Qué es una nota simple informativa de una vivienda y para qué sirve

En materia de vivienda, una nota simple informativa es una declaración escrita por parte del Registro de la Propiedad sobre la titularidad (quién es el propietario) de una vivienda o cualquier otro inmueble (casa, solar, finca, etc.), su descripción, y si sobre la misma recae en el momento en el que se solicita la nota algún tipo de carga financiera (una hipoteca, un embargo, un usufructo, etc.).

Registro de la Propiedad
El Registro de la Propiedad es un registro público de carácter oficial en el que se inscriben para conocimiento general de todos los ciudadanos, los derechos de propiedad que recaen sobre los bienes inmuebles (fincas, casas, edificios, naves, etc.), así como todos los demás derechos reales que recaigan sobre ellos (hipotecas, embargos, etc.).

El Registro de la Propiedad nos informa de tres cosas básicamente sobre los bienes inmuebles:

 de la descripción del inmueble,

 de quién es su titular registral (a nombre de quién está inscrito), y

 de si sobre el mismo hay inscrita una carga (hipoteca, embargo, etc.).

El Registro de la Propiedad es el órgano encargado de expedir las notas simples informativas sobre cualquier propiedad y de mantener actualizada la información sobre cada inmueble censado en España, junto con su información antes citada.

En ese sentido, el Registro de la Propiedad cumple una función de dar “publicidad” a los hechos que afectan a los inmuebles y gracias a él los consumidores podemos contar con información de primera mano sobre el estado de las viviendas que nos interesa comprar.

Qué información se puede pedir
Hay dos medios de acceder a la información del Registro de la Propiedad: la nota simple y la certificación. Ambas deben contener, en general, la descripción de la finca, la titularidad y las cargas.

 La nota simple sólo da información registral y tiene un valor meramente informativo y si se pide online no va firmada por el Registrador de la Propiedad,

 La certificación: es el único medio de acreditar fehacientemente el contenido del Registro (dar fe) y va firmada por el Registrador.

Por tanto, cara a un juicio, sólo valdrá la certificación emitida y firmada por el Registrador.

GD Star Rating
loading...
Comparte!