Aforo

El aforo de una instalación, medio de transporte, local público, etc. es el número máximo de personas que legalmente pueden acceder simultáneamente a la misma por razones de seguridad y/o salubridad.

Las administraciones públicas tienen el deber de garantizar la seguridad de las personas, razón por la cual, se reservan el derecho a limitar y delimitar el aforo de todo tipo de instalaciones y servicios públicos, permitiendo, en ciertas circunstancias, el derecho de admisión a los propietarios de estos negocios.

Una empresa o persona que no respete el aforo previsto por ley de un local, además de incurrir en una infracción administrativa por no cumplir la ley, queda sujeta a responsabilidad penal y civil por los daños que, en caso de un siniestro, se puedan provocar sobre las personas o las cosas.

Parques acuáticos
Los parques acuáticos, por ejemplo, están sometidos a unas exigencias de aforo por ser lugares de gran afluencia de público.

 

Eva María

Licenciada en Derecho y Postgrado en traducción. Soy una profesional por cuenta propia que se dedica a la traducción de documentación y al mantenimiento de sitios web, en particular mantengo el sitio www.consumoteca.com. Colaboro con Consumoteca porque creo en este proyecto y creo que hacía falta ordenar la información de ayuda a la compra y presentarla de una forma amigable, en una web bien diseñada. Animando a la gente a que se exprese se está dando un gran paso adelante en la emancipación de los consumidores españoles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú