Plancha o centro de planchado ¿Qué es mejor?

En este momento estás viendo Plancha o centro de planchado ¿Qué es mejor?
Tabla de planchar (Sergi Dolcet Escrig Unsplash)

Planchar es un horror. No conozco a nadie a quien le guste planchar. Además, no sé por qué, la tarea de la plancha se reserva para después de cenar, cuando los niños no molestan mucho y deberías estar descansando. Sin embargo, el sufrimiento puede ser menor su la calidad de la plancha o centro de planchado es buena.

En este post te ayudamos a elegir entre una plancha o un centro de planchado, y vemos los pros y contras de cada uno de estos prácticos electrodomésticos.

Empecemos por el menos conocido de los dos: el centro de planchado.

Centros de planchado

Un centro de planchado es un electrodoméstico que sirve para planchar la ropa de forma intensiva con mayor capacidad y potencia de vapor, reduciendo el tiempo dedicado a la tarea de planchar y obteniendo prendas lisas sin arrugas con menos esfuerzo.

Centro de planchado Rowenta
Centro de planchado Rowenta

Partes del centro de planchado

Las partes de los centros de planchado son dos básicamente:

Calderín

El calderín es un depósito de agua independiente al que se acopla la plancha para tomar presión. Es el responsable de la generación de vapor con la suficiente presión como para eliminar las arrugas más resistentes.

A diferencia de las planchas clásicas, el calderín es independiente de la plancha en sí y tiene mayor capacidad de almacenar agua. Por ello permite disponer de más tiempo de vapor, y que este sea más intenso, sin tener que llenar de nuevo el depósito de agua.

Gracias a esta cualidad (depósito externo de agua), se podría decir, simplificando mucho, que un centro de planchado es una plancha potente a la que se le ha añadido un depósito externo de gran capacidad.

Plancha

La plancha del centro de planchado es bastante parecida a la plancha convencional, pero al estar desprovista de depósito interno es mucho más ligera de peso.

Esto hace que la operación de levantar, mover y depositar la plancha sobre la tabla de planchar sea mucho más agradable y reduzca la posibilidad de dolor muscular en la espalda.

Diferencias con las planchas

La principal diferencia con la plancha tiene que ver con la potencia, su capacidad para generar más vapor, y la duración de la tarea de planchar.

Los centros de planchado, eso sí, tardan más en calentarse que una plancha convencional y su precio puede ser algo superior. Un centro potente puede tardar hasta 3 minutos en alcanzar la temperatura óptima de servicio.

Por ello se aconseja su uso cuando el volumen de ropa a planchar es elevado y queremos disminuir el tiempo dedicado a planchar.

Tenlo en cuenta.

Tipos de centros de planchado

Si te decides por la solución profesional que representa un centro de planchado ten también en cuenta que, incluso dentro de su categoría, hay muchos tipos de marcas y modelos. Y que unos son netamente mejores que otros.

Esto hace que no todos los centros de planchado sean igual de eficaces debido a su potencia, la capacidad de su depósito o calderín y a la presión de su vapor.

Por eso es importante elegir un centro de planchado con potencia suficiente para que asegure un buen flujo de vapor, y si es posible que tenga un golpe de vapor potente.

Ventajas e inconvenientes

A la hora de elegir entre plancha o centro de planchado, tienes que tener en cuenta que las ventajas de uno son probablemente las desventajas del otro electrodoméstico.

Y esto es así porque, como hemos visto, el centro de planchado es tal vez una versión más profesional e intensiva, para un uso continuado, de la propia plancha de vapor.

Ventajas de los centros de planchado sobre las planchas

Los centros de planchado tienen las siguientes ventajas sobre las planchas de vapor.

Potencia

Puede oscilar entre los 1700 w de un centro modesto y los 2600 w de uno potente y eficaz. Por su parte las planchas tienen potencias de apenas 100 w para las planchas de viaje ligeras y los 1500 w de los modelos más potentes.

Con este dato ya te puedes hacer una idea de su capacidad para lograr la correcta temperatura del agua en su depósito y hasta las arrugas más resistentes de la ropa.

La potencia también determina el tiempo que tendremos que dedicar al planchado de la ropa, que en las estaciones de planchado es más reducido.

Capacidad del depósito de agua

Determina la cantidad de vapor que la plancha o centro podrá generar con la carga hábil en su depósito.

En una plancha convencional el depósito alberga unos 300 ml de agua frente a los entre 0,9 y 1,7 litros de agua de los centros.

Bares de presión y flujo del vapor

Cuanto mayor sea la presión del vapor obtenida por el electrodoméstico, mejores los resultados sobre la ropa.

Los centros de planchado potentes son capaces de alcanzar hasta 8 bares de presión frente a los menos potentes (2 bares de presión). Por encima de 4 bares se considera que el centro de planchado hará su trabajo decentemente.

En cuanto al flujo de vapor ofrecido por el electrodoméstico, se mide en gramos por minuto y puede ser configurado desde el calderín. Este indicador oscila entre los y los 90 g/min y los 175 g/min. Ojo porque hay modelos que no permiten graduar esta funcionalidad.

Material de la suela

La suela o superficie de la plancha del centro de planchado también es importante. Las hay de tres tipos: de aluminio, acero inoxidable y cerámicas.

Tipos de planchados

La gran ventaja para ciertas prendas incómodas es la capacidad de los centros para planchar en una disposición vertical además de horizontal. Y que lo hacen tanto en seco como con vapor.

Inconvenientes

Por su parte, los puntos débiles de un centro de planchado frente a las planchas tienen que ver con:

  • Temperatura requerida de servicio más alta.
  • Tiempo que tardan en estar preparados para su uso: hasta tres pacientes minutos.
  • Consumo de electricidad mayor por sus potencias de hasta 2600 w.
  • Precio: si sitúan en una banda de entre los 200 y los 300 euros, frente a las planchas que se sitúan en una banda inferior.

¿Y tú qué opinas? ¿Plancha o centro de planchar?

5/5 - (1 voto)

Eva María Martín

Licenciada en Derecho y Postgrado en traducción. Soy una profesional por cuenta propia que se dedica a la traducción de documentación y al mantenimiento de sitios web, en particular mantengo el sitio www.consumoteca.com. Colaboro con Consumoteca porque creo en este proyecto y creo que hacía falta ordenar la información de ayuda a la compra y presentarla de una forma amigable, en una web bien diseñada. Animando a la gente a que se exprese se está dando un gran paso adelante en la emancipación de los consumidores españoles.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.