Las asociaciones de consumidores piden proteger a los consumidores que se descargan aplicaciones para móviles y tabletas

Las asociaciones de consumidores piden proteger a los consumidores que se descargan aplicaciones para móviles y tabletas

Informa el Centro Europeo del Consumidor en España (CEC) que la industria de las aplicaciones para móviles está en su punto de mira. Esta industria en la que trabajan más de un millón de personas y se estima que facturará 63.000 millones de euros en los próximos cinco años obtiene más del 80 % de los ingresos como proveedor de aplicaciones (que estima en más de 10.000 millones de euros al año) de las compras realizadas por los consumidores en una aplicación que permite acceder a contenidos o elementos especiales, lo que se conoce como «compras integradas».

Actualmente más del 50 % de los juegos en línea en la UE son juegos que se anuncian como «gratuitos», a pesar de que a menudo deben comprarse elementos adicionales, a veces costosos, dentro de la propia aplicación (in-app).

Hace unos pocos días la Comisión Europea se hacía eco de las reclamaciones de varias asociaciones de consumidores sobre la facilidad con la que se pueden descargar cientos de aplicaciones móviles (las conocidas como Apps) con coste en la descarga o en el uso, que puede derivar en un agujero importante en sus bolsillos.

Los cuatro aspectos más importantes que plantean las autoridades de consumo de los países de la Unión se ha plasmado en una posición común:

 los juegos presentados como apps «gratuitas» no deben inducir a error a los consumidores acerca del verdadero coste que conllevan una vez que el usuario ha superado las primeras fases del juego.

En efecto, las Apps son gratuitas en su inicio, pero inmediatamente nos llevan a autorizar pagos para poder acceder a otras fases del juego tras “quemar” las fáciles fases iniciales. Por tanto, no son gratuitas y su promoción como tales cuando no lo son es incurrir en publicidad engañosa;

 los juegos no deben incitar directamente a los niños a que compren elementos de un juego o persuadan a un adulto para que se los compre. Este tema es importante ya que, al superar las primeras fases, el niño suele recurrir al padre para que autorice un pago para pasar a un siguiente nivel. En muchos casos, el teléfono o tableta están configurados ya con el medio de pago del padre, con lo cual, bastará con confirmar la compra para en un solo clic comprarla, muchas veces sin el consentimiento de los padres;

 los consumidores deben estar adecuadamente informados sobre las modalidades de pago y las compras no deben cobrarse automáticamente por defecto sin el consentimiento expreso del usuario propietario del aparato (muchas veces distinto del usuario del mismo). Los usuarios deben autorizar explícitamente cualquier pago adicional con sus terminales móviles;

 las empresas que proponen las Apps deberían facilitar una dirección de correo electrónico para que los consumidores puedan contactarlos en caso de preguntas, quejas o reclamaciones.

descarga_de_appsQué hará la Comisión Europea
La Comisión Europea, junto con las autoridades nacionales de protección de los consumidores (el Instituto Nacional del Consumo en España), van a estudiar el tema, estar observantes y tal vez tomar una decisión al respecto que, conociendo el pasado de casos similares, (los famosos teléfonos 900 de valor añadido que tanto daño hicieron en los años 1990s) se inclinará por la elaboración de un código ético de buenas prácticas de las empresas y/o una declaración de derechos de los usuarios de estos servicios.

Por qué se deben regular las Apps pero también los regalos de las hamburgueserías
Para Consumoteca, de la misma manera que los padres queremos que no se “manipule” a los niños con juegos presuntamente gratuitos en sus primeras fases, también creemos que no se debería manipular a los niños en las hamburgueserías McDonalds y Burger King. Muchas veces, los niños reclaman acudir a estas cadenas de restauración rápida sólo por el regalo. De hecho, en algunos estados de Estados Unidos o en Brasil ya se han regulado y limitado las publicidad de juguetes infantiles en estas cadenas de fast food.

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en muchos lugares y me gusta leer y montar en moto.Después de trabajar durante ocho años en la asociación de consumidores más grande de España, decidí crear y financiar Consumoteca.com de mi bolsillo en 2009 para ayudar a las personas a no ser engañadas por las empresas.Consumoteca, con 4.200 contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad. Quiero contribuir con mis conocimientos en derecho del consumo, así como en Internet y comercio electrónico a una sociedad más informada.Lo que me gusta de mi proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close