Qué es un gimnasio. Cómo funciona

En este momento estás viendo Qué es un gimnasio. Cómo funciona
Gimnasio Holiday Gym

Un gimnasio es un recinto cerrado que permite a sus usuarios practicar ejercicio físico. Los gimnasios pueden ser públicos o privados, y ser individuales o formar parte de una cadena de centros con una política común (precios, instalaciones, actividades, etc.).

Funcionamiento interno

Los gimnasios (sobre todo los privados como Holiday Gym, Basic-Fit o Body Factory) suelen funcionar previo pago de sus usuarios de una cuota de socio, que puede ser mensual, trimestral, anual, etc.

El pago de la cuota periódica da derecho a ser socio, y como tal, a acceder y utilizar sus instalaciones ilimitadamente en el gimnasio de referencia.

También da derecho, con algunas limitaciones, a utilizar instalaciones de la cadena de gimnasios, fuera del gimnasio habitual.

Servicios de un gimnasio

Entre los servicios que incluyen los gimnasios se encuentran:

  • Salas de musculación y de ejercicio cardiovascular.
  • Taquillas, vestuarios, WC, duchas y servicio de toallas.
  • Sauna, Spa, Termas, Piscina.
  • Clases colectivas impartidas por profesionales (pilates, aerobic, yoga, bailes de salón, batuka, body step etc.).
  • Asesoramiento y plan deportivo a medida.
  • Cafetería.

Algunos gimnasios incluyen además piscina, tratamientos corporales y de belleza (depilación láser), peluquería, salas de bronceado (Rayos UVA) y servicio de masajista.

Consejos antes de usar un gimnasio

Antes de contratar los servicios de un consejo es bueno seguir una serie de consejos como valorar alternativas de calle (bicicleta, running, etc.).

También es recomendable valorar sus días y horarios de apertura y cuándo tiene más saturación de usuarios. Y cómo de disponibles estaremos, valorar las ofertas de precios y si seremos constantes.

Leer la letra pequeña

Por último, es recomendable leer la letra pequeña al firmar, sobre todo en lo relativo a la forma de pago con tarjeta, ya que supone, en realidad, una suscripción periódica.

Una de las cláusulas más controvertidas de este tipo de contratos tiene que ver con el «abultado» preaviso que algunos gimnasios exigen como condición para detener la suscripción.

Si se te pasa avisarles a tiempo, te renuevan la cuota un período adicional. Y si contrataste un trimestre, semestre o anualidad, quedarás vinculado/a al gimnasio muchos meses más. Aunque dejes de ir.

4.5/5 - (6 votos)

Raúl

Experto en informática y amante de las motos, la bicicleta y la caza

Esta entrada tiene un comentario

  1. hernandario

    la mierda coman mucho culo nenes les sirve para culiar

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.