Biocombustible

Los biocombustibles o biocarburantes son combustibles renovables de origen biológico, pues se obtienen a partir de la biomasa (residuos agrícolas, madera, estiércol, etc.), que se emplean en los motores de combustión interna.

Pueden ser sólidos (como la leña, el carbón vegetal y los pellets de madera), líquidos (como el etanol, el biodiésel y los aceites pirolíticos) y gaseosos (como el biogás).

Hay biocombustibles de primera generación (producidos a partir de cultivos plantados ex profeso) y de segunda generación (a partir de materiales celulósicos, residuos de cosechas y desechos agrícolas y urbanos).

Los biocombustibles más utilizados actualmente son el biodiésel (que se fabrica a partir de aceites vegetales como la soja, la colza o la jatropha curcas y de grasas animales) y el bioetanol o etanol de biomasa (que se obtiene a partir de plantas ricas en azúcares o en almidón, como maíz, sorgo, caña de azúcar, remolacha y de algunos cereales como el trigo y la cebada). Otras alternativas, son el biopropanol o el biobutanol, menos conocidas y aún en fase de investigación para su posterior comercialización.

Con los biocombustibles se pretende disponer de una energía que sustituya a la que proporcionan los combustibles fósiles tradicionales (como el carbón y el petróleo), cada vez más escasos, pero su cultivo no está exento de polémica. Se acusa a este nuevo mercado de ir en detrimento de cultivos de consumo local, mermando los productos alimentarios básicos de algunas zonas. También se les acusa de contribuir a la destrucción de bosques tropicales y otros ecosistemas para ganar espacio de cultivo y de contribuir al cambio climático, puesto que no se cree que vayan a sustituir a los carburantes fósiles sino a complementarlos, y se esgrime que consumen más energía en su producción de la que luego proporcionan (esta relación se conoce como “tasa de retorno energético”).

Los biocombustibles están regulados en España por la Orden ITC/2877/2008, de 9 de octubre, por la que se establece un mecanismo de fomento del uso de biocarburantes y otros combustibles renovables en el transporte.

El 1 de octubre de 2009, la Comisión Nacional de Energía (CNE) ha puesto en marcha una entidad de certificación (la propia CNE) de las mezclas del total de los combustibles de automoción a las que obliga a los operadores de productos petrolíferos, que son los sujetos obligados a solicitar los certificados. La mezcla obligatoria es del 3,4% para 2009 y del 5,83% en 2010.

Fuentes:
Wikipedia
Web oficial de la Comisión Nacional de Energía: www.cne.es
www.onenergias.com
www.greenfacts.org
http://habitat.aq.upm.es

Eva María

Licenciada en Derecho y Postgrado en traducción. Soy una profesional por cuenta propia que se dedica a la traducción de documentación y al mantenimiento de sitios web, en particular mantengo el sitio www.consumoteca.com. Colaboro con Consumoteca porque creo en este proyecto y creo que hacía falta ordenar la información de ayuda a la compra y presentarla de una forma amigable, en una web bien diseñada. Animando a la gente a que se exprese se está dando un gran paso adelante en la emancipación de los consumidores españoles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close