Consejos antes de comprar un lector de libros electrónicos

Un “lector de libros electrónicos (“e-Reader” en inglés), es un dispositivo electrónico portátil que permite visualizar libros electrónicos en su pantalla. Al estar dotados de un sistema de memoria similar al de los ordenadores personales, los lectores de libros electrónicos pueden almacenar cientos de libros electrónicos que podemos llevar con nosotros, en el mismo espacio que el de un libro tradicional fabricado en papel.

También puedes leer las entradas, A qué cosas prestar atención al comprar un lector de libros electrónicos, y Tipos de lectores de libros electrónicos en el mercado.

Antes de comprar un lector de libros electrónicos debes fijarte en:

1.-Tecnología incipiente
Los lectores de libros electrónicos son una tecnología en pleno desarrollo con precios aún elevados y mejoras constantes con lo cual, salvo que seas un “early adopter”, conviene esperar a que su oferta aumente y su precio baje.

2.-Contenidos incipientes
Del mismo modo, el número de e-books y contenidos para lectores de e-books en castellano es aún pequeño por el temor de los sectores editoriales a un cambio tecnológico similar al habido en la música digital.

Hasta el momento sólo podrás acceder a grandes librerías electrónicas de libros con derechos de autor vencidos, que son los que no plantean ninguna discusión, aunque no los últimos, claro.

3.-Características tecnológicas a tener en cuenta
Conviene tener en cuenta el tamaño de pantalla, su resolución, su peso, la autonomía de su batería, la memoria interna, los extras (teclado, conexión Wifi, reproductor de MP3, etc.), las salidas para auriculares y puertos USB y, por supuesto, los formatos de ficheros que leen.

RELACIONADO  e-Reader

 Como no todos los lectores hacen de todo, tendrás que decantarte por el que mejor encaje en tu visión de lo que un lector debe ofrecer.

4.-Compra en España o UE
Si compras un lector de libros electrónicos en España o en un país de la Unión Europea en una tienda física exige un tique de compra y la garantía de dos años.

5.-Compra online
Si la compra es online, ten en cuenta que en las tiendas con establecimiento en la Unión Europea dispones de un período de al menos 7 días desde que recibas el artículo para devolverlo sin tener que alegar nada (derecho de desistimiento). Para ello, utiliza el formulario de devolución que debe venir incluido con la documentación del producto.

 Ahora bien, si optas por la devolución has de hacerlo en exactamente las mismas condiciones en las que se te entregó nuevo (embalaje exterior e interior, accesorios, instrucciones, etc.) y sólo te devolverán el importe de la compra (sin los gastos de envío).

 Si la compra es otro país extranjero te tendrás que plegar a la política de devoluciones de la tienda online en cuestión.

6.-No compres un lector de segunda mano salvo que tengas garantías de la antigüedad efectiva del aparato (que no puede ser mucha, por otra parte).

 Revisa en ese caso el estado general del aparato, haz una prueba de funcionamiento, y pacta una garantía de al menos seis meses con el vendedor, ya que una vez en marcha podrás tener sorpresas.

7.-Garantía legal y comercial
La garantía legal de estos artículos en los países de la Unión Europea es de dos años, con independencia de la garantía comercial adicional que el fabricante quiera ofrecer.

RELACIONADO  A qué cosas prestar atención al comprar un lector de libros electrónicos

 Si tu aparato se estropea deberás disponer de un servicio de asistencia técnica para poder arreglarlo. Si la avería es durante los seis primeros meses corresponderá al fabricante demostrar que el aparato estaba en perfecto estado en la entrega y que el consumidor ha hecho un mal uso del mismo que ha llevado a su avería. Si la avería es posterior al sexto mes y hasta le mes 24, es el consumidor quien debe argumentar y demostrar un uso correcto del aparato.

8.-Cómo reclamar
Si has comprado tu lector de libros electrónicos en España puedes recurrir a los Servicios de consumo de tu Comunidad autónoma o Ayuntamiento o a las asociaciones de consumidores para que medien con el fabricante o el distribuidor.

 Si la compra fue a una tienda de un país de la Unión Europea lo tienes un poco más difícil, pero puedes recurrir al Centro Europeo del Consumidor, que atenderá tu reclamación e intentará mediar con el comercio del otro país.

 Si la compra fue a un país tercero, lo tienes aún más difícil.

-Entra en contacto con la tienda (física u online) y exígeles una solución. Aunque no será fácil ya que te citarán a resolver el problema ante un organismo mediador de consumo de ese país con el que tendrás que contactar o enviar el aparato estropeado para que lo periten, etc.

Al final valdrá más el collar que el perro.

Eva María

Licenciada en Derecho y Postgrado en traducción. Soy una profesional por cuenta propia que se dedica a la traducción de documentación y al mantenimiento de sitios web, en particular mantengo el sitio www.consumoteca.com.Colaboro con Consumoteca porque creo en este proyecto y creo que hacía falta ordenar la información de ayuda a la compra y presentarla de una forma amigable, en una web bien diseñada. Animando a la gente a que se exprese se está dando un gran paso adelante en la emancipación de los consumidores españoles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close