Apostarse la Navidad

Está previsto que a pesar de la crisis estas Navidades aumente el número de participación en los sorteos navideños, en especial en el del Niño. Cuando la situación económica es más desesperada se recurre a la última opción que puede salvar las Navidades de este año, sin tener en cuenta las bajas probabilidades de éxito de esa empresa.

En la mayor parte de núcleos familiares el dinero que se va a dedicar a la lotería del Niño y otras, equivale al que podría estarse gastando para hacerse regalos entre la familia. Teniendo en cuenta las pocas probabilidades de salir ganando, a pesar de la existencia de estadísticas que especulan sobre los números ganadores, de los sueños reveladores y otras formas de predicción, lo más probable es que no ganar y, no solo eso, sino que se haya perdido el dinero en su totalidad.

¿Y todo eso para qué? Los sueños y la esperanza cuestan dinero, esos días anteriores al sorteo, de especulaciones sobre ese futuro incierto en el que quizás los problemas económicos ya no volverán a ensombrecer nuestras vidas, es lo que se está comprando. Pero se trata de una recompensa temporal, inasible, que tarde o temprano caerá por su propio peso, tornando esos regalos en cenizas, cenizas de ilusiones, pero también de aquellos regalos que cuestan exactamente el mismo precio y que si se hubiesen reservado para las compras de Navidad podrían haber aportado una felicidad más material y duradera.

Claro que las posibilidades de que toque siguen estando ahí, entre sus ínfimas probabilidades, siempre queda la sospecha de que el número que todos los compañeros de trabajo han comprado sea el ganador, dejando a los únicos que no lo compraron como los perdedores.

RELACIONADO  Consentimiento informado en productos de inversión complejos

A veces las elecciones no son tan fáciles como los números.

Consumoteca

Consumoteca es una web con contenidos prácticos clasificados por temática para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. Te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close