Vuelta a la rutina con jamón ibérico

En este momento estás viendo Vuelta a la rutina con jamón ibérico
Jamón ibérico y lomo

El jamón ibérico es un manjar dentro y fuera de las fronteras españolas. Es un producto básico de la gastronomía y cultura y pertenece a la selecta clase de manjares conocidos como delicatessen. Es un alimento que beneficia tanto al corazón como al paladar porque sus grasas ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.

La definición legal de un jamón es que es un producto manufacturado o cuyo proceso de elaboración es artesanal, a partir de la pata trasera de cerdos adultos o maduros. Incluye la pata y el hueso, así como todo el componente osteomuscular. Esta pata es sometida al proceso de salazón, curación y posterior maduración necesaria.

Simplificando, el jamón es el pernil entero sin quitar ningún elemento de cerdos adultos que ha sido salado, secado y curado hasta conseguir el efecto deseado. Pero dado que cualquier jamón se ajusta a este criterio, ¿en qué se diferencia el Jamón Ibérico de Los Pedroches del resto de jamones?

Pues que el Jamón Ibérico es elaborado con patas de cerdos ibéricos criados al aire libre y alimentados con bellotas y pastos. Estos cuentan con la homologación y certificación de Los Pedroches (Córdoba), la cual es una de las cuatro denominaciones de origen ibéricas reconocidas en España y que se proyectan al mundo entero, gracias a la calidad de sus productos.

Beneficios del jamón ibérico de los Pedroches para la salud

Por la naturaleza del producto los jamones ibéricos de Los Pedroches poseen múltiples beneficios para la salud:

Reduce los niveles de colesterol y triglicéridos

El jamón ibérico reduce el colesterol LDL (colesterol malo) y aumenta la producción de HDL (el colesterol bueno) en el organismo.

Las dietas ricas en ácidos grasos poliinsaturados reducen los niveles de colesterol LDL en sangre. Esto se ha comprobado en investigaciones clínicas realizadas por la Universidad de Extremadura.

En ellas se han observado descensos significativos del colesterol total, los triglicéridos y el colesterol LDL en plasma cuando los participantes de mayor edad consumían jamón ibérico.

Tiene altos niveles de antioxidantes

Se ha comprobado que el jamón ibérico criado con bellotas mejora el contenido de compuestos antioxidantes.

Esta es una afirmación sustentada según varios estudios científicos patrocinados por la Covap (Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches) y hechos por la Universidad de Salamanca.

Estos elementos, que ayudan a la prevención de enfermedades cardiovasculares, se encuentran en la dehesa natural que pastan los cerdos durante la «montanera».

Es una fuente rica en proteínas

Estudios del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos IATA CSIC en Valencia avalan que el jamón ibérico es una fantástica fuente de proteínas. Y ello porque incluye los aminoácidos necesarios en las dietas bajas en calorías o nutricionalmente deficientes.

Para segmentos demográficos específicos con necesidades particulares, como los niños, los enfermos y los ancianos, es muy aconsejable.

La proteína animal en la dieta ayuda a la absorción de minerales como el hierro, lo cual repercute en elevar los niveles de hemoglobina y no padecer de anemia.

Fuente de minerales y vitaminas

Una investigación de la Universidad de Northamptonshire en el Reino Unido determinó que el jamón ibérico tiene cantidades significativas de minerales adicionales, como el magnesio y el selenio. Estos son beneficiosos para los procesos de antienvejecimiento, así como buenas cantidades de hierro y zinc, fósforo y potasio.

El jamón ibérico, además, es una gran fuente del complejo vitamínico B que incluye B1 (tiamina). Esta es importante para la salud del sistema nervioso y la regulación del apetito. También incluye la vitamina B2 (niacina), la B6 y la B12.

Contiene péptidos bioactivos

La Universidad de Extremadura llevó a cabo un estudio en el cual concluyó que el jamón ibérico contiene sustancias como los péptidos bioactivos que sirven de elementos antihipertensivos y antioxidantes naturales.

Estos componentes ayudan a mejorar la respuesta del sistema inmune ante infecciones y poseen efectos que causan saciedad tras su ingesta.

Se recomienda para dietas bajas en calorías

Contrario a lo que se puede pensar, 100 gramos de jamón ibérico aportan tan solo 335 calorías. O lo que es lo mismo, una ración tradicional de unos 30 gramos solo tiene un aporte calórico de poco más de 100 calorías.

Este dato fue avalado por la OMS, Organización Mundial de la Salud, en el año 2003. Por esto es recomendable su ingesta para bajar de peso.

5/5 - (1 voto)

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3800 contenidos y 8900 comentarios a pie de post, te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.