¿Cómo funcionan las chocolateras industriales?

En este momento estás viendo ¿Cómo funcionan las chocolateras industriales?
Churros con chocolate (HyoSun Rosy Ko Unsplash)

En verano o en invierno, cualquier excusa siempre es válida para tomar un chocolate a la taza. Cualquier establecimiento que sirva un buen chocolate caliente, seguro que ganará con el tiempo una reputación, creará hábitos y atraerá clientes de forma recurrente.

De modo que si tienes (o piensas abrir) un bar, una churrería o una cafetería en la que quieras ofrecer bebidas calientes, lo mejor que puedes hacer es hacerte con una chocolatera industrial. Con ella, podrás preparar el chocolate a primera hora y verterlo en la chocolatera, garantizando su disponibilidad óptima a cualquier hora del día.

Precisamente con el fin de ofrecer algo diferente a los clientes, en los últimos años ha habido una eclosión en el uso y distribución de este tipo de termos industriales en muchos negocios de hostelería. Se trata de máquinas profesionales que, además de mantener el chocolate a la temperatura adecuada garantizan su presentación óptima con el mejor sabor y textura.

Chocolatera industrial Inblan
Chocolatera industrial (Fuente Inblan.com)

¿Qué es una chocolatera industrial?

Las chocolateras industriales son electrodomésticos muy sencillos para la preparación, conservación y dispensación de bebidas calientes en la hostelería.

Exteriormente se trata de un recipiente de acero inoxidable de doble pared y gran capacidad, provisto de un grifo dispensador inclinado de gran caudal, un termostato y un medidor de nivel.

En su interior disponen de un rotor que hace las veces de agitador para que el chocolate no se apelmace y mantenga la densidad y textura correctas en todo momento. Por su parte, el termostato garantiza la temperatura de servicio para que se pueda consumir automáticamente.

Básicamente las palas agitadoras en su interior giran en un movimiento continuo para evitar que el chocolate se vuelva demasiado espeso, grumoso o cremoso.

En otras palabras, una chocolatera no es más que un dispensador de bebidas calientes con un agitador en su interior.

Para qué sirve

Su finalidad es mantener el chocolate caliente en su interior, con consistencia y untuosidad según la mezcla y tipo de chocolate utilizado, para mejorar las propiedades de este producto y garantizar la calidad del chocolate en cantidades industriales.

Si alguna vez has hecho chocolate en casa, sabrás lo difícil que es garantizar su fluidez en cuanto dejas de remover el cazo con la mezcla. Y lo rápido que se enfría, adquiriendo una consistencia menos fluida.

Tipos de chocolateras industriales

Algunos modelos de chocolateras utilizan un sistema de calentamiento al «baño maría» mientras que otras máquinas de chocolate funcionan calentando directamente el contenido en el tanque.

Las primeras garantizan la temperatura constante de la mezcla gracias al termostato, evitando el indeseable efecto de «cocción» del chocolate cuando se calienta en exceso.

Por supuesto, dependiendo del modelo que elijas, pueden tener alguna diferencia en el rendimiento y la retención de temperatura del líquido que contienen.

Características principales

Hay muchos tipos de chocolateras industriales, y aunque parezcan iguales, realmente no lo son. Por ello, es importante conocer sus principales características para que puedas elegir el modelo más adecuado para tu negocio:

Controlador de temperatura

La temperatura es un factor importante para conservar bien el chocolate. Por lo tanto, debes asegurarte de elegir un modelo con termostato para así obtener siempre el producto en las mejores condiciones posibles.

Recuerda también elegir una máquina con grifo desmontable para facilitar su limpieza.

Material

Debes asegurarte de que los materiales que componen la máquina de chocolate sean de buena calidad.

Los mejores termos de gran capacidad se fabrican en acero inoxidable altamente resistente a la corrosión y de fácil limpieza y mantenimiento.

En otros casos, puedes encontrar chocolateras con el envase transparente fabricado en policarbonato.

Tipo de calentamiento

Dependiendo de cómo se genere y mantenga el calor, puedes encontrar chocolateras de dos tipos: al baño maría o con resistencias.

El primer sistema retiene el calor calentando un depósito de agua en el fondo del contenedor, que a su vez calienta el recipiente que contiene el chocolate.

Con este tipo de calentamiento, la temperatura en el interior del termo industrial está más controlada y se mantiene entre 50°C y 65°C.

Luego están las máquinas con resistencia, las cuales actúan por resistencia directa calentando el depósito. Alcanzan temperaturas superiores a las obtenidas con baños de agua, aunque están limitadas a un máximo de 100 °C. Este sistema se utiliza principalmente para trabajar con chocolate muy denso.

Capacidad

Una vez que hayas decidido la forma de calentamiento, debes decidir la capacidad de la chocolatera industrial.

Para ello, debes tener en cuenta la demanda de chocolate entre tus clientes. Es decir, la cantidad de personas a las que servirás chocolate.

En la hostelería puedes encontrar aparatos con diferentes capacidades: desde los 3 litros de los más pequeños hasta los 30 litros de las chocolateras profesionales.

Grifo inclinado antigoteo

Un grifo inclinado antigoteo ayuda a evitar el desperdicio de chocolate y a mantener limpias las tazas donde se sirve el chocolate.

Si además posee un caudal amplio y se puede extraer para su limpieza, tanto mejor.

Función anti-obstrucción

Permite que el chocolate salga por el grifo sin problemas.

Además, muchos modelos de chocolateras industriales cuentan con bandejas de goteo con sensor incluidos, que avisa cuando está llena.

Ventajas de las chocolateras industriales

Mantener la temperatura

Las chocolateras te permiten preparar, conservar y servir chocolate a la taza a una temperatura constante a cualquier hora del día.

De esta manera, siempre dispondrás de chocolate caliente para satisfacer a tus clientes. Este es un factor muy valorado por los clientes exigentes, que esperan una buena bebida caliente en un día de invierno o que lo demandan a horas intempestivas.

Además, la temperatura siempre es un factor necesario para mantener el producto en perfectas condiciones durante más tiempo, cuestión que también debes tener en cuenta.

Economía

A la larga, comprar una chocolatera industrial puede respaldar la economía de cualquier negocio.

Uno de los principales beneficios es que mantiene el producto en óptimas condiciones, puesto que reduce el tiempo de preparación de nuevos lotes de chocolate y, por ende, ayuda a ahorrar dinero.

Preparando mayores cantidades porque se pueden mantener mucho tiempo de forma óptima, ahorramos tiempo que podemos dedicar a otras tareas.

El mejor Marketing 

Tienes un gran producto porque tienes las herramientas de hostelería adecuadas. Trabaja duro y espera a que llegue su popularidad.

Si sirves un gran chocolate en su punto a cualquier hora del día, tus clientes harán tu campaña de marketing hostelero.

Consistencia del producto

Al contrario de lo que pueda parecer, la consistencia de este producto es fundamental.

La formación de grumos, además de inesperada puede ser molesta para el consumidor. Como estas máquinas están equipadas con un rotor agitador en constante movimiento, dispondrás de un chocolate de gran textura y uniforme para satisfacer los paladares más exigentes.

Desventajas

Son pocos los contras que se pueden poner a las chocolateras industriales.

El único, tal vez, es que se trata de un electrodoméstico casi siempre conectado a la red eléctrica para mantener el agitador en funcionamiento y la temperatura del termostato.

Con unas potencias de entre 1000 y 3000 vatios y al precio de la luz, tendrás que sumar unos euros más a tu recibo de la luz.

Danos tu opinión

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3800 contenidos y 8900 comentarios a pie de post, te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.