Qué son los intermediadores turísticos y qué requisitos deben cumplir en Canarias

En materia de turismo, y según la normativa canaria*, intermediación turística es toda actividad empresarial de mediación y organización de servicios turísticos (salvo que sean actividades sin ánimo de lucro).

La intermediación turística engloba a las agencias de viajes (se dedican a la venta o comercialización de viajes combinados), a las excursiones de un día, la mediación en la venta de billetes o reserva de plazas en toda clase de medios de transporte, la reserva y contratación de alojamiento en establecimientos turísticos, y de servicios o actividades ofrecidos por las empresas turísticas.

Recientemente se ha aprobado en Canarias el Decreto 89/2010 que se regula la actividad de intermediación turística en las Islas afortunadas. Te contamos lo más relevante:

Requisitos a cumplir
Lo más significativo de este Decreto 89/2010* es que sustituye el régimen de autorización administrativa previa de cualquier actividad de intermediación turística por el de comunicación previa del inicio de la actividad y control posterior del cumplimiento de los requisitos de ordenación previstos reglamentariamente.

Actividades que se consideran intermediación turística
No serán consideradas actividades de intermediación turística aquellas en las que no exista ánimo de lucro, que vayan dirigidas a unos destinatarios concretos y específicos, en las que no se utilicen medios publicitarios para su promoción, que se realicen de forma ocasional y esporádica o que no sean viajes combinados.

Obligaciones de los intermediarios turísticos

 Inicio de la actividad: los intermediadores turísticos deben comunicar el inicio de sus actividades a la dirección general competente en materia de ordenación turística de las Islas Canarias. Este les asignará y notificará un código de identificación específico y tramitará de oficio su inscripción en el Registro General Turístico.

 Los intermediadores turísticos deben disponer y exhibir un código de identificación único para cada uno de los locales o medios en los que se ejerza la actividad. Este código no será transferible y se exhibirá en sitio visible junto a la entrada principal de cada local. Si la actividad es online deberá figurar claramente el nombre comercial y en su caso, el de la marca que se utilice.

 Libro de inspección y hojas de reclamaciones: los intermediadores turísticos están obligados a contar con el libro de inspección y las hojas de reclamaciones de conformidad con la legislación vigente. Estos documentos serán intransferibles y vendrán referidos al titular de la actividad y, en su caso, a cada local en los que ésta se ejerza o en Internet.

 Cese de la actividad: el cese definitivo en el ejercicio de las actividades de intermediación turística deberá ser comunicado a la dirección general de turismo procediéndose, de oficio, a la cancelación de los asientos correspondientes en el Registro General Turístico.

Obligaciones específicas de las agencias de viajes
Los intermediadores que actúen como agencia de viajes, quedan obligados a constituir y mantener en permanente vigencia una garantía para responder del cumplimiento de las obligaciones derivadas de la prestación de sus servicios.

Esta garantía podrá revestir dos modalidades:

a) Garantía individual, que se constituirá mediante depósito bancario en efectivo, aval o garantía de entidad financiera, de crédito o sociedades de garantía recíproca, póliza de caución o títulos de emisión pública.

b) Garantía colectiva, que se constituirá mediante la inclusión voluntaria de agencias de viajes, a través de asociaciones legalmente constituidas, en un fondo solidario de garantía.

La cuantía mínima de esta garantía individual será de sesenta mil (60.000,00) euros, y de dos millones quinientos mil (2.500.000,00) euros para la garantía colectiva, debiendo constituir o aportar cada prestador a este fondo global, como mínimo treinta mil (30.000,00) euros.

Arbitraje de Consumo
El Decreto 89/2010 prevé la resolución de reclamaciones entre los intermediadores turísticos y los usuarios por la vía del arbitraje de consumo.

* Decreto 89/2010, de 22 de julio, por el que se regula la actividad de intermediación turística (en Canarias) (BOC de 30 de julio de 2010).

Valora esta entrada

Eva Tamames

Soy una abogado con ejercicio en Madrid con muchos años de experiencia en el derecho de recuperaciones. He trabajado para varios de los más grandes bancos de este país, en su área de recuperaciones. En la actualidad ejerzo la abogacía en el ámbito de la violencia de género.Creo que Consumoteca es un proyecto participativo que tiene que ocupar un gran vacío entre la información de las empresas por un lado, y la de las asociaciones e instituciones de consumo.En medio no hay nada, y mucho menos, nada que sea participativo, terreno que están ocupando Blogs y contenidos poco elaborados de baja factura.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Facturación Intermediario Turístico Buenas tardes, me gustaría saber cómo facturaría un intermediador turístico los servicios ofrecidos. Porque tengo entendido que un intermediador no puede cobrar los servicios de las otras empresas, pero sí su comisión por el servicio facilitado.
    Un saludo,
    Yanira Quintero

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close