Cosas a tener en cuenta al encargar una moto nueva

Encargar una moto nueva es una de las experiencias de una vida: ilusión, espera, ansiedad, folleto manoseado, mucho dinero y ¡paciencia!, sobre todo si la moto aún no está fabricada.

La hoja de pedido
Al contrario que el presupuesto, que obliga solamente al vendedor a su cumplimiento durante su vigencia, el comprador manifiesta por primera vez su voluntad de contratar (de encargar un vehículo) con la hoja de un pedido.

La hoja de pedido es un documento por el que un consumidor identificado y capaz de contratar se compromete a contratar la adquisición de un vehículo con el concesionario, el cual se compromete a encargar por cuenta de aquél el vehículo solicitado al fabricante.

La hoja de pedido es un documento “intermedio” entre el presupuesto (compromete sólo al vendedor) y el contrato de compra-venta del vehículo nuevo (compromiso mutuo del vendedor de entregar la cosa según lo pactado, y del vendedor de pagarla).

Desgraciadamente para el consumidor, la hoja de pedido es un contrato de adhesión, es decir, un contrato confeccionado por una parte para agilizar trámites y darle dinamismo a las transacciones, y que se impone a la otra parte.

Qué debe incluir la hoja de pedido
Pero ojo, todo contrato, por muy de adhesión que sea, también tiene sus límites. Estas son las cosas que debería tener la hoja de pedido para valernos más adelante en caso de incumplimiento:

 Membrete del vendedor con su logotipo, razón social, dirección completa, teléfono y fax de contacto,

 El lugar y la fecha en la que se emite la hoja de pedido,

RELACIONADO  Cuándo interesa o no interesa comprar un coche nuevo

 Descripción completa de la moto sobre la que se emite: marca, modelo, cilindrada, caballos, color, extras uno a uno,

 Descripción del precio completo “llave en mano”, impuestos, gestoría y tasas incluidas,

 Importe de la señal con la que el comprador se compromete,

 Fecha en la que el vendedor se compromete  a entregar, como muy tarde, el vehículo, vencida la cual, deberá devolver la señal.

Esta última cláusula es muy difícil verla en las hojas de pedido y cuesta mucho incluirla, entre otras cosas porque ésta es un contrato de adhesión, es decir, que el vendedor lo impone sobre el vendedor, el cual no tiene mucho margen de negociación, es decir, “si lo quieres lo tomas y si no…”, como las lentejas.

Además, es cierto que el concesionario es un engranaje más de la cadena de distribución del vehículo, y si a él no se lo sirve en plazo el fabricante, siempre podrá alegar que no es culpa suya.

Nuestro consejo es obligar al concesionario al menos a “firmar”, aunque sea de forma manuscrita, una cláusula de este estilo: “el concesionario se compromete a poner a disposición del comprador el vehículo objeto de la presente hoja de pedido antes de la fecha xx/xx/xxxx, debiendo devolver la señal una vez superada la fecha”.

Qué no debería incluir la hoja de pedido
Cosas que no debería tener la hoja de pedido pero que desgraciadamente existen y a las que recurren los concesionarios:

 Cláusulas de exención de responsabilidad en caso de retraso en la entrega del vehículo,

 Conviene, si no se incluye en el documento, incluir a mano que el consumidor se reserva el derecho de solicitar la devolución de la señal en caso de que el concesionario le ofrezca algo que no se ajusta al pedido (otro color, otros extras etc.).

RELACIONADO  Como vender más en un concesionario de automóviles

Nosotros lo pondríamos, más o menos, así:

“el concesionario X se compromete a poner a disposición del comprador antes del plazo señalado en el punto X (el que hable de la fecha de entrega a partir de la cual se devolverá la señal) un vehículo que responda íntegramente a las características objeto de la presente hoja de pedido recogidas en el punto Z (aquella que describa la marca, modelo,  color, accesorios etc. del vehículo), pudiendo en caso contrario el comprador solicitar la devolución de la señal, y reservarse las acciones que en Derecho le asistan para hacerse indemnizar por los perjuicios que la no conformidad del vehículo con lo solicitado le causen.”

Una vez firmada la hoja de pedido, el consumidor queda comprometido con el concesionario vendedor, pero con un límite: el del importe del anticipo que desembolse. Por tanto, nuestro consejo es que la señal que se adelante al concesionario sea la menor posible.

Para a pensarlo ¿cuántos euros estarías dispuesto a perder si por las razones que fueran, tu moto no llega en varios meses de la fábrica, dentro de los cuales tu situación económica, personal, familiar, profesional etc., puede haber variado de tal forma que ya no te interese comprar ese vehículo? Ese es el verdadero sentido de la señal: compensar al vendedor si el comprador se echa finalmente para atrás.
 
Y recuerda: nunca firmes una hoja de pedido en blanco.

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en muchos lugares y me gusta leer y montar en moto.Después de trabajar durante ocho años en la asociación de consumidores más grande de España, decidí crear y financiar Consumoteca.com de mi bolsillo en 2009 para ayudar a las personas a no ser engañadas por las empresas.Consumoteca, con 4.200 contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad. Quiero contribuir con mis conocimientos en derecho del consumo, así como en Internet y comercio electrónico a una sociedad más informada.Lo que me gusta de mi proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com.

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. Cambio de una moto por otra Buenos días. El caso es que el 21 de febrero del 2012 compre una Honda CBF en un concesionario de Madrid informando que me operaban el 22 y que no podría recogerla hasta mi recuperación. Sin problemas, aun no me he recuperado y no he podido ir a por ella. Yo solo le di la fotocopia del dni y no firme nada de la moto en si, pero firme el presupuesto de la parrilla y el Top-Box de 45L. La he pagado a tocateja por transferencia.
    En fin, me he dado cuenta que me gusta otra que es mas economica en todas los sentidos. Esto de ,,, quiero una moto economica en todos los sentidos,,, fue la entrada de la conversación con el vendedor, el que al final me vendió la CBF.
    La cuestión es,,, ¿ Puedo cambiar la CBF (6800€ la moto+200 matriculación+668 top-box 45L y parrilla) por la otra ( NC700X 6500€ la moto+top-box 35L y parrilla 500€+o -) y que me devuelvan la diferencia?
    Seria el cambio de una mas cara por otra mas barata y que me devuelvan unos 700-800€ de diferencia.
    Gracias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close