Hotel de una estrella

Un hotel es un establecimiento turístico que presta servicio de hospedaje en régimen de alquiler, cumpliendo determinadas condiciones y contando con posibles servicios complementarios según la categoría (de una a cinco estrellas).

Según la normativa*, los hoteles y hoteles-apartamentos de una estrella deberán:

 disponer de locales, instalaciones, mobiliario y equipamiento que ofrezcan las necesarias condiciones de comodidad y confort.

 los suelos, paredes y techos de todas las dependencias a utilizar por los clientes estarán construidos y revestidos con materiales y pinturas de buena calidad.

 la vajilla, cristalería, mantelería, cubertería y lencería, serán las adecuadas en cantidad y calidad.

 dispondrán de un sistema de calefacción en todas sus unidades de alojamiento y dependencias de uso común.

 contarán con agua caliente sanitaria, con una temperatura mínima de 50.º C, en todos los cuartos de baño y cocinas, ya sean propios de las unidades de alojamiento o de uso común.

 dispondrán de vestuarios para el personal, que contarán al menos con taquillas, armarios individuales y aseos dotados de inodoros y lavabos con agua corriente caliente y fría, así como de material para la limpieza y secado higiénico de manos.

En los establecimientos de más de 40 habitaciones (la ley las llama unidades de alojamiento), además, los vestuarios serán independientes para el personal masculino y femenino y los aseos estarán dotados de duchas.

 los hoteles de una estrella con servicio de comida no están obligados a disponer de un comedor independiente para el personal, es decir, que el personal podrá utilizar el comedor de clientes siempre que se use fuera del horario de atención a los mismos.

 ascensores de cuatro plazas mínimo y montacargas.

No obstante, cuando el número de habitaciones del establecimiento no exceda de veinticinco, se podrá sustituir el montacargas por un sistema de evacuación de la lencería que permita su traslado directo a la lavandería, evitando su tránsito y ubicación en zonas de circulación de clientes.

 plazas de aparcamiento o garaje, entrada para el personal de servicio y mercancías independiente: la ley no obliga a estos hoteles.

* Decreto 81/2010, de 25 de noviembre, por el que se regulan los establecimientos hoteleros en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Cantabria (BOCA de 9 de diciembre de 2010).

GD Star Rating
loading...
Comparte!