Una hipoteca multidivisa es un préstamo hipotecario variable que permite pagar las cuotas de la hipoteca en una divisa diferente a la del país donde se registra. Por lo tanto, supone pagar la hipoteca en una moneda extranjera (habitualmente en yenes o francos suizos).

Una hipoteca multidivisa consiste en pagar el crédito hipotecario en una moneda diferente al Euro. En las hipotecas multidivisa se utiliza el tipo de interés LIBOR, en vez del tipo de interés europeo (EURIBOR). Este cambio de índice de referencia afecta de forma notable al coste total del préstamo, así como a las cuotas del préstamo hipotecario.

¿Cómo funciona una hipoteca multidivisa?

Con este tipo de hipotecas se asume un mayor riesgo, ya que el préstamo puede encarecerse o abaratarse enormemente en función de cómo fluctúe la divisa en la cual se ha contratado la hipoteca. Por esta razón, las hipotecas multidivisa son solo recomendables para inversores profesionales y personas con amplios conocimientos financieros.

Las entidades bancarias ofrecían estas hipotecas (sobre todo entre los años 2007 y 2008) sin explicar con suficiente claridad en qué consistían realmente ni asegurarse de que eran adecuadas para el perfil de riesgo y conocimientos de los contratantes.

En esa época, los bancos empezaron a ofrecer este producto, principalmente en francos suizos y yenes, explicando tan solo las ventajas que tenía frente a las hipotecas comunes: pagar un interés mucho más bajo. Pero los bancos no pusieron mucho esfuerzo, ni verbal ni escrito, en dejar claro que se trataba de un producto arriesgado si cambiaban los tipos de cambio de las monedas a los que estaba referida la hipoteca.

El encanto de estas hipotecas estaba en que gracias a que el tipo de interés en Japón estaba cercano al 0% más la estabilidad y solvencia de Japón o Suiza, el riesgo aparente que se corría era muy limitado. Además, el yen por esa época empezaba a depreciarse y la gente se interesó más y más por este tipo de producto.

Todo esto ha supuesto que, muchos hipotecados que contrataron este tipo de préstamo de alto riesgo, tuvieran que hacer frente a pagos mucho más altos de lo que hubieran tenido que asumir con una hipoteca en euros debido a la revalorización de algunas divisas.

Los clientes que contrataron estas hipotecas han visto que la cuota mensual a pagar ha ido teniendo muchas variaciones, teniendo que pagar, muchas veces, una mayor cantidad, además de que el capital pendiente de amortizar ha incrementado y el dinero que se ha ido abonando para la hipoteca apenas se ha amortizado.

Sentencia del Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo estableció en la sentencia del 30 de junio de 2015 que: “la hipoteca multidivisa es un producto complejo y las entidades bancarias están obligadas a informar de forma correcta según lo establecido por la Ley Del Mercado de Valores”.

El Tribunal Supremo también dejó claro en su sentencia que “los riesgos de este instrumento financiero exceden a los propios de los préstamos hipotecarios a interés variable solicitados en euros”.

Así, dejó la puerta abierta para que los usuarios afectados iniciaran un proceso de reclamación a su banco por la falta de transparencia acerca de los riesgos de la hipoteca multidivisa y la presencia de algunas cláusulas abusivas.

¿Cómo se puede reclamar por una hipoteca multidivisa en España?

Si no se te informó de forma correcta y transparente de los riesgos que comprendía este producto de forma verbal y la cláusula de tu escritura no es clara al respecto puedes solicitar a tu banco que convierta tu hipoteca en euros.

Actualmente, se considera que son consumidores afectados por la hipoteca multidivisa todos aquellos que no posean un perfil cualificado o no hayan sido informados debidamente.

Por lo tanto, si un banco no no actuó de buena fe, el consumidor tiene derecho a reclamar judicialmente la nulidad parcial del préstamo y las cantidades pagadas de más. Ante una reclamación judicial de este tipo, será el banco el encargado de demostrar la falta o no de transparencia.

La jurisprudencia está siendo muy clara en los casos de hipotecas multidivisas: condena a las entidades bancarias por falta de claridad y por no haber informado de forma clara a los clientes de los riesgos que conllevaba el contratar esta hipoteca.

Por último, es importante indicar que el Tribunal Supremo no establece fecha de caducidad para estas reclamaciones, sino que se puede reclamar cualquier hipoteca multidivisa independientemente de la fecha.

¿Buscas abogado especialista en reclamar hipotecas multidivisa?

Podemos ayudarte. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte.







Cerrar menú