Probar un coche con garantías

Si vamos a comprar un coche nuevo es muy conveniente, antes de comprometer una importante cifra con un modelo que no hemos usado antes, probarlo.

Muchos usuarios simplemente no se adaptan a un coche nuevo nada más comprado porque descubren que es incómodo, bajo, su frenada o su peso no gustan, el motor se queda corto, y un largo sin fin. Todo esto se podría ahorrar si hubiéramos dedicado un poco de tiempo a probar el coche antes de comprarlo. ¿Por qué no pedir una prueba al concesionario?

Pruebas de coches nuevos en el concesionario
Los concesionarios de automóviles, en colaboración con otros concesionarios y/o el fabricante, suelen ofrecer a sus clientes potenciales probar gratis un vehículo periódicamente, para lo cual disponen de unidades de prueba a disposición del público.

Si es tu caso, te exigirán elegir alguna de las fechas disponibles para la prueba, apuntarte en una lista (en papel o vía web), tu DNI y estar en disposición del carné de conducir, pero nada más. No deberías firmar ningún tipo de compromiso de compra posterior del mismo, ni sentirte comprometido hacia el concecsionario tras hacer la prueba.

Por tu parte, no olvides exigir tú también al concesionario
Antes de la prueba asegúrate de la existencia de un seguro de responsabilidad civil del vehículo y de que este esté en regla (matriculado y habilitado para rodar por vías públicas). Nos podemos evitar un susto en caso de accidente durante la prueba. Mejor no pensarlo.

Y si los concesionarios no quieren dejártelo probar, no descartes el mercado de segunda mano para la prueba. Localiza un vendedor con un coche como el que buscas, llámale y pruébalo, aunque sea de copiloto.

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en muchos lugares y me gusta leer y montar en moto.Después de trabajar durante ocho años en la asociación de consumidores más grande de España, decidí crear y financiar Consumoteca.com de mi bolsillo en 2009 para ayudar a las personas a no ser engañadas por las empresas.Consumoteca, con 4.200 contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad. Quiero contribuir con mis conocimientos en derecho del consumo, así como en Internet y comercio electrónico a una sociedad más informada.Lo que me gusta de mi proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com.

Esta entrada tiene un comentario

  1. LA PRUEBA DEL COCHE Me parece muy conveniente el consejo. Creo que son muy pocos los que piden probar el coche y, sin embargo, es muy buena idea. Creo que el buen conductor puede apreciar como es el coche aún si va de copiloto. Porque sabrá si que las respuestas del coche se deben al tipo de conducción que le da el piloto. Por lo que se hará una idea de la respuesta del coche en sus manos. Sin embargo el conductor que no sea experto necesitaría probarlo. En cualquier caso el recelo del concesionario por dejar probar el coche solo estaría justificado en modelos de muy alta gama. De los demás tienen coches de prueba o de los que llaman de sustitución.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close