Puertas blindadas versus puertas acorazadas

Puertas blindadas versus puertas acorazadas
Puerta

Seguro que, tras una noticia de un robo o intrusión, te has planteado revisar la puerta principal de tu vivienda. Seguro que has oído hablar de puertas blindadas, y tal vez, algo menos, de puertas acorazadas. Pero, ¿sabrías decir la diferencia entre ambas? o ¿Qué ventajas aportan la una sobre la otra y viceversa? En este post vamos a intentar resolver todas estas dudas.

Puertas blindadas

En general podemos decir que las puertas blindadas ofrecen un rango de seguridad medio / bajo.

La estructura principal de toda puerta blindada está fabricada en aglomerado de 30mm. Sobre esta se encolan dos planchas de acero de 0.8mm de espesor. Con este esqueleto preparado, se encolan los dos tableros que vemos desde fuera, de 4mm por ambas caras.

Estas puertas pueden llevar 3 o 4 bisagras separadas o una línea de bisagra de arriba a abajo.

En cuanto a la cerradura, hay bastantes modelos. La mayoría van embutidas sobre un cajeado en la puerta, de esta forma la zona central de la cerradura (que es la más débil) queda medianamente protegida por las dos chapas de acero antes comentadas.

Donde más controversia puede encontrarse en las blindadas es en el cerco. Éste protege la cerradura contra el apalancamiento y es una de las zonas claves de la puerta. Pero si la cerradura se ve forzada en su parte central, la seguridad de la puerta se viene abajo.

En este sentido en la mayoría de puertas instaladas de obra nueva de bajo presupuesto vienen montadas con un contracerco sobre un cerco de pino. Este es muy similar a los que se usan en las puertas de interior. Por ello, si no se protege con un cajetín antipalanca imaginen la seguridad que ofrece semejante instalación.

Una buena instalación llevará cerco directo de sapelly macizo, recibido a muro con escayola y esparto y a ser posible cajetín antipalanca en los burlones centrales.

Otra opción es decantarse por un cerco de hierro, sobre el que se instala un contra cerco normal, el cerco de hierro es el que nos proporciona la protección anti palanca.

Bombillos y Escudo

El escudo es la pieza de protección que nos encontramos envolviendo el bombillo por su parte exterior. Se ocupa de proteger contra la extracción o la manipulación del bombillo.

En las puertas blindadas el bombillo va atornillado a una pieza que hace un sándwich por la parte interior.
Ofrece, por norma general, poca protección.

Con estas bases, es poco recomendable invertir en un bombillo de muy alta gama, podrán extraerlo y no habrá servido de mucho.

Pros de las puertas blindadas

  • Precios de estas puertas;

  • Plazos de fabricación e instalación, y

  • Posibilidad de medidas especiales.

Contras de las puertas blindadas

  • No están homologadas;

  • Zona central de la cerradura poco protegida, por lo que son vulnerables;

  • Protección del bombillo (escudo);

  • Tableros no intercambiables si se dañan. En este caso solo queda la reparación como solución.

  • Tiempo de vida limitado a 15 / 20 años.

Puerta acorazada o puerta de seguridad

Una puerta acorazada o puerta de seguridad es una solución más robusta que la puerta blindada. Su construcción y concepción son prácticamente las contrarias a las de aquellas.

La mayoría están formadas por un esqueleto de acero formado por tubos o estructuras tubulares sobre las que se van fijando el resto de componentes.

Dentro de esta estructura nos podemos encontrar varios tipos de refuerzos, por norma general requeridos por las homologaciones de seguridad.

Existen varias, pero la más típica es la Europea, Clase 3, 4 y 5. Que conste que estas clases sólo son tiempos invertidos para forzar la apertura. Es decir, que todas las puertas acaban pudiendo ser forzadas. Pero para las clases más altas se necesitan herramientas más específicas y más tiempo en su ejecución.

Las puertas acorazadas tienen muchos pros y pocos contras…

Pros de las puertas acorazadas

  • Cercos por norma general fabricados en acero o hierro, protegiendo cerradura;

  • Cerraduras más técnicas y complejas, con sistemas anti apalancamiento;

  • Escudos abocardados (ojo, no todas) sobre la propia cerradura principal, evitando su extracción y dándole seguridad al bombillo;

  • Con esta seguridad aportada, posibilidad de instalar bombillos de alta gama sin miedo a su posible manipulación;

  • Tableros decorativos instalados sobre guías, con la posibilidad de sustitución en caso de recibir cualquier daño;

  • Media de vida indeterminada. Dependiendo del trato recibido puede ser una puerta casi «para toda la vida» aunque lógicamente tanto pernos como cerradura tienen cierto desgaste por el mero paso del tiempo y su uso diario.

Contras de las puertas acorazadas

El precio, lógicamente es más alto que el de una puerta blindada. Hay que tener en cuenta que son puertas que han tenido que pasar una homologación previa y más complejas que una blindada.

Incluso su instalación suele ser un poco más cara (son más pesadas de transportar y manipular durante su traslado e instalación).

Conclusión

A día de hoy, en pleno 2021, creemos que instalar una puerta blindada solo se debería considerar en zonas muy específicas, con seguridad activa o si el presupuesto no da para más.

Hay puertas acorazadas que ya compiten en precio con una blindada medianamente decente (no con componentes básicos) y ofrecen más seguridad, más durabilidad e incluso mejor presencia.

Si fueras un «caco» que entra en un bloque y ves en el mismo bloque de pisos una puerta blindada y otra acorazada… ¿a cual de las dos te enfrentarías urgido por el tiempo y riesgo de la maniobra?

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.