¿Por qué es importante tener un eslogan?

En este momento estás viendo ¿Por qué es importante tener un eslogan?
Eslogan en una valla de madera (Nick Fewings Unsplash)

El eslogan es una frase sucinta y sencilla que se utiliza en publicidad para atraer a los clientes de productos o servicios y, en política, para ganar adeptos de una tendencia o candidato.

Si alguna vez se ha escuchado o leído una frase y se ha recordado al instante esa marca o persona y se ha sentido el deseo de comprar, sin duda se trata de un eslogan. Estas frases o palabras son tremendamente potentes y elevan a las empresas en el mercado.

Los eslóganes como llamadas de atención

En otras palabras, los esloganes son una fuerte llamada de atención para atraer a los clientes o potenciales clientes en los mercados competitivos.

Muchos expertos, además, los califican como el puente para cruzar que hacen de la propaganda y la publicidad algo que llegue al público de inmediato.

No es fácil crear y hacer que un eslogan cale en el público y sea recordado. Pese a ser corto, tiene que ser conciso, atractivo, denotar el producto, servicio, idea o persona que identifica y hacerlo con fuerza. Por eso hay que contratar a empresas especializadas para que den con lo mejor.

Para crear un buen eslogan, el publicista hace una investigación de la marca, producto o servicio y, en el caso de la política, del candidato o tendencia. A partir de ahí y dependiendo de las características propias de cada caso, presenta varias propuestas que son estudiadas.

No es algo que se hace a la ligera y por tal razón, existen empresas como Mailrelay con un equipo profesional altamente cualificado para crear eslóganes para todo tipo de artículos o bienes, ideas o tendencias y servicios.

Los buenos publicistas pueden hacer que una frase enamore a las amas de casa que desean un limpiador de cocina especial y hasta a los ciudadanos de un país para elegir a determinado gobernante.

Dentro de las estrategias de marketing, los eslóganes se equiparan o complementan con el logo de la marca y se vuelven parte indisoluble de una marca.

Ejemplo de eslogan
Ejemplo de eslogan

De dónde viene la palabra eslogan

Eslogan es el término español para slogan en inglés. El término “eslogan” no es una palabra inglesa. Esta proviene del idioma gaélico, una lengua celta indoeuropea que la transmitió al inglés.

Su nombre original es Sluagh-ghairm y significa “grito de guerra”. El eslogan original era “Tu país te necesita”. Fue creado en medio de la Primera Guerra Mundial por un soldado británico de nombre Lord Kirchner.

Existen otros casos de eslóganes políticos, como el esfuerzo publicitario contra el gobierno de Pinochet. Se animaba a los votantes a rechazar la dictadura con la frase “Votando NO, dices SÍ a la dictadura”. Históricamente, se demostró el poder que pueden tener estas palabras.

Más allá de sus connotaciones políticas, el eslogan es excelente y una perfecta ilustración de la influencia que debe tener toda empresa u organización sobre sus clientes.

No debería haber ninguna duda sobre qué elegir para cada producto, servicio para el cliente o el  posible cliente.

¿Qué características debe tener un buen eslogan?

Debe ser breve y conciso

El tamaño o número de palabras de un eslogan es uno de sus atributos clave. A los consumidores les resultará más sencillo recordarlo si no solo es corto y conciso, sino también directo y fácil de entender.

Esta frase (o frases) cumple un propósito importante al enfatizar un atributo resaltante de la marca o definir su propósito. Por ello, una de las cualidades de un eslogan es que debe estar intrínsecamente ligado a la marca o producto.

Debe ser una declaración breve, por lo que se aconseja que se centre en el punto de venta único del producto o servicio en una sola frase.

¿Cuál puede ser, entonces, la longitud de un eslogan? No se necesitan más de 2 a 5 palabras para que un texto con estas cualidades sea memorable. Construirlo con frases breves, pero bien desarrolladas, es una elección acertada.

Hay que recordar siempre que un eslogan largo no tiene, desde el punto de vista del marketing, la impresión deseada porque se vuelve más complejo lingüística y sintácticamente. Por lo tanto, no será un eslogan exitoso si no es sucinto y fácil de recordar.

También debe estar libre de complejidades para que la gente en general lo recuerde. Nike es un ejemplo perfecto, con su eslogan “Just do it”.

Tiene que ser original

Según los expertos en branding, los eslóganes y los taglines se basan en las acciones cotidianas de los consumidores. Se aconseja crear palabras derivadas de estos hábitos porque están conectadas con el público objetivo y serán más creativas y sencillas de recordar.

La finalidad es que sea lo más ingenioso posible y que utilice los distintos componentes, como los anuncios de radio, televisión, Internet o cine, que apoyarán el concepto del eslogan.

Debe ser tan pegadizo que permanezca en la mente del público cuando se plantee hacer una compra.

Un consejo útil: ¡se puede hacer rimar el nombre de la marca y el eslogan! La rima de marca es un método que ha tenido mucho éxito en la publicidad de todo el mundo.

Consiste en hacer rimar el nombre de la marca de su producto con el eslogan. Esto contribuirá a darle una singularidad.

Impactar es la meta

Una de las cualidades de un eslogan es que deje al público pensando en él después de escucharlo. En esencia, se trata de una frase que se quedará en la mente de los consumidores porque es llamativa, seductora y atractiva.

Hay que asegurarse de que también sea sencillo de pronunciar. Se debe tener en cuenta que el objetivo al crear un eslogan es asegurarse de que tiene una aplicación práctica y es sencillo de utilizar en una conversación.

De hecho, los expertos afirman que el eslogan debe resultar atractivo y sencillo de repetir por sus atributos estéticos, su ritmo, su cadencia y su repetición.

Esto garantizará que sea duplicado, no solo por su público, sino también por nuevos clientes potenciales.

Englobar el concepto de la marca

Uno de los requisitos fundamentales de un eslogan es que haga referencia a uno o varios aspectos de la marca, los productos o los servicios de la empresa u organización.

Se debe prestar mucha atención a las necesidades del público objetivo para concentrarse en lo que es más crucial para él y así, satisfacer el deseo de esa audiencia al crear la frase que mejor transmita este mensaje.

Conocer el tipo de público al que se dirige, así como el tipo de negocio que se está estableciendo, ayudará a conseguirlo. Si se ignoran estos factores, es posible que el mercado objetivo no entienda el eslogan.

El fin es poder poner en marcha un plan de marketing eficaz para dotar a los objetivos empresariales de un marco sólido y, posteriormente, establecer un eslogan pegadizo para la marca. 

 

5/5 - (1 voto)

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3800 contenidos y 8900 comentarios a pie de post, te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.