Derecho de acceso

La Ley de protección de datos* reconoce una serie de derechos a los ciudadanos sobre sus datos personales en ficheros de toda titularidad (públicos o privados). Estos derechos son los de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos personales (también conocidos como derechos ARCO).

En qué consiste
El derecho de acceso consiste en la facultad de una persona de conocer o interesarse por conocer los datos personales suyos en posesión de un responsable o titular de datos personales.

-Por tanto, no se puede solicitar información de terceros, y es por eso que debemos adjuntar una fotocopia de nuestro DNI.

Mediante el derecho de acceso, el particular solicita, siguiendo un procedimiento, información al titular o responsable del fichero de datos, sobre qué datos tiene y cómo los han obtenido.

Cómo se ejerce el derecho de acceso
El ejercicio del derecho es personal de cada interesado quien se puede dirigir al responsable o titular de un fichero de datos (da igual que sean empresas u organismos públicos), de los que sepa, presuma o sospeche que tienen datos suyos.

Para ello, basta con dirigirse directamente al responsable del fichero en donde se encuentren sus datos personales, utilizando cualquier medio que permita acreditar el envío y la recogida de su solicitud para el ejercicio de sus derechos, acompañando copia de su D.N.I. e indicando el fichero o ficheros a consultar.

Plazos
Si en el plazo de un mes desde la recepción de la solicitud de derecho de no tenemos noticias del responsable o titular del fichero, podemos reclamar a la Agencia Española de Protección de Datos adjuntando una copia de la solicitud cursada y de la contestación recibida (si existiera), para que ésta a su vez se dirija al responsable del fichero para que aclare la situación.

RELACIONADO  Cómo aplicar el GDPR para una empresa SaaS

Límites al derecho de acceso
La Ley también protege a los titulares de ficheros:

-Sólo se podrán solicitar nuestros datos personales en posesión del titular del fichero, no los de terceros;

El derecho de acceso no puede ser ejercitado en intervalos inferiores a 12 meses, salvo que se acredite un interés legitimo.

Por tanto, si ya lo hemos solicitado hace menos de 12 meses, el titular del fichero podrá alegar que ya lo hizo y que no han pasado 12 meses desde la última vez que ejercimos ese derecho, para negarse a cursar de nuevo nuestra solicitud.

Fuente:
Elaboración propia, LOPD y
Web de la Agencia Española de Protección de Datos (https://www.agpd.es)

*Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD).

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en un montón de sitios y me gusta leer y montar en moto.Tras trabajar ocho años en la más grande de las asociaciones de consumidores de nuestro país, decidí montar y financiar de mi bolsillo Consumoteca.com en 2009 para ayudar a conseguir gente más informada a la que no timen las empresas.Consumoteca, con cuatro mil contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad y quiero contribuir con mis conocimientos tanto en derecho del consumo como en Internet, diseño y usabilidad web a una sociedad más informada y a que las empresas nos respeten más como consumidores y usuarios.Lo que me gusta de este proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com

Deja un comentario

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close