Compra de coche nuevo, consejos al entregar nuestro vehículo viejo como señal

Compra de coche nuevo, consejos al entregar nuestro vehículo viejo como señal

Cada vez es una práctica más común dejar el vehículo viejo en depósito en el concesionario, ya sea para su desguace (por ejemplo, para beneficiarse del Plan Renove), ya sea para que éste lo venda por su cuenta a un tercero, obteniendo el comprador en ambos casos un descuento en el precio final del nuevo vehículo.

El principal problema con esta operación es que el precio que el concesionario nos va a ofrecer por nuestro vehículo viejo será bajo, o al menos, más bajo de lo que con tiempo, una caña e internet, el propietario original podría obtener si lo vendiera por su cuenta. Todo depende de lo apurados en tiempo que estemos.

¿Cuánto vale mi coche viejo?

Hay, resumiendo mucho, dos formas de saber el precio de nuestro vehículo en el mercado de segunda mano:

 La más oficial, es la lista de precios que emite y actualiza constantemente la GANVAM, (Asociación nacional de vendedores de vehículos a motor). Estos precios de tasación son los que utilizará el concesionario para aplicarte, “un buen descuento” a tus expectativas.

 Otra es Internet, que hoy en día se ha constituido en un árbitro entre la oferta y la demanda. Entra en cualquier web de venta de vehículos y podrás ver y ordenar según el criterio que quieras, cientos de vehículos con la misma antigüedad y kilometraje que el tuyo y calcular un precio medio “razonable”.

Si puedes compara ambos precios. Es insultante la diferencia ¿verdad? La respuesta es “servicio” y tiempo, y eso se paga.

Entregar nuestro coche viejo al concesionario

Si te decides por entregar tu vehículo al concesionario y no está para el desguace, debes saber que el concesionario puede hacer tres cosas diferentes con tu vehículo y te las contamos para que estés prevenido en función de cada una:

 La primera, la que más nos gusta, es “comprarte” a ti el vehículo viejo que entregas como parte del pago del nuevo. Es decir, tasártelo y descontar el precio de tasación del precio final del coche nuevo, ponerlo a su nombre, con lo cual ya no será propiedad tuya y en adelante te puedes despreocupar,

 La segunda, más habitual, es tasártelo con un precio fijo que te descuenta del coche antiguo, y aceptarlo en “depósito” en su exposición sin hacer ningún tipo de cambio de titularidad en tu coche. Es decir, que el coche sigue siendo tuyo, ¡¡¡¡hasta que se venda!!!!

 La tercera, aún peor y que no te recomendamos, es quedarse con el coche en depósito e intentar hacer las gestiones de presentación y venta a su posible comprador, por tu cuenta, al precio que tú le indiques que lo venda, como mínimo.

En este supuesto, estarás en manos del concesionario doblemente, para que te entregue un coche nuevo, y para que te venda el viejo, y no sabes a priori el interés que pondrá en vender tu coche nuevo. Piensa que si no lo ha vendido en unos meses y decides poner fin al contrato de venta, tendrás que buscarte una plaza de garaje o dejar el coche en la calle y tendrás que venderlo por tu cuenta, así que no aceptes esta modalidad.

Además, en el contrato de mandato de venta que firmes no se te ocurra aceptar ningún tipo de exclusividad en la venta del auto viejo a favor del concesionario, si encontrarás por tu cuenta un comprador te verías obligado a pagar una comisión al concesionario, aunque no haya hecho la venta él.

Si te decides por una de las dos primeras, te aconsejamos comunicar de inmediato a tu aseguradora, que deseas “congelar” tu póliza de seguros a la espera de un nuevo vehículo que te han de entregar. Tienes por ley hasta un mes para conservar la parte no consumida de la prima del seguro del coche antiguo.

En el tercer caso (mandato al concesionario que te busque un comprador para el coche viejo), te aconsejamos que hables asimismo con tu aseguradora para que también “congele temporalmente” tu seguro ya que si dentro de unas semanas decides llevártelo a casa e intentar venderlo por tu cuenta,

Mi coche viejo se queda en depósito en manos del concesionario

Nos vamos a extender un poco en la anterior segunda modalidad (el depósito de nuestro viejo coche) porque al ser propiedad nuestra, el depositario (el concesionario), nos tiene que dar una serie de garantías escritas. Como mínimo ten en cuenta las siguientes:

 Exige un contrato de depósito por escrito en el que se describa el vehículo que dejas (marca, modelo, matrícula, su estado, sus kilómetros, sus extras, etc.),

 Exige al concesionario que conste por escrito la existencia de un seguro que cubra en sus instalaciones los riesgos de daños, incendio 0 robo de tu vehículo y su deber de informarte de esta situación en caso de ocurrencia,

Si fuéramos tú incluiríamos una mención concreta al hecho de que el depositario es consciente y acepta que el vehículo dejado en depósito no estará asegurado por su propietario (por ti) y a que cualquier demostración rodada del vehículo a un posible comprador será por su cuenta, deber de seguro y riesgo,

 Aunque parezca imposible, puede que tu vehículo no se haya vendido en meses, pudiendo transcurrir el año en curso.

¿Sabías que si llega enero y el vehículo sigue en depósito, el obligado tributario en el Impuesto de vehículos de tracción mecánica eres tú? Así que pacta por escrito con el concesionario que conste por escrito que se hará cargo del IMVTM en caso de que transcurra diciembre del año en curso y siguientes sin haberse producido la venta.

Este impuesto se devenga el 1 de enero del año en curso, así que si se vende ese mismo día, en primavera el Ayuntamiento de turno te va a pedir a ti que lo pagues y tendrás que hacerlo. Así que, si has de hacerlo, por lo menos luego se lo podrás entregar al concesionario y que este te lo abone (o te lo descuente de una revisión de tu nuevo vehículo).

Ya puedes dejar el coche en el concesionario con garantías a tu favor. Si el concesionario te ajusta a ti el precio de compra de tu querido y viejo coche, al menos exígele tú que si se lo queda en depósito a tu nombre, no te pueda perjudicar, aunque parezcas un consumidor “pesado”.

¡Jo, qué coche!

Ahora tienes la solución a 53 casos sobre compra de coche nuevo, compra de ocasión y reparación de coches, en mi libro, ¡Jo, qué coche! (La guía definitiva para la compra y reparación de tu automóvil)

Compra tu ejemplar de tapa blanda (265 pags.) en Amazon.es
Comprar ya

Comprar versión Kindle

Mi libro tiene una primera parte dedicada a la compra de un coche nuevo donde se responde a estas preguntas que hacéis los usuarios con casos reales y sentencias de los Tribunales:

Compra de coche nuevo

La Guía comienza con lo que tienes que saber cuando te compras un coche nuevo: cómo se forma el precio, cómo conseguir el mejor precio. Esta sección de la Guía aborda estos problemas:

Caso 1. Qué pasa con la señal cuando te echas para atrás: Sara y su Citroën Cactus.

Caso 2. Qué pasa con la señal si el concesionario se demora en entregar: Luis y su Renault Talismán.

Caso 3. El concesionario no respeta el precio acordado. Carlos y su Peugeot 208.

Caso 4. El concesionario no respeta el precio acordado. Ramón y su Renault Grand Scenic.

Caso 5. María recibe multa de su coche estando en depósito en el concesionario para su venta.

Caso 6. El coche nuevo entregado no es 100% el coche solicitado. Luis y su coche sin LDW.

Caso 7. Modificar el pedido del coche antes de la entrega. Marisa y sus llantas demasiado grandes.

Caso 8. Qué te puede pasar si dejas de pagar el coche financiado. El impago de Tomás.

Compra de coche de ocasión

Los vicios ocultos y cómo se resuelven dependiendo de quién te vendió el coche. ¿Qué pasa si te venden un coche con los kilómetros trucados? ¿Y si ha estado mal mantenido por el propietario anterior? ¿Y si te argumentan que, como pasó la ITV y estaba revisado, no se hacen cargo de una avería surgida? Esta sección de la Guía aborda estos problemas:

Caso 11. El saneamiento por inhabilidad del BMW defectuoso de José Augusto.

Caso 12. Los limpia parabrisas del Clase E Coupé de Roque son un desastre.

Caso 13. El Megane Coupé Cabrio de Benita y su capota permeable.

Caso 14. La avería de Arturo a la semana de comprar su Ford Mondeo de ocasión.

Caso 15. Penalizan a Carlos por revisar el coche de ocasión en otro taller durante la garantía.

Caso 16. José Alberto compra coche con parabrisas y cinturones defectuosos.

Caso 17. Quién paga los 5.048 euros de la capota de cabrio de ocasión de Eva María.

Caso 18. Problemas con el cigüeñal del Subaru Impreza de importación de Dionisio.

Caso 19. Los líos de Enrique tras la compra de un CLK 500 descapotable de importación.

Caso 20. Por la noche todos los coches son pardos. El caso de Alberto.

Caso 21. Varias reparaciones en el BMW de ocasión de Eduardo en garantía,

Caso 22. Piezas de desgaste en una compra de un coche muy barato, pasado de km.

Caso 23. Avería en piezas de desgaste de José nada más comprar. ¿Son vicio oculto?

Caso 24. El Audi A7 de ocasión de Antón y su amortiguación deficiente.

Caso 25. ¿Hay vicios ocultos si el comprador es experto mecánico? El caso de Guillermo.

Caso 26. ¿Hay vicios ocultos si el vendedor es experto mecánico? El caso de Alberto.

Caso 27. El coche comprado por José no pasa la ITV. ¿Es un vicio oculto?

Caso 28. El Clase E de Ana de 71.000 km de marcador y 137.000 reales ¿Es vicio oculto?


Caso 31.
 Los problemas de Ana por negligencia de su correduría de seguros.

Caso 32. Joven muere conduciendo en estado de embriaguez. No procede indemnización.

Caso 33. Negligencia de la aseguradora en el cobro e indemnización tras un siniestro.

Caso 34. El Peugeot 508 nuevo a todo riesgo de Lara sufre una granizada mal reparada.

Caso 35. Se corta una mano para cobrar un seguro de forma fraudulenta.

Caso 49. Deja su car2go aparcado y alguien lo golpea después. Ahora le reclaman los daños.

Caso 50. Al usuario se le carga una multa de aparcamiento en su tarjeta, que no reconoce.

Caso 51. El comparador de alquileres de coche admitía el pago con tarjeta de débito.

Caso 52. Mis problemas con el comparador de alquileres Rentalcars.com.

Caso 53. Cargo por llenar el depósito del coche de alquiler con gasolina equivocada.

El cobro por la realización de un presupuesto que luego no nos interesa. Las averías mal resueltas por el taller. La negligencia en una reparación que casi nos cuesta la vida o nos provoca un accidente. El uso de piezas reacondicionadas. Esta sección de la Guía aborda estos problemas:
Caso 36. Tomás renuncia a la elaboración de un presupuesto y le cobran el 20%.

Caso 37. Antonio renunció al presupuesto de su Renault. Ahora le piden 90 eur.

Caso 38. Rosa condenada a pagar los 42,82 euros por la elaboración de su presupuesto.

Caso 39. No le dan resguardo de depósito y el taller se incendió.

Caso 40. El taller ha utilizado mi coche para uso propio y me han multado.

Caso 41. Ernesto sufre una reparación mal hecha para salir del paso de la ITV.

Caso 42. El taller ha hecho mal la reparación, con peligro para el usuario. La KTM de Joan.

Caso 43. Mal cambio de aceite para Rosana en Feu Vert y avería posterior del motor.

Caso 44. Instalación de neumáticos reacondicionados muy peligrosos en el coche de Sara.

Caso 45. Daños materiales en el coche de Pedro por negligencia del taller.

Caso 46. Reparación negligente del taxi de Secundino en Las Palmas de Gran Canaria.

Caso 47. El taller de lunas se carga la cerradura del maletero al reparar la luna trasera.

Caso 48. Le venden un tubo de escape nuevo defectuoso.

Compra tu ejemplar de tapa blanda (265 pags.) en Amazon.es
Comprar ya

Comprar versión Kindle

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en muchos lugares y me gusta leer y montar en moto.Después de trabajar durante ocho años en la asociación de consumidores más grande de España, decidí crear y financiar Consumoteca.com de mi bolsillo en 2009 para ayudar a las personas a no ser engañadas por las empresas.Consumoteca, con 4.200 contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad. Quiero contribuir con mis conocimientos en derecho del consumo, así como en Internet y comercio electrónico a una sociedad más informada.Lo que me gusta de mi proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Acabo de comprar un coche nuevo en un concesionario,

    Me tasaron el mío en 5000€ y lo dejé en el concesionario ya habiendo pagado el nuevo con la rebaja del viejo. Me llevo el coche nuevo dejando el viejo un lunes y el viernes me llama el comercial diciendo que el compraventa le dice que tiene una avería y que si es grave no se lo queda, sino pagar la avería o 5000€.

    Yo no tengo nada que ver con el compraventa, ¿no? Yo se lo dejé al concesionario. Después de 5 días yo no sé que han podido hacer con el coche, que debo hacer? Un saludo
    Gracias

    1. Tienes más razón que un santo Jorge. Cuando dejas tu coche viejo en el concesionario y te dan un precio, salvo que hubiera un vicio oculto, te están dando ya un precio de tasación por él, que forma parte del menor precio a pagar por el nuevo coche así que después que no te vengan con monsergas.

      Entiendo que te han hecho un presupuesto del nuevo coche descontando el valor de tasación del antiguo así que dile al comercial que no estás de acuerdo y que es su problema si no miran los coches antes de dar un precio.

      Si no entra en razones, ya sabes, hoja de reclamación. Otra opción si sales a malas es que se deshaga la operación entera (verás cómo no les gustará) pero es tu derecho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close