonido de firmas conocidas (BOSE, Pioneer, JBL, etc,) necesitarás saber si tu fuente de audio suena bien o sustituirla por una con mayor calidad.

Tu nueva fuente de sonido, radio CD o receptor multimedia, debería ofrecer calidad de sonido. Fíjate que tenga salidas RCA para conectar el amplificador y que permita instalar un ecualizador. La conectividad mínima a exigir a tu equipo debería incluir Bluetooth, USB, navegador, etc.

A la hora de elegir la fuente, por tanto, hay que atender a distintos criterios. Hablamos de aspectos estéticos, de ergonomía o facilidad de uso que es importante para no distraernos al volante. También hay que mirar la calidad y robustez del equipo y prestar atención a las especificaciones técnicas.

Así, por ejemplo, hay que fijarse en:

-Las salidas de previo de señal (RCA), que sirven para conectar elementos externos como amplificadores;

-La relación calidad/ruido (el ruido de fondo indeseado, por ejemplo, el producido por los soportes analógicos como los casetes y por algunos lectores de CD);

-La “presencia” de todas las frecuencias (agudos, medios y bajos) para que se reproduzcan todas las frecuencias y así el equipo esté compensado, etc.

-Frontal extraíble para evitar su robo.

Lo mejor es comprar un reproductor de Radio CD con MP3, que lo lea todo, que actualmente tienen un precio muy asequible o bien equipos con entradas auxiliares para necesidades futuras. Los navegadores por satélite GPS (con lector de MP3 y transmisor FM) que hasta hace poco eran muy caros ya están al alcance de todos los bolsillos.

El precio

El precio debe incluir el IVA (o IGIC en Canarias) y es bueno también presupuestar la instalación, ya que puede suponernos un disgusto.

La factura

La factura es un documento clave para poder dejar constancia de la compra, de quién te lo ha vendido y de la fecha en la que comienza el cómputo de la garantía por no conformidad del producto, así que no cometas la torpeza del “sin IVA” y pide tu factura como dios manda.

La garantía

La garantía legal para la compra de una radio nueva para tu coche es obligatoria. Durante los dos primeros años tras la compra acreditada por la factura, el vendedor responde por la falta de conformidad del producto con la reparación o sustitución del mismo por otro igual.

En caso de no ser posible ni la reparación ni la sustitución te deberán reducir el precio con la posibilidad de rescisión del contrato.

Esta entrada se publicó originalmente el 21 de septiembre de 2009 y ha sido actualizada con fecha 21 de enero de 2019.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 4300 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close