Contrato de adhesión

Un contrato de adhesión es un contrato cuyas cláusulas las redacta una sola de las partes, y la otra se limita tan sólo a aceptar o rechazar el contrato en su integridad. La empresa que vende el bien o presta el servicio ofrece el mismo a través de un contrato innegociable, y el consumidor debe elegir entre aceptar el bien con todas sus cláusulas o no hacerlo.

Un ejemplo de contrato de adhesión son los contratos de suministro de servicios públicos (energía eléctrica, agua corriente, gas, telefonía, etc.) o la mayoría de los contratos de seguro y contratos bancarios.

El contrato de adhesión es legal, pero a fin de proteger al consumidor, que es la parte débil, se prohíben las cláusulas abusivas, que son nulas de pleno derecho, y las instituciones públicas vigilan la actuación de las empresas. En algunos casos, el Estado interviene para favorecer un equilibrio entre las partes.

Las cláusulas que reglamentan el contrato se denominan Condiciones Generales de la Contratación.

Fuentes:
Wikipedia

GD Star Rating
loading...
Comparte!