Orden de subvenciones en materia de consumo 2010 en Andalucía

Orden de subvenciones en materia de consumo 2010 en Andalucía

El pasado 2 de agosto se ha publicado en el BOJA la Orden de 16 de julio de 2010 por la que se establecen las bases reguladoras para la concesión de subvenciones en materia de consumo a Federaciones de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía y se efectúa la convocatoria para el ejercicio 2010.

La Orden abre el plazo para la presentación de solicitudes de subvención que serán evaluadas dando más adelante lugar a la concesión de las ayudas.

Lo llamativo de esta norma es que se acuerda sólo de un tipo de asociación de consumidores (las federaciones de asociaciones), fomenta lo mismo de siempre (charlas de amigos, folletitos en papel, revistas existentes de consumidores en papel), e Internet como medio para la información y defensa, sigue sin existir para el Gobierno andaluz.

Deber de fomentar las asociaciones de consumidores
Es un deber de los poderes públicos reconocido en el artículo 51 de la Constitución, garantizar la defensa de los consumidores mediante procedimientos eficaces, promover la información y la educación de los consumidores y usuarios y fomentar sus organizaciones.

Las asociaciones de consumidores cumplen (o deberían cumplir) la misión de canalizar la voz de los consumidores de a pie (interlocutores sociales) frente a otros poderes mejor representados (empresas y administraciones públicas).

Lo que no parece tan equitativo, en el caso de Andalucía es palmario, es que se tenga que tener un modelo concreto de asociación de consumidores que quiere la administración fomentar, por otras razones: las federaciones de asociaciones de consumidores andaluzas inscritas en el Registro de asociaciones de esa comunidad, exclusivamente.

RELACIONADO  Consejo de Consumidores y Usuarios

Actividades que se subvencionan
En la Orden de subvenciones de Andalucía sólo se subvencionan las actividades de las federaciones de asociaciones de consumidores y de sus propias asociaciones provinciales destinadas a:

 Servicios de asesoramiento o consulta, mediación y gestión de reclamaciones de consumo a consumidores (sean socios o no) (hasta el 80% de la subvención puede ir a gastos de personal);

 Programas de formación y educación de los consumidores (cursos, seminarios, jornadas, conferencias, etc.) (hasta el 50% de la subvención puede ir a gastos de personal);

 Programas de información de los consumidores vía material informativo divulgativo (revistas de consumo, folletos, trípticos, etc.);

 Estudios, análisis comparativos, investigaciones y monografías técnicas sobre servicios y productos;

 Fomentar la adquisición de nuevos socios.

La opinión de Consumoteca
Las cuantías que dan hoy en días las administraciones de consumo son irrisorias (por ejemplo, 39.000 euros en Murcia para 2009), pero lo que llama la atención es que la norma por la que se aprueban las subvenciones en Andalucía en 2010 sólo habla de federaciones de asociaciones, es decir, que excluye otro tipo de modelos asociativos y desde luego ni se asoma a otras iniciativas como Internet, en las que se puede llegar a muchas más gente cumpliendo el fin de informar y ayudar a tomar decisiones informadas (objetivo de Consumoteca).

-Esto es consecuencia del modelo autonómico vigente en España, que fomentó en los años 80 la creación de asociaciones próximas a las Comunidades Autónomas (Federaciones de asociaciones) y a sus partidos políticos gobernantes, discriminando a las asociaciones unitarias y mucho más independientes como la OCU (sólo tienen presencia física en Madrid aunque por número de asociados y distribución de información a través de publicaciones en toda España son mucho más notorias y cumplen su papel informativo y de asesoramiento con profesionales).

RELACIONADO  Concejalía de consumo

Otra cosa que llama la atención es que se subvencione el asesoramiento por parte de asociaciones privadas (aunque sean federaciones de asociaciones de consumidores), a personas no socias de las mismas, papel que debería ser asumido exclusivamente por los servicios públicos (las OMIC a nivel local y los servicios de consumo de las comunidades autónomas).

-Para el que escribe, la administración no debe delegar en terceros el asesoramiento de los consumidores, salvo en caso en que sea más eficaz la solución privada en resolver el problema, eso sí, haciendo esa tarea por cuenta y mandato de la administración, que no es el caso.

Por otra parte, quien conoce el mundillo del consumo sabe que las conferencias, programas, folletos, revistas sobre temas de consumo tienen escasísima repercusión social (a nadie le interesan) y por tanto, que son mal invertir el dinero público, teniendo medios como Internet, que llegan más lejos, llevan más allá una problemática de consumo y sus soluciones, pudiendo los usuarios asistirse mutuamente, mediante sus aportaciones y experiencias individuales.

De hecho no hay en las normas de subvenciones ninguna alusión a Internet como medio abierto las 24 horas del día, abierto a la participación de los consumidores con sus opiniones y experiencias y capaz de acceder a un problema concreto y su solución en segundos, gracias al poder de buscadores como Google.

En definitiva, parece que la política de consumo en España se quedó anclada en los años ochenta y no se ha enterado todavía de la realidad de Internet para ofrecer una verdadera revolución de los consumidores donde, sin corsés ni ataduras políticas, los consumidores sean los propios beneficiados, con costes bajísimos, y participación 2.0.

RELACIONADO  Ciudadano

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en un montón de sitios y me gusta leer y montar en moto.Tras trabajar ocho años en la más grande de las asociaciones de consumidores de nuestro país, decidí montar y financiar de mi bolsillo Consumoteca.com en 2009 para ayudar a conseguir gente más informada a la que no timen las empresas.Consumoteca, con cuatro mil contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad y quiero contribuir con mis conocimientos tanto en derecho del consumo como en Internet y comercio electrónico a una sociedad más informada y a que las empresas nos respeten más como consumidores y usuarios.Lo que me gusta de este proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close