¿Qué revisiones de seguridad deben pasar los parques acuáticos?

Un parque acuático es todo recinto acotado, con control de acceso público, constituido por diversas atracciones recreativas acuáticas e instalaciones complementarias (cafeterías, restaurantes, tiendas, etc.), con independencia de su titularidad pública o privada o de su finalidad lucrativa o no.

De las distintas normas autonómicas que regulan los parques acuáticos específicamente (Andalucía, Islas Baleares, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana) establecen las obligaciones de las empresas que gestionan los parques acuáticos, así como sus derechos (básicamente la de cobrar el precio y que los usuarios hagan uso de las instalaciones cumpliendo su reglamento de régimen interno).

Un parque acuático es todo recinto acotado, con control de acceso público, constituido por diversas atracciones recreativas acuáticas e instalaciones complementarias (cafeterías, restaurantes, tiendas, etc.), con independencia de su titularidad pública o privada.

El objeto principal de un parque acuático consiste en permitir el contacto de sus usuarios con el agua a través del uso de las atracciones recreativas.

Para garantizar la seguridad de los usuarios de los parques acuáticos, las distintas normas autonómicas que regulan estas instalaciones prevén una serie de revisiones.

Revisiones anuales
Prácticamente, en todas las comunidades autónomas que cuentan con regulación de los parques acuáticos (Andalucía, Islas Baleares, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana), se exige una revisión o inspección anual, antes de la apertura de la temporada o a solicitud del titular.

La normativa de la Comunidad de Madrid* dice al respecto:

Artículo 10
Cada temporada antes de la reapertura, se someterá a una revisión de las condiciones higiénico-sanitarias, que deberá ser solicitada por el titular de la instalación a la Dirección General de Salud, a fin de comprobar que se mantienen las condiciones iniciales.

El titular solicitará al Ayuntamiento la reapertura anual, aportando la siguiente documentación:

a) Informe favorable de la Dirección General de Salud de la Consejería de Salud sobre las condiciones higiénico-sanitarias de las instalaciones.

b) Recibo actualizado de la póliza de seguros.

c) Documento Tc-2 o equivalente, conforme tiene en plantilla los monitores, vigilantes, personal médico, socorristas y mantenedores exigibles de acuerdo con el aforo del parque, instalaciones, sus características y dimensiones, o declaración jurada del titular donde se dé cuenta de que se dispondrá de ellos en el momento de la repertura.

d) Declaración del aforo del parque y sistema que se exige para el control de éste.

e) Libro de registro de incidencias asistenciales realizadas la temporada anterior a que hace referencia el artículo 18.5.

f) Copia del contrato entre el titular y la empresa que haya de prestar el servicio de ambulancia, en caso de que el titular no preste este servicio directamente.

g) Certificado de haber sido sometidas a tratamiento de desinfección (DDD) la totalidad de las instalaciones del parque acuático.

h) Justificación de haber pasado la inspección periódica favorable de las instalaciones eléctricas (baja tensión cada año y alta tensión cada tres años).

i) Justificación de haber pasado la inspección periódica favorable de las instalaciones de gas.

j) Justificación de la realización de las operaciones de mantenimiento de las instalaciones de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria.

En la norma andaluza, se dice que “la instalación de los conductos eléctricos y el alumbrado en cualesquiera de las dependencias del Parque Acuático deben pasar una revisión anual por un instalador autorizado”.

Revisión diaria
Además, una vez en funcionamiento, hay una serie de obligaciones diarias que recaen sobre el director del parque, antes de su apertura al público. La norma andaluza lo describe así:

Todos los días antes de abrirse las instalaciones al público, bajo la responsabilidad del Director del Parque Acuático, se comprobará si las condiciones higiénico-sanitarias de las diversas instalaciones del recinto responden a las exigencias mínimas exigidas y se revisará el correcto funcionamiento de las distintas unidades que integran el Parque Acuático, efectuando asimismo el correspondiente control sanitario del agua de cada una de las Actividades Acuáticas.

En el caso de que algún control devenga insatisfactorio o negativo, el Director del Parque Acuático adoptará las medidas oportunas.

Cuando resulte que alguna Actividad Acuática no pueda entrar en funcionamiento se procederá inmediatamente a hacer pública la variación fijando carteles anunciadores en la zona de acceso, y en las ventanillas de los despachos de billetes o entradas.

No podrán abrirse las instalaciones al público hasta tanto no estén en sus puestos el personal del Servicio de Asistencia Sanitaria y los socorristas que cubren el servicio en cada una de las actividades.

* Comunidad de Madrid: Decreto 128/1989, de 20 de diciembre, del Consejo de Gobierno, por el que se regulan las condiciones higiénico-sanitarias de los parques acuáticos (BOCM de 4 de enero de 1990. Corrección de errores: BOCM de 16 de febrero de 1990).

* Andalucía: Decreto 244/1988, de 28 de junio por el que se aprueba el Reglamento de parques acuáticos al aire libre de la comunidad autónoma de Andalucía.

María Gallego Igea

Licenciada en Derecho. Experta en Derecho de Consumo. Soy Licenciada en Derecho y Master en Derecho Empresarial (Universidad Antonio de Nebrija 1997). Soy actualmente Abogada en ejercicio, con más de diez años de experiencia en despacho propio, que desarrolla su labor profesional en diferentes ámbitos del mundo del consumo (asesoría, mediación y arbitraje). Soy Letrada del turno de oficio y Arbitro de la Corte Arbitral del Colegio de Abogados de Madrid. Colaboro con Consumoteca porque es una oportunidad de acercar mis conocimientos legales a la realidad diaria de las personas que accedan a esta web, y porque supone una oportunidad única para conocer de primera mano los problemas reales que surgen en la vida cotidiana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú