¿Interesa la extensión de garantía de los electrodomésticos?

¿Interesa la extensión de garantía de los electrodomésticos?

Los electrodomésticos en el hogar o la oficina, ya sean los de gama blanca (generalmente en la cocina) o marrón (electrónica y multimedia), nos hacen la vida mucho más fácil y cómoda, evitándonos el esfuerzo físico de hacer tareas tan poco agradables como la colada, la vajilla o ver la televisión en el sofá). Al comprarlos nuevos en cualquier tienda física u online, el fabricante y el distribuidor (el comercio que nos los vende), responden por ley de la garantía legal.

La garantía legal es la obligación que tienen el vendedor y el fabricante de un bien duradero de asegurar durante un tiempo determinado su buen estado y las condiciones de uso y funcionamiento del mismo, de modo que sirva para el fin al que se destina y por el cual se pagó un precio. Durante el plazo de dos años de validez de la garantía legal desde que compramos la cosa, la ley protege al consumidor frente al mal funcionamiento que puedan sufrir los productos comprados, cuyo origen sea un defecto de fabricación (ojo, defecto interno de funcionamiento, no temas estéticos salvo que afecten a la funcionalidad del apartado). Es decir, el fabricante y el distribuidor responden de la falta de conformidad de la cosa vendida.

Garantía comercial

La garantía comercial adicional es cualquier garantía ofrecida de manera adicional a un producto una vez terminados los dos años de la garantía comercial. A esta garantía adicional se la conoce también como extensión de garantía o extra-garantía y suele cubrir con la reparación o sustitución por un aparato nuevo, la posibilidad de que, durante su vigencia, se nos estropee, nos roben o sufra daños interiores el aparato en cuestión.

Las principales características de la extra-garantía son:

 Se trata de una garantía adicional a la garantía legal;

 Es ofrecida por el vendedor de la cosa (normalmente a través de una compañía de seguros especializada en este tema) y no por el fabricante;

 Se suele ofrecer una duración de 12 meses o de 36 meses, una vez terminados los 2 años de garantía legal, pero no te dejes engañar por la publicidad. La garantía legal son los dos primeros años, y no cuesta nada, va incluida en el precio que pagas por una cosa nueva, y hace que el fabricante o vendedor respondan de su falta de conformidad durante este plazo:

extra-garantia-worten

 Comienza a computar en el momento en el que transcurren los dos años de vigencia de la garantía legal;

 Se suele ofrecer el mismo día de la venta de la cosa nueva, que es cuando está  nueva y no hace falta ningún perito para evaluar el estado de la cosa comprada. Es decir, que para que sea válida y nos cubra, la fecha de adquisición de la extensión de garantía deberá, en muchos casos, ser idéntica a la de la compra del bien asegurado, aunque en el caso de Decathlon, por ejemplo, se permite contratar online la extra-garantía del material de fitness hasta 59 días tras la compra.

RELACIONADO  Las arras confirmatorias, penitenciales y penales en Derecho

 Suele ser de bajo importe (en importes de compra altos, no así en aparatos baratos donde puede llegar a suponer desembolsar un 20% adicional), ya que se calcula en función del valor de la cosa nueva y por tramos. Por ejemplo, en el caso de la Superprotección de Alcampo, este es el coste para los electrodomésticos de gama blanca:

extension-garantia-alcampo-oney

 La cantidad máxima a cubrir por la aseguradora en caso de siniestro (ya sea por las posibles reparaciones a efectuar o la sustitución) será el valor original del bien que conste en el ticket de compra (incluido IVA, pero excluyendo gastos asociados a la compra tales como transporte, montaje, etc.). Se procederá a la entrega de un producto nuevo cuando el importe de la reparación sea superior al precio de adquisición del bien.

 En algunos casos de importe menor del artículo, los seguros ofrecen la sustitución directa del bien estropeado. Es el caso de Worten para artículos de PVP menor a 50€.

La Ley de Comercio dice en su artículo 12 que:

Los productos puestos a la venta se podrán ofrecer acompañados de una garantía comercial que obligará a la persona que la ofrezca en las condiciones establecidas en el documento de garantía y en la correspondiente publicidad. La garantía comercial adicional ofrecida por el vendedor deberá en todo caso recoger las obligaciones que, en materia de garantías de bienes de consumo, vengan impuestas por Ley.

Qué cubre y qué no cubre la extensión de garantía de los electrodomésticos

La extensión de garantía de los electrodomésticos suele cubrir (leer la letra pequeña de cada contrato):

 Las averías internas (ojo, internas solo) que puedan tener los electrodomésticos incluidos en la póliza de seguros, durante el tiempo contratado (suele ser de entre 12 y 24 meses).

 Si se da este caso, tendremos que ponernos en contacto con la aseguradora y exigir la reparación o sustitución del aparato por uno nuevo de iguales prestaciones.

 El robo de los electrodomésticos. Esta cobertura es especialmente interesante en el caso de smartphones y tabletas, aunque conviene reflexionar si no nos puede interesar más en estos casos un seguro para móviles, o simplemente nada, vista la obsolescencia y rapidez con que los usuarios renovamos nuestros terminales móviles inteligentes.

RELACIONADO  Derechos de las personas con discapacidad en Andalucía

La extensión de garantía no suele cubrir (leer la letra pequeña de cada contrato):

 Siniestros donde la fecha de adquisición de la extensión de garantía no sea idéntica a la de la compra del equipo asegurado (que además se tendrá que demostrar el día en que se compró mediante factura o recibo);

 Siniestros por causa de fuerza mayor, catástrofes naturales, guerra civil o extranjera, rebelión o confiscación por parte de las autoridades, etc;

 Las averías y daños estéticos del aparato, o las externas (carcasa, cristales, rayas, etc.) o en sus accesorios y complementos (cables, mandos a distancia, adaptadores, baterías y cargadores de baterías en general);

 Los daños que se produzcan durante la vigencia de la garantía legal (dos años desde la compra) o una vez acabada la extensión de garantía;

 Los daños que se produzcan si el fabricante ofrecía una extensión de garantía (adicional), una vez terminados los dos años de garantía legal;

 Los daños o robos producidos por negligencia, mala fe, imprudencia o uso inadecuado por parte del consumidor, si se pueden demostrar;

 Los daños producidos por manipulación indebida o no autorizada de la cosa asegurada, por virus informáticos, etc.

Cuatro consejos

Ojo porque normalmente el contrato finaliza (así se suele redactar en los contratos de seguros de extensión de garantía), en caso de aceptación de un siniestro. Una vez reparado el aparato o sustituido, ya no hay contrato ni cobertura.

Es muy importante fijarse en el contrato de extensión de garantía que nos ofrezca el vendedor, la letra pequeña que deberemos firmar (no olvides que se trata de un contrato de seguro), y en particular preguntar y comprobar si se incluye además de las piezas, la mano obra y el transporte de la cosa o el desplazamiento a domicilio de un servicio de asistencia técnica en caso de tener un siniestro cubierto por la extra-garantía.

Guardar la factura de compra original del electrodoméstico (o recibo sellado por el vendedor) junto con el contrato de extensión de garantía, ya que, en caso de siniestro, tendremos que demostrar cuándo entró en vigor la póliza, que se contrató y pagó ésta, y que estamos en fechas.

Conviene preguntar qué pasa si vendemos el bien objeto de extensión de garantía. En algunos casos como el de aparatos de fitness de Decathlon, el comprador sólo se subrogará si el vendedor (el consumidor tomador del seguro), comunica al adquirente la existencia de la póliza y a la aseguradora la transmisión en 15 días laborales a partir de la fecha de la compraventa, bajo pena de caducidad del derecho a garantía en caso de modificación del riesgo.

RELACIONADO  Qué hacer en caso de fallecimiento de un ser querido

¿Interesan o no?

En general, los seguros cubren la posibilidad de que sucedan contingencias, que son cosas que no habíamos previsto y que pueden pasar. A priori, a los consumidores no nos gusta pagar de más cuando compramos algo y no hay un seguro obligatorio de por medio, especialmente en el sur de Europa, donde tenemos una mentalidad menos previsora. Si eres de los que les gusta tener todo en regla, previsto, cubierto y sobre seguro, una extensión de garantía es interesante. También si las cosas a cubrir van a tener un uso “riesgoso” o con posibilidad de robo (uso intenso, en muchas manos o en manos poco cuidadosas) o son de alto valor en caso de reposición.

Si, por el contrario, el bien que vas a comprar, devendrá obsoleto rápidamente (tendrá un bajo valor en dos años) y/o será sustituido por otros más avanzados, o te gusta cambiar a menudo de electrodomésticos, no te interesará tanto pagar los euros adicionales de la extensión de garantía. En importes bajos el coste de la extra-garantía puede suponer desembolsar hasta un 20% adicional.

Empresas de extensiones de garantía de electrodomésticos

Las empresas que ofrecen extra garantías son aseguradoras especializadas que llegan a acuerdos con las grandes compañías de distribución físicas (El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo, Worten, Eroski, etc.) u online (las de los anteriores y los “pure players” como PcComponentes) a cambio de una comisión al comercio por cada póliza vendida.

 Alcampo trabaja con Oney Insurance (PCC) Limited, sociedad aseguradora maltesa con CIF N0461415B y domicilio en 19/13 Vincenti Buildings, Strait Street, Valletta, VLT 1432, Malta, a través del mediador de segurosOney Servicios Financieros, E.F.C, S.A.U. Operador de Banca seguros Vinculado, con domicilio social en Madrid, calle Via de los Poblados, 1, Edificio A, Planta 2ª, Parque Empresarial Alvento, CP 28033 y provista de CIF A-83113324.

 PcComponentes trabaja con Helpdesk SLU, (el Garante), bajo la denominación de marca SUPPORTER, domiciliada en Tres Cantos, (Madrid), Ronda de Poniente 2, provista del C.I.F. B-62171434.

 Decathlon ofrece extra-garantía en sus aparatos de fitness Domnyos. Trabaja con la aseguradora AIG Europe Limited, provista de CIF nº W-8262878-E y domiciliada en el Pº de la Castellana, 216, 28046 Madrid, a través del mediador, OGEA SAS, provista de CIF nº 501 766 992 – domiciliada en 4 boulevard de Mons, 59650 Villeneuve d’Asq – Francia. (“Decathlon Seguros Deportivos).

Consumoteca

Consumoteca es una web con contenidos prácticos clasificados por temática para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. Te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Cerrar Menú