Cómo funcionan los lavaderos de perros

Cómo funcionan los lavaderos de perros

Tener un perro, especialmente en la ciudad, es todo un reto diario. Hogares pequeños donde convivir con el resto de la familia, poco tiempo para estar con el animal, varios paseos al día alrededor de la manzana, la recogida de las necesidades en la bolsita negra, la necesidad de ejercicio físico, la educación de modales, la dieta saludable, los cuidados veterinarios y vacunados y finalmente, los cuidados higiénico-estéticos. En fin, una responsabilidad.

En relación con los cuidados del perro, los últimos años están proliferando las franquicias y servicios de autolavado o lavaderos de perros (y mascotas) como oportunidad de negocio para el franquiciado (muchos de ellos se autogestionan en lugares de tránsito como las gasolineras o los centros comerciales) y como un servicio práctico y relativamente barato de mantener limpio a nuestro perro durante unos días.

Qué son los lavaderos de perros

Los lavaderos de perros son dispositivos muy parecidos en su funcionamiento a los lavaderos de coches en autoservicio, donde el propietario introduce monedas en la máquina y dispone de un tiempo determinado para completar un ciclo de lavado completo a discreción (lavado, champú, suavizante, abrillantado y secado). En el mercado hay dos tipos de lavaderos de perros:

 Por un lado tenemos los lavaderos que son directamente cabinas de acero inoxidable donde se introduce al perro, se cierra el compartimento de forma estanca (aunque ventilada), y es la propia maquinaria la que se encarga de hacer todo el proceso de lavado mediante agua pulverizada, enjabonado, aclarado y secado del animal sin la intervención del dueño (que no se manchará por no entrar en contacto con el animal hasta que salga seco de la cabina).

lavadero-perros-lavakan

 Por otro, tenemos los lavaderos de perros compuestos por una instalación cerrada de forma rectangular con un perímetro vallado (con madera, metal o incluso cristal) y una bañera. El vallado permite acceder con uno o varios perros a través de una puerta, y cerrar el habitáculo para que los perros que no estén siendo atendidos no se nos escapen. Algunos de estos lavaderos son al aire libre y otros están techados y cerrados, con la posibilidad de airearse por medio de ventanas.

RELACIONADO  Normativa sobre animales

lavado-de-perros-hidrocanin

Dentro de este habitáculo, en alto, a media altura, hay una plataforma de acero inoxidable (la bañera), donde podremos subir a nuestro perro, junto a una máquina similar a las de los lavaderos de coches. El lado de la máquina que da a la bañera tiene una ducha extraíble para aplicar el agua, el champú y el suavizante y también suelen tener otro tubo secador. La parte frontal de la máquina frente al usuario tiene un mecanismo para insertar monedas y permite elegir entre varios programas de lavado.

Al igual que los autolavados para coches, el coste depende de cada usuario y del tamaño y volumen de pelo del perro. Un lavado normal suele rondar los 3 euros dando tiempo a unos 45 segundos de agua para lavar el perro, unos 10 minutos en total de agua cálida jabonosa, y suficiente agua para el aclarado. En la parte del secado, algunos usuarios se quejan de que hay que echar más monedas para dar tiempo al secado total.

Cómo funcionan los lavaderos de perros

En las bañeras tipo cabina se cierra la puerta y el animal queda dentro. Se inicia el programa y la máquina se encarga de todo.

Por su parte, en las bañeras abiertas, se introduce al perro en la bandeja, se cierra el portón, y para mayor seguridad, se puede atar a la mascota con los dispositivos existentes o dejarla suelta (los expertos aseguran que los perros se relajan con el baño, salvo que sean nerviosos).

Acto seguido se introduce el importe necesario por la ranura para hacer un lavado y se usa en el selector los programas igual que para un coche. El coste varía pero suele arrancar en unos 2 € para un lapso de tiempo de unos 4 minutos. Se toma la ducha, se selecciona un chorro de masaje accionando la “alcachofa” (suelen ofrecer varias modalidades). Inicialmente una mezcla de agua con champú y con las manos iremos masajeando el pelaje del animal y deshaciendo el barro y suciedad que pueda tener, con las manos.

lavado-de-perros-hidrocanin2

Una vez enjabonado y frotado el pelaje se pasa al aclarado, luego al desparasitado y después se dejará la ducha y, si necesario, se introducirá otra moneda para utilizar el secador de pelo que lanzará un potente chorro de aire caliente.

RELACIONADO  Murcia extiende a todos los comercios la obligación de disponer de hojas de reclamaciones

Todos los lavaderos disponen, justo al terminar el programa de lavado y estar el perro ya de vuelta en el suelo, limpio y seco, de un botón para iniciar el desinfectado de la cabina (cuando no lo hacen automáticamente ellos solos). Durante unos segundos, la bandeja de acero inoxidable sufrirá un barrido pulverizado horizontal de agua y agentes desinfectantes para asegurarse de que el siguiente can puede entrar en perfectas condiciones de uso. Un filtro de agua es el encargado de recoger las impurezas resultantes del proceso, evitando que se viertan residuos no deseados en el medio ambiente.

Generalmente, para ahorrar recursos y no contaminar demasiado, los lavaderos de mascotas se sirven de la recirculación de agua para obtener un ahorro del 50% respecto a los procesos tradicionales, utilizan procesos de secado de bajo consumo eléctrico y utilizan productos de higiene biodegradables para evitar la eutrofización de los ríos.

Consejos de uso

Si es la primera vez que usas un lavadero de perros, ve con tiempo y sigue estos consejos para disfrutar al máximo y hacer más agradable este momento perruno:

 Elige bien el lavadero canino ya que los hay en autoservicio y dentro de estos los al aire libre y los cubiertos, y también, en algunas tiendas de animales y clínicas veterinarias hay lavaderos donde te pueden prestar el servicio ellos mismos (ojo al precio en este caso) por si no te apetece “mojarte” por tu perro;

 Si optas por un lavadero de monedas, lleva monedas sueltas ya que la mayoría de los lavaderos no están atendidos y puede que no haya cambio cerca;

 Si el perro es nervioso o lo está en esa primera ocasión, la bañera dispone de un sistema para atar al perro y que no se revuelva mucho, aunque los usuarios coinciden en que, en general, los perros suelen ser muy agradecidos ante un lavado relajante con agua calentita;

 Observa la temperatura a la que sale el agua del lavado inicial y el agua mezclada con champú, ya que, aunque los lavaderos de mascotas anuncian que idealmente estará a 28 grados, podría no ser así por no estar operativo el calentador en ese momento;

 Muchos usuarios son prevenidos y llevan el champú consigo. Con esto evitan consumir demasiado tiempo y dinero en la fase de lavado del perro y se guardan tiempo para el aclarado y secado;

RELACIONADO  Nueva tarjeta de estacionamiento para vehículos para PMRs en Valencia

 Si el perro es grande y/o peludo, muchos usuarios recomiendan llevar consigo una toalla para quitar el agua que se pueda antes del secado de pago, incluso terminando de secar al animal una vez en casa.

 Si la máquina no funciona, se traga nuestro dinero u ocurre algún tipo de incidencia, por ley, la máquina debe estar señalizada con los datos de contacto del fabricante o de su propietario, quien deberá disponer de un telefóno de contacto, como cualquier máquina de vending.

 Los lavaderos de perros están sometidos a la normativa de consumo en materia de hojas de reclamaciones, así que podrás solicitar una a posteriori para tramitar la misma.

Dónde encontrar lavaderos de perros

En España, al tratarse de franquicias, puedes encontrar autolavados caninos en muchos sitios pero quizás el lugar más frecuente por lo que tienen en común con los autolavados, es junto a lavaderos de coches aislados o en gasolineras. Te enumeramos algunos lugares: gasolineras, tiendas de animales, centros comerciales, clínicas veterinarias etc.

Montar un lavadero de perros

Si quieres montar un lavadero de perros com negocio en España se anuncian las siguientes franquicias o vendedores de máquinas:

 Hidrocanin (http://hidrocanin.es): anuncian en su web ser los líderes en España y disponer desde 2009 de máquinas a disposición de empresarios, amantes de los animales o de inversores, desde unos 10.000 euros por máquina y ofrecen un servicio de instalación, mantenimiento, venta de materiales y gastos de marketing. Este modelo es más una franquicia.

Dirección y contacto:

Hidrocanin Self Cleaning Technology S.L.
Plaza Parma 21
41089 Sevilla (España)

CIF: B90152802
Email: [email protected]

 Lavakan (www.lavakan.es): anuncian en su web ser, desde 1999 los inventores de la primera cabina-spa de hidromasaje para mascotas (pensada igual que los spas de las personas). “Nuestras cabinas consiguen cuidar y proteger su piel mucho mejor que con cualquier otro sistema del mercado, tratar enfermedades dermatológicas, mejorar su salud y bienestar”. 

Dirección:

Shower-Dog, S.L.
Artesans, 64
43800 Valls (Tarragona)
España

Email: [email protected]

Consumoteca

Consumoteca es una web con contenidos prácticos clasificados por temática para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. Te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Cerrar Menú