Comprar una casa, ¿buena inversión?

Comprar una casa, ¿buena inversión?
Bloque de pisos

Diferentes culturas tienen perspectivas muy diferentes sobre la importancia de ser dueños de nuestro propio hogar, de comprar una casa. Para algunos, tiene poco sentido dejar de vivir con nuestra familia y mudarse con un compañero. Para otros, la propiedad de la vivienda se considera una parte importante de ser un miembro productivo de la sociedad.

Los gobiernos lo promueven ofreciendo ofertas ventajas a nivel de impuestos o préstamos baratos a compradores. Y, si se les da la opción, las personas prefieren ser propietarias de sus casas en lugar de alquilarlas.

Comprando una casa ahorras y generas riqueza

Una de las razones por las que se promueve la propiedad de vivienda, comprar una casa, es porque nos facilita poseer un activo. La vivienda permite a los individuos invertir y acumular riqueza.

Pedir una hipoteca e invertir en la propiedad se ve como una buena decisión económica; en lugar de pagar el alquiler, los propietarios pueden pagar sus deudas, acumular riqueza y tener un hogar para vivir, todo al mismo tiempo.

Algunas de las inversiones más estables que podemos hacer hoy en día son ciertos mercados inmobiliarios en ciudades donde la gente asume que los precios siempre se mantendrán altos.

La crisis inmobiliaria global del 2008 demostró que la especulación puede hacer mucho daño

Sin embargo, la crisis financiera de 2008 demostró que incluso los pagos hipotecarios pueden ser mucho más arriesgados de lo que parecen. Particularmente si las personas, al comprar una casa, acumulan más deuda en lugar de mayores ingresos.

Los promotores inmobiliarios compran casas sin intención de vivir en ellas, sino simplemente alquilarlas o venderlas con un beneficio. La vivienda se convierte en un activo en lugar de un lugar para vivir, donde el aumento de los precios es visto como algo bueno en lugar de una barrera para que las personas vivan en viviendas dignas.

Se dice que los propietarios de viviendas invierten más en su área local y se involucran más en la vida comunitaria, otro beneficio declarado de la propiedad de vivienda. Según los economistas, esto se debe a dos razones; los propietarios tienen un incentivo financiero para mejorar su área local; cuanto mejor se haga, más altos serán los precios de la vivienda.

Los propietarios también tienen más probabilidades de permanecer en la misma comunidad por períodos más largos, lo que aumenta su compromiso y participación en la comunidad local, que si se movieran en el siguiente lugar en poco tiempo. Algunos economistas incluso han encontrado un vínculo entre los vecindarios con un gran número de propietarios de viviendas y bajos informes de delitos.

Alemania, siempre una excepción con su modelo de alquiler

Pero no siempre es tan claro que la propiedad de vivienda sea un mejor ciudadano. Los países que prefieren alquilar, como Alemania, en realidad no tienen peores ciudadanos locales que un país que prefiere la propiedad de vivienda, como es España.

Los datos de propiedad en España es cierto que son muy altos (más del 80%) frente a Alemania que apenas llega al 40%.

Una decisión compleja

Lo principal que hay que entender con las casas es que desempeñan múltiples funciones en la economía: son el hogar de las familias los recursos de la tierra y los activos financieros que se pueden comprar y vender. Estas funciones múltiples hacen que sea difícil decidir cuál es realmente el valor de una casa.

Lo más importante que debes preguntarte antes de comprar vivienda es:

  • ¿Tienes los ahorros necesarios y la estabilidad financiera para al menos soportar la hipoteca los primeros años?
  • ¿Dedicarás menos del 30% de tus ingresos a la hipoteca?
  • ¿La casa ofrece un precio razonable para su zona? Importante evitar comprar en momento al alza y momentos donde veas una burbuja.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.