Tres tipos de motores compitiendo por el futuro

Tres tipos de motores compitiendo por el futuro
Motor de combustión V8

Cada año que pasa la eficiencia de los motores aumenta: No sólo en el caso de los motores de combustión, que llevan moviendo miles de millones de automóviles desde hace más de un siglo. También en el caso de los motores eléctricos y los motores de hidrógeno. Estos están llamados a suceder a los anteriores en un futuro pretendidamente más limpio. ¿De dónde venimos y hacia dónde vamos en el ámbito de los motores? ¿Cómo afectarán estos cambios a la gigantesca industria del petróleo? A continuación vamos a estudiar los tres tipos de motores que compiten por el futuro.

Un invento no tan novedoso como se piensa

Aunque el motor eléctrico suene a novedoso invento del siglo XXI, lo cierto es que el primer motor de corriente continua con la capacidad de hacer girar maquinaria (objetivo ineludible de cualquier motor) fue inventado por el físico inglés William Sturgeon en un tempranísimo 1832.

Su invento fue patentado cinco años después y tuvo un desarrollo constante durante todo el siglo XIX. Por el contrario, en el caso de los motores de corriente alterna (motores más eficientes que los de corriente continua) estos vivieron un desarrollo mucho más tardío desarrollando en la década de los ochenta del siglo XIX su posible utilidad industrial, por parte del genial serbio Nikola Tesla.

Ya en el siglo XXI los motores eléctricos finalmente parecen haber ganado la partida de la opinión pública. Pero puede que otras alternativas terminen incluso por desbancar tanto a los motores eléctricos como a los motores que funcionan a base de petróleo (motores de combustión).

El hidrógeno como sustituto del petróleo

El motor de un coche movido por hidrógeno también es un coche de combustión, igual que el motor movido por combustibles fósiles no renovables. O bien funciona con una celda de combustible que al contrario que las baterías electroquímicas necesita una fuente de combustible constante.

Aunque es uno de los elementos que más abundan en el universo, en nuestro planeta la mayoría del hidrógeno se obtiene todavía de fuentes no renovables. Hablamos del petróleo, la quema de madera e incluso del gas natural.

Pero también puede obtenerse de la electrólisis del agua, lo cual convierte al hidrógeno en un recurso virtualmente inagotable. Esto es algo fundamental si se tiene en cuenta que grandes masas de población en países tan poblados como la India o China afortunadamente están accediendo a niveles de vida asimilables a la clase media, lo cual implica también el acceso a vehículos propios.

El motor de combustión de derivados del petróleo

Y por último el motor que la mayoría de los vehículos todavía utilizan son los motores de combustión. Este motor ha convertido al petróleo en el oro negro, pero parece destinado a desaparecer no sólo por la pujanza de los motores eléctrico y de hidrógeno, sino también por las restrictivas regulaciones que las autoridades están adoptando en torno a este tipo de motores y sus contaminantes emisiones. Estas tienen mucho que ver con la materia prima, que todavía es una de las más negociadas del mundo, el petróleo.

El petróleo, todavía una herramienta de inversión

Y es que a pesar de que las energías alternativas vienen pisando fuerte y ya están revolucionando nuestro ámbito de interés, la verdad es que el petróleo todavía tiene mucho que decir. Y lo dirá tanto en el ámbito de las inversiones como en el de sus posibles usos en todo tipo de industrias.

¿Cómo funciona el petróleo como inversión generalmente? Pues o bien como instrumento en el mercado de compraventa de futuros (al igual que muchísimas otras materias primas), o bien invirtiendo directamente en una compañía petrolífera concreta de las muchas que cotizan en cualquiera de los índices bursátiles más conocidos.

Pero existen más alternativas, ya que tanto las acciones como los futuros del petróleo son muy populares en las plataformas de trading online apalancado. Este método implica unos riesgos distintos al otro tipo de operaciones. Pero también puede servir a los interesados en invertir utilizando el petróleo.

Por último hay que tener en cuenta que el petróleo tiene más usos, aunque quizás insuficientes para generar los actuales ingresos, y por lo tanto muchas economías dependientes de esta materia prima se están diversificando. O si no lo han hecho aún, ya han puesto a funcionar desde hace años sus fondos soberanos creados gracias a los ingresos del petróleo, invirtiendo en todo tipo de empresas por todo el mundo.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.