El Consorcio de seguros

Consorcio de seguros

El Consorcio de seguros (formalmente Consorcio de Compensación de Seguros) es una entidad pública empresarial. Está adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad, y tiene personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar. El Consorcio de seguros cumple dos funciones básicas:

 Compensar los “riesgos extraordinarios” como los daños producidos por inundaciones, terremotos, terrorismo o la simple quiebra de una aseguradora que deja “tirados” a sus asegurados, siempre que las personas estuvieran aseguradas previamente y nuestra aseguradora se lave las manos a la hora de indemnizarnos. En estos casos en los que falta un seguro o se da la insolvencia de una aseguradora, el Consorcio actúa como un fondo de garantía.

 Cubrir otros riesgos cuyo aseguramiento sea obligatorio y no quieran ser cubiertos por las compañías aseguradoras privadas (por ejemplo, el seguro obligatorio de automóviles y motocicletas en el caso, por ejemplo, de conducción de motocicletas por jóvenes con poca antigüedad en el seguro). Se dice que en estos casos en los que el mercado privado se niega a cubrir un riesgo de suscripción obligatoria, el Consorcio se comporta como un asegurador directo.

Asegurar el SOA en el Consorcio

Como hemos visto, el Consorcio de seguros asume la contratación del Seguro Obligatorio del Automóvil (o motocicleta) con carácter excepcional, solo en aquellos casos en los que podamos acreditar que ninguna aseguradora privada te quiera asegurar por tus condiciones como conductor.

Es importante aclarar que el Consorcio no compite con las compañías de seguros por precio. Es decir que si una aseguradora nos cubre el SOA, pero no nos interesa el precio o queremos pagar aún menos, el CCS no tiene carácter comercial ni compite en precio con aquéllas. Solamente puede asumir la contratación del seguro en el caso de que el aseguramiento del vehículo haya sido rechazado en el mercado de seguros por, al menos, dos entidades aseguradoras.

Por tanto, el primer requisito para que nos asegure el Consorcio es indicar al menos, el nombre de dos entidades aseguradoras a las que nos hayamos dirigido nosotros o un mediador de seguros (agente o corredor) y que no hayan aceptado nuestro riesgo a cubrir. Esto nos lo tendrán que haber comunicado a nosotros o a nuestro agente o corredor de seguros por cualquier medio admitido en derecho y tendremos que demostrarlo si, en cualquier momento, el CCS nos pide aclaraciones aunque no es necesario aportar dichas cartas o certificados a la hora de suscribir el seguro obligatorio con el Consorcio.

Cómo contratar con el Consorcio de seguros

La contratación del seguro puede realizarse a través del Departamento de Producción del Consorcio en el teléfono 902 222 665 / 952 367 042 de lunes a viernes de 8 a 15 horas o acceder a la contratación electrónica a través de la página web del Consorcio. La prima a pagar se calcula caso por caso.

Mail y teléfono de contacto del Consorcio de Compensación de Seguros:

  • 902 222 665 / 952 367 042
  • ccsprod@consorseguros.es

¿Y si las aseguradoras no te dan el certificado?

Según el Reglamento del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil las entidades aseguradoras que rechacen o no acepten la contratación del seguro obligatorio están obligadas a notificárselo al usuario por cualquier medio admitido en derecho (artículo 5.2 del Reglamento del seguro obligatorio de responsabilidad civil en la circulación de vehículos a motor, aprobado por Real Decreto 1507/2008, de 12 de septiembre, B.O.E. de 13 de septiembre de 2008) así que no dudes en solicitarlo así por escrito haciendo alusión a este artículo.

sorpresa fastidio

Qué cubre el seguro del Consorcio de Compensación de Seguros

Ojo porque este seguro mínimo obligatorio es de mínimos pues solo cubre los daños a las personas y en los bienes con los límites de cobertura establecidos por la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor que son los siguientes:

 Daños a las personas: 70 millones de euros, cualquiera que sea el número de víctimas.

 Daños en los bienes: 15 millones de euros por siniestro.

Además cubre:

 La asistencia médica, farmacéutica y hospitalaria: en la cuantía necesaria hasta la sanación o consolidación de secuelas, siempre que el gasto esté debidamente justificado.

 Los gastos de entierro y funeral: según los usos y costumbres del lugar donde se preste el servicio, en la cuantía que se justifique.

Si la cuantía a indemnizar por alguno de los dos tipos de daños anteriores fuese superior al límite legal fijado para este tipo de daños, se indemnizará la diferencia con cargo al exceso que existiera para el otro tipo de daños, si lo hubiese.

Qué no cubre el seguro del Consorcio de Compensación de Seguros

Este seguro del Consorcio no cubre:

 Los daños que pueda sufrir el conductor;

 Los daños materiales del propio vehículo ni la carga que transportara;

 El robo del vehículo;

 Otras coberturas como la reclamación de daños, la defensa jurídica, la asistencia en viaje, etc.

Por tanto, y para concluir, realmente debemos recurrir al Consorcio sólo en el caso en que por las condiciones del conductor, absolutamente ninguna aseguradora quiera hacerse cargo del riesgo del conductor. Nunca es deseable si disponemos de una oferta de seguro pero no nos encaja el precio, acudir al Consorcio. Además de faltar a la verdad, podremos quedar bastante descubiertos en caso de siniestro.

El consorcio de seguros
5 (100%) 1 voto[s]

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close