El timo de las cartas nigerianas a juicio

El timo de las cartas nigerianas a juicio

El Tribunal Supremo acaba de poner punto y final al timo de las cartas nigerianas al rechazar los recursos que presentaron 30 condenados a prisión por este timo. Con esta sentencia del Supremo confirma el anterior fallo de la Audiencia Provincial de Madrid de junio de 2016 que dejó probada la existencia de una organización dedicada a la estafa, haciendo creer a los afectados que habían ganado un premio de lotería para cuyo cobro debían aportar previamente diferentes cantidades de dinero que perdieron.

Las cartas nigerianas

El timo de las cartas nigerianas, personalmente lo conozco desde que trabajaba en la OCU, allá por los años 90s y ha tenido múltiples fondo pero la forma siempre era la misma. Se les conoce como “nigerianas” porque en aquellos años, los remitentes se hacían pasar por ciudadanos de Nigeria o de otros países africanos.

La mecánica era siempre similar. Recibías una carta en papel o más tarde un email en tu correo electrónico, en inglés o en un castellano incorrecto de un supuesto beneficiario de una gran oportunidad de negocio o de un funcionario adscrito a una gran exploración de petróleo que, a punto de jubilarse, requería una cuenta corriente en España a la que “hacer llegar” millones de dólares de los cuales obtendrías una parte como compensación por tu ayuda. En otros casos, te escribía el supuesto “abogado”, un familiar o un amigo cercano de un miembro del Gobierno o de un importante hombre de negocios que había perdido la vida en un accidente o durante una revuelta política y que tenía una fortuna que necesitaba sacar del país con tu inestimable ayuda.

En este ejemplo visual te escribían para decirte que habías ganado un premio en lotería primitiva internacional (gran invención), de 515.000 euros. Para poder cobrar ese dinero tenías que ingresar primero los impuestos relativos a esa cantidad en una cuenta que te facilitaban.

Cartas Nigeriana ejemplo

La siguiente fase del fraude consistía en convencerte de que la transferencia de dinero a tu cuenta estaba en proceso mediante documentos aparentemente oficiales, al igual que cartas y movimientos bancarios falsos. También te enviaban faxes y llamadas de teléfono para conseguir toda la información personal que fuera posible.

RELACIONADO  Modelo de querella por violencia de género

Obtenida tu confianza, te pedían que hicieras una transferencia para probar que eras tú el propietario y poder pagarte tus favores y ahí es donde todo terminaba. Te habían “sisado” dinero desde el extranjero y no tenías forma de denunciar a nadie ni traza de por dónde empezar: sólo la dirección de correo electrónico en el extranjero desde la que se inició la estafa.

Sentencia del Supremo

La Sala de Tribunal Supremo ha rechazado los recursos de los condenados que se basaban en violación del secreto de las comunicaciones postales de los denunciados e idefensión por no contar con intérpretes los condenados. Dice el TS sobre la vulneración del derecho al secreto de las comunicaciones postales, que “no es el caso” y destaca que la pretensión de la investigación es realizarla “a partir de conocer los destinatarios, los números de teléfono empleados y las ubicaciones de los titulares de los teléfonos”.

Por otra parte, asegura que “hubo control judicial” de la correspondencia que se abrió, en la forma descrita en la ley de enjuiciamiento criminal “con la presencia de la acusación, el juez de instrucción y el fedatario público que documentó el acto”.

La Sala entiende también que queda demostrado que hay una asociación formada, estructurada y dirigida para “cometer el delito de estafa y el instrumental de falsedad”. “La necesidad de la asociación deviene por la rapidez con la que se deshacen de teléfonos para impedir su localización”, añaden.

Sobre la alegación de “indefensión consistente en que a la diligencia no asistió un intérprete de inglés, idioma de los recurrentes”, el Supremo señala que “ni hubo declaraciones, ni se practicó interrogatorio que hiciera exigible la presencia de un letrado para asistir en esa declaración personal”.

En la sentencia se recuerda que además de los 80 demandantes, “son muchos” los perjudicados por la estafa que no han llegado a personarse o, incluso, a denunciar los hechos, por el hecho de que se enviaron más de un millón de cartas.

RELACIONADO  Empresa condenada por meter a una mujer en un fichero de morosos

Sentencia impugnada de la AN

En la sentencia previa de la Audiencia Nacional, se condenaba a 24 personas a 11 años de prisión por delitos de estafa, falsedad documental en concurso medial y asociación ilícita. Además se condenaba a tres personas a dos años y cuatro meses como responsables de un delito de falsedad documental en concurso medial con un delito de conspiración para cometer un delito de estafa y a dos acusados a tres años de prisión por un delito de falsedad documental en concurso medial con un delito de estafa y por último a otra persona a cinco años de cárcel por los delitos de asociación ilícita y un delito continuado de falsedad documental en concurso medial con un delito continuado de estafa. Además, se absolvía a siete personas de los delitos de los que estaban acusados. Todos los condenados debían devolver las cantidades sustraídas a los afectados de esta estafa organizada.

Un timo más en la lista

Esta estafa de las cartas nigerianas tiene otras formas. La más burda es la del alquiler de pisos falsos que no te pertenecen, por parte de desaprensivos que se hacen pasar por los propietarios de un piso en alquiler cuyas fotos han “secuestrado” de una web de pisos. Si quieres alquilar tienes que pagar una señal y ahí te la han clavado. Cuando te presentar en la playa el día del inicio de las vacaciones no hay contacto, ni entrega de llaves, ni piso, ni señal. Te la han clavado.

También, hace poco escribíamos sobre los 8.000 afectados en la estafa piramidal de los GPS (Operación Bateo). Miles de pequeños inversores adelantaron cantidades pequeñas de dinero online con la promesa de conseguir aparatos GPS geolocalizadores, que posteriormente se alquilarían a terceros. De esta forma, obtendrían beneficios proporcionales a la cantidad de dinero invertida, incrementándose en función al número de personas que invirtiesen en el supuesto “negocio”. Los responsables de esta estafa iniciaron los hechos en Brasil extendiéndose posteriormente a Europa y el resto del mundo, “mutando” de países y empresas conforme la pirámide iba ampliándose.

RELACIONADO  Asistencia a las víctimas de delitos en la Comunidad Valenciana

También el canal online es muy propenso a estos timos en las ventas de cosas en portales de compraventa de coches y motos, o en los de segunda mano como Vibbo y Wallapop. Alguien dice tener una cosa a un precio interesante. Te exige el pago por adelantado y tú vas y picas.

Consejos para que no te estafen a ti

Para evitarte un susto de estos y la sensación de que eres el más “tonto” del lugar, desde Consumoteca te hacemos estas recomendaciones:

  • Nunca contestes a este tipo de correos electrónicos. Tu correo lo han obtenido mediante técnicas de spam y realmente eres una víctima del azar o de una base de datos de spam donde figuran tus datos personales;
  • Nunca facilites datos bancarios ni personales a una persona desconocida.
  • Si estás comprando a distancia, no adelantes nada hasta que recibas la cosa o la puedas ver u obtengas pruebas de que la otra parte es su legítimo propietario. Por ejemplo, si se trata de un alquiler vacacional, pide pruebas, consulta opiniones de otros usuarios y pide se te demuestre la escritura de propiedad de la vivienda en alquiler donde figurará el propietario.

Y si ya has contactado con ellos o has adelantado cantidad

¿Tienes coche? Lee esto

Consumoteca te presenta la guía definitiva para la compra o reparación de tu coche con garantías

Este libro repasa y soluciona 53 situaciones problemáticas cuando compras un coche nuevo, un coche de ocasión a un particular o un compraventa y cuando lo llevas a reparar a un taller. 225 páginas para que puedas decir ¡Jo, qué coche! Disponible en Amazon pastas blandas o Kindle.

  • 225 páginas
  • 53 casos reales de tribunales
  • Pastas blandas / Kindle
  • Guarda todos los documentos recibido y haz una relación cronológica de todo lo sucedido
  • Contacta con la Policía y denuncia lo sucedido aportándoles toda tu documentación de forma ordenada.

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en un montón de sitios y me gusta leer y montar en moto.Tras trabajar ocho años en la más grande de las asociaciones de consumidores de nuestro país, decidí montar y financiar de mi bolsillo Consumoteca.com en 2009 para ayudar a conseguir gente más informada a la que no timen las empresas.Consumoteca, con cuatro mil contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad y quiero contribuir con mis conocimientos tanto en derecho del consumo como en Internet y comercio electrónico a una sociedad más informada y a que las empresas nos respeten más como consumidores y usuarios.Lo que me gusta de este proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close