Conoce la diferencia que aporta el vapor en el planchado

Conoce la diferencia que aporta el vapor en el planchado
Polti La Vaporella

Una buena plancha de vapor consigue resultados iguales a los de un centro de planchado profesional de forma rápida y asequible.

Planchar no es una actividad que agrade a muchas personas y que puede llegar a resultar tediosa cuando se tiene que hacer con frecuencia. Sin embargo, a todo el mundo le gusta lucir una ropa limpia y sin arrugas, algo imposible de conseguir sin pasar primero por la plancha o el vaporizador. Por suerte, hoy en día existen cada vez más herramientas para que esta tarea sea sencilla, rápida y sobre todo eficaz.

Con las nuevas técnicas de planchado a vapor es posible obtener resultados muy similares a los que tendríamos si acudiésemos a un centro de planchado profesional.

Atrás quedan los tiempos en los que debíamos utilizar las pesadas planchas de hierro tradicionales que, a pesar de su complejidad en el uso, no siempre daban los mejores resultados.

Y es que si no la sabemos emplear de forma adecuada pueden quedar marcas en la ropa e incluso quemaduras.

Esto no ocurre con las modernas técnicas de planchado a vapor. Podemos utilizar los vaporizadores de planchado vertical o planchas a vapor con caldera. Todo ello acompañado de modernas tablas de planchar que son el complemento perfecto para lograr el mejor resultado.

Centros de planchado a vapor

Los centros de planchado con caldera de alta presión son ideales para aquellas personas que tienen que planchar muy a menudo o una gran cantidad de ropa. Este electrodoméstico usa una mayor presión que una plancha tradicional, por lo que tiene más potencia.

Es una de las opciones favoritas de muchos/as consumidores/as por su gran rapidez y eficacia a la hora de dejar la ropa seca y sin arrugas. 

Algunos de estos centros de planchado cuentan con un modo «eco», que permite ahorrar hasta un 40% de energía a la hora de producir el vapor de agua.

Plancha vertical

La plancha vertical es una opción muy cómoda porque permite planchar las prendas colocándolas en perchas, por lo que no hay que pasar largas horas inclinados/as frente a una tabla de planchar.

Gracias a las últimas tecnologías estas planchas verticales expulsan vapor de agua a una gran presión, ofreciendo resultados idénticos a los que obtendríamos empleando una plancha horizontal

Plancha de vapor

La gran ventaja de este modelo es que es más ligero que un centro de planchado pero sin por ello tener poca potencia.

Esta es una de las opciones más clásicas y cómodas para tener en un domicilio particular, ya que además tiene un precio muy económico. Hoy en día es posible encontrar una gran cantidad de modelos por Internet a precios muy asequibles. 

En definitiva, dependiendo del tipo de prendas que tengamos (más o menos delicadas) y sobre todo de la cantidad de ropa que tengamos que planchar, elegiremos un modelo u otro.

Lo que está claro es que el vapor de agua que utilizar estas planchas son la opción ideal para que las prendas queden sin arrugas en poco tiempo y con poco esfuerzo. Invertir en el planchado de vapor es invertir en tiempo. 

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.