Como elegir el mejor humidificador

En este momento estás viendo Como elegir el mejor humidificador
Bebé durmiendo Peter Oslanec Unsplash

Dentro de la lista de pequeños electrodomésticos para casa o la oficina, es muy recomendable incluir un humidificador. Este aparato eléctrico de pequeñas dimensiones y bajo consumo nos ayudará a mantener un ambiente húmedo en nuestras estancias ideal para el cuerpo, los animales o las plantas. En este post te vamos a hablar de cómo elegir el mejor humidificador. Si estás pensando en comprar el tuyo, no dejes de mirar en esta web especializada en humidificadores.

Humidificador Levoit de 6 litros de capacidad
Humidificador Levoit de 6 litros de capacidad (Fuente: Purificalia.com)

Qué es un humidificador

Un humidificador es un pequeño aparato electrodoméstico (lo que en el argot se llama PAE) con un depósito de agua incorporado. Una vez enchufado a la corriente y encendido, transforma el agua en vapor de agua, frío o frío/caliente, contribuyendo a humedecer el ambiente de una habitación.

El vapor frío y constante que emiten contraresta la sequedad ambiental que se genera en lugares cerrados, especialmente en invierno, por la acción de la calefacción, bombas de calor y ventanas cerradas.

Gracias a la humedad emitida por este electrodoméstico, evitamos la sequedad de la boca, garganta y vías respiratorias y ayudamos a reducir la presencia de polvo, ácaros y hongos en suspensión, para su correcta eliminación con el aspirador o la mopa. Otros beneficios son evitar la sequedad en las plantas de casa y la electricidad estática en el pelo.

Si se añade suero al depósito de agua de su interior, también podemos conseguir un efecto beneficioso en nuestra nariz, boca y traquea.

Partes de un humidificador

Los principales elementos de este aparato electrodoméstico son:

  • El depósito de agua incorporado al aparato. Suelen ser transparentes para permitir visualizar el nivel de agua disponible y contar con una forma fácil de llenado que no provoque derrames.

    La capacidad para los aparatos caseros pequeños suele rondar la horquilla de los 150 ml a los 300 ml, lo que garantiza una autonomía de funcionamiento de entre 3 y 6 horas. Pero también hay modelos de gran capacidad que admiten hasta 6 litros de agua en su depósito y prometen una autonomía de 36 a 60 horas ininterrumpidas.

    En cualquier caso, hay que tener en cuenta que, a mayor capacidad del depósito, mayor el tamaño del aparato.

  • Un dosificador para aromas, aceites esenciales, sueros o cualquier elemento que queramos pulverizar junto con el vapor de agua.
  • Una boquilla por la que sale el vapor de agua. En algunos modelos esta boquilla es direccionable por lo que se puede dirigir el chorro de vapor a la zona deseada de la habitación.
  • Mando a distancia en modelos de media y alta gama o integración IFTTT con Apps de voz tipo Alexa. Esto permite encender, apagar y regular las funciones del aparato desde la comodidad del sillón con el mando o por órdenes de voz. Aunque algunos usuarios se quejan de que el aparato solo obedece a comandos en inglés, no en español.
  • Enchufe a la red eléctrica o alimentación USB para su conexión a cualquier dispositivo con toma USB.

Tipos de humidificadores

En el mercado hay disponibles humidificadores para su uso en casas y oficinas pequeñas de distintos tipos. Atendiendo a las distintas tecnologías de evaporación del agua, tenemos:

  • Humidificadores convencionales: hacen pasar el agua por un filtro y mediante energía eléctrica la transforman en vapor de agua que sale por la boquilla.
  • Humidificadores ultrasónicos: pulverizan el agua mediante el recurso a una vibración de alta frecuencia, imperceptible al oído humano.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

Estos aparatos tienen las siguientes ventajas:

  • Los humidificadores son silenciosos con emisiones sonoras por debajo de los 20 -30 dB.
  • Nos ayudan a aumentar la humedad ambiental en habitaciones cerradas contrarestando la sequedad en ambientes cerrados por la calefacción, bombas de calor y la polución (coches, pólenes, polvo, etc.).
  • La humedad generada por este aparato nos ayuda a mantener la hidratación de la piel, los ojos, labios y vías respiratorias (boca, garganta, nariz, etc.).
  • La humedad generada también neutraliza el polvo y partículas en suspensión para su correcta recogida con la aspiradora.
  • La humedad controlada que emiten ayuda a las personas alérgicas y/o asmáticas a tener las vías aéreas despejadas, reduciendo su inflamación, y por tanto la sensación de falta de aire (disnea).
  • Hay modelos que incluyen un temporizador para poder programar las horas de uso sin tener que molestarse en apagarlo. Una vez cumplido el programa el aparato se apaga automáticamente sin riesgo.
  • Hay modelos que permiten el uso de sueros con mascarilla para la limpieza de las vías respiratorias de mucosas.
  • Hay modelos realmente vistosos y silenciosos que incorporan la función de difusión de aromas o varias luces led graduables en intensidad, a elegir. A la vez de humedecer el ambiente, dejan la casa oliendo a limpieza y con bonita iluminación en uso nocturno.
  • El precio de estos aparatos es asequible. Obviamente variará en función de la sofisticación y capacidad del depósito.

Inconvenientes

Las desventajas de los humidificadores son pocas:

  • Es un electrodoméstico que tiene la finalidad de humedecer el ambiente. Pero no conviene humedecer en exceso una habitación abusando del uso de este electrodoméstico. Además de la salud, tus muebles de madera podrían verse afectados. Por eso se recomienda su uso en habitaciones ventiladas periódicamente.
  • Las personas que sufren de alergias que afectan a sus vías respiratorias o de asma, es aconsejable que consulten con su médico de cabecera sobre el tipo de humidificador ideal para su situación personal.
  • La capacidad del depósito de agua del humidificador condiciona su efectividad. Por tanto es bueno elegir bien el mejor humidificador y comparar modelos antes de comprar. Webs como Purificalia.com te ayudan en esa tarea.
  • Es muy importante mantener limpios los elementos del humidificador, para evitar la acción bacteriana. En concreto se recomienda limpiar el depósito de agua y, en caso de tenerlo, el filtro del humidificador. No olvides secar bien el filtro antes de volver a utilizarlo. Algunos modelos te avisan cuando el aparato requiere esta limpieza de elementos. Otros requieren el uso de filtros de recambio con el tiempo.
  • Los humidificadores eléctricos consumen luz. Aunque realmente muy poca debido a su bajísima potencia (entre 7 y 10 vatios) en los modelos pequeños, y hasta 30 vatios en los más potentes.

Conclusión

El humidificador es un electrodoméstico bastante recomendable para su uso en hogares secos por calefacción central, sobre todo en invierno. También en ciudades pobladas con contaminación donde es frecuente el polvo, los pólenes, los ácaros o los hongos.

Utilizar este electrodoméstico con cabeza ayuda a mantener un nivel de humedad aceptable en ambientes cerrados. Su uso ayuda a mantener los labios, la boca, la garganta, la nariz y las vías aéreas despejadas, y una piel correctamente humedecida. Y disminuye el picor la piel o la irritación de los ojos.

Danos tu opinión

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3800 contenidos y 8900 comentarios a pie de post, te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.